Un acierto, que Zedillo permitiera la inversión foránea en la banca: ABM

martes, 10 de diciembre de 2002
México, D F- El presidente de la Asociación de Banqueros de México, Othón Ruiz Montemayor, dijo que Carlos Salinas de Gortari tiene razón cuando afirma que hubiera sido ideal que la banca permaneciera en manos mexicanas, pero que también Ernesto Zedillo tomó la decisión correcta de permitir la inversión extranjera para evitar la debilidad de las instituciones de crédito “Todos compartimos el punto de vista de Salinas de Gortari Yo pienso que el que los bancos se hubieran mantenido propiedad de mexicanos nos daría un mayor sentido de pertenencia, etcétera Sin embargo, hay que reconocer que las circunstancias cambiaron de manera importante de cuando él entregó la presidencia de la República a cuando se fueron dando esas inversiones de grupos financieros muy importantes en la banca mexicana”, indicó Al final del día, dijo, “el planteamiento que se dio de facto fue que o aceptábamos que viniera capital del extranjero a reforzar al sistema de pagos del país o tendríamos un sistema de pagos sumamente vulnerable y muy débil, ya que no había capital mexicano suficiente y/o dispuesto a invertir en el sistema financiero y de pagos del país” En la comida de fin de año con los reporteros de la fuente, el banquero señaló que ante la disyuntiva que la realidad planteó, “la decisión del gobierno de Ernesto Zedillo fue la correcta No daba lugar a idealizar la decisión, sino hubo que tomar una decisión evidentemente pragmática Aquí se necesitaba un sistema financiero robusto y un sistema de pagos moderno y competitivo, y quién estaba dispuesto a entrarle a eso? Con la soberanía que tiene el país expresada en sus órganos de gobierno y en sus disposiciones normativas y regulatorias, pues se le dio entrada a quien quiso participar en esa actividad económica” Comentó que “el escenario que plantea Salinas de Gortari hubiera sido sin duda el ideal y ciertamente fue al que el aspiró con la arquitectura que le dio a la privatización de la banca Las circunstancias que se presentaron después, hicieron que ese escenario no fuera sostenible Y ante el cambio de circunstancias, la solución que le dio el expresidente Zedillo fue a su vez la adecuada” Mientras eso sucedió en México, continuó, se presentaban fenómenos similares en otros grupos financieros Es decir, precisó, el sector financiero en general ha estado expuesto a procesos de consolidación muy intensos Hemos presenciado transacciones entre grupos financieros de tamaño muy significativo en los Estados Unidos Ha un fenómenos de consolidación en el sector Cuando esa consolidación se hace internacional, continúo, pues definitivamente el país que está expuesto a eso, es mucho más sensible a ese fenómeno Pero el fenómeno ahí está Los grupos financieros en el mundo se están consolidando “En esas circunstancias, el que México sea tan afortunado, desde el punto de vista que tiene un clima de libertad y de certidumbre en su estado de Derecho para atraer capitales en exceso de 18 mil millones de dólares que han venido a invertirse en el sistema financiero mexicano, debe de ser también una muestra de distinción en un ambiente económico verdaderamente de incertidumbre, en donde se hace evidente la crisis de Argentina, en donde se cuestiona el futuro de la economía de un tamaño mucho más significativo como es Brasil, en donde vemos fenómenos de diferencias entre grupos en Venezuela, y esto transcurrió en los últimos 18 meses En ese periodo, México se ve favorecido por decisiones de grupos financieros internacionales, de gran envergadura, de venir acá” “Lo que plantea el expresidente Salinas es un escenario que seguramente él anticipó en su arquitectura de privatización, que hubiera sido muy deseable, pero que las circunstancias no nos permitieron continuar por ese camino Y que presentadas las circunstancias de un sistema financiero débil o un sistema financiero con inversión extranjera se optó por lo segundo y la opción fue la adecuada” Al hablar de los riesgos que tiene hoy la banca y el sistema financiero en general, dijo que primero deben fortalecerse los esquemas de gobernabilidad, los procesos de alcanzar consensos y que eso a su vez vaya conduciendo a modificaciones estructurales que permitan al país ir creciendo a un mayor índice de progreso “¿Cuál es la amenaza? Es que por razones de las elecciones en alguna medida se cuestionaran esos procesos de consensos, se radicalizaran posicione, se dejara de operar por los próximos seis meses desde el punto de vista de iniciativas y/o acuerdos con el Legislativo, se hicieran toda la operación del quehacer diario extraordinariamente sensible a la interpretación política de julio del 2003, y cayéramos en una parálisis fundamentalmente en algún tipo de desgaste que ocasionara que el país perdiera lo único que no tiene: el tiempo” Reiteró que “este país es abundante en todo, gracias a Dios, pero es muy escaso en tiempo” 10/12/02