En el combate a la corrupción, hay una deuda social, admite Macedo

viernes, 8 de noviembre de 2002
México, D F- Porque de la corrupción de benefician unos pocos y se perjudica a todos, México “no será más un paraíso de delincuentes y corruptos”, estableció el procurador general de la República, Rafael Macedo de la Concha, al admitir que sigue habiendo una “deuda social” con los mexicanos en el combate a dicho flagelo En opinión del funcionario, “lamentablemente” no se han alcanzado los objetivos planteados para abatir las corruptelas que se dan al interior de las instituciones del gobierno y la sociedad, a pesar de que se trata de un problema de seguridad nacional Durante su participación en el Primer Seminario Internacional contra la Corrupción, celebrado en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, Macedo de la Concha criticó a los corruptos que como parte de un “resentimiento o revancha política” no pierden oportunidad para descalificar la actuación de la dependencia a su cargo, la cual, dijo, está apegada a la legalidad Negó que la sola alternancia en el poder sea suficiente para erradicar el flagelo en cuestión, una tarea ardua y difícil en la que deben intervenir todos los niveles, gobierno y sociedad Advirtió que dejar de actuar o dejar de hacer algo al respecto daría pie a una crisis de carácter social, que irremediablemente llevaría al desencanto y a la frustración de la ciudadanía que reclama honestidad y transparencia de sus gobernantes Macedo de la Concha recordó que si bien al asumir el cargo prometió entregar una PGR sana en un plazo de seis años, ese periodo se ha reducido a tres, según su diagnóstico Puntualizó que en la lucha contra la corrupción “no habrá leyes que puedan resurgir por coyuntura, por intereses de grupo ni resoluciones judiciales que respondan a venganzas personales” Finalmente, llamó a dejar de ver como conductas normales de algunos ciudadanos los actos de corrupción, por lo que consideró necesario crear una “cultura” de rechazo por parte de la misma sociedad 08/11/02

Comentarios