Acto de distracción, la propuesta de Marcos a Baltasar Garzón

miércoles, 11 de diciembre de 2002
Tuxtla Gutiérrez, Chis (apro)- El responsable de la política interior de Chiapas, Emilio Zebadúa González, calificó el martes como un acto de “distracción” la propuesta del subcomandante Marcos, que abre la posibilidad de que el juez español Baltasar Garzón asesore y represente legalmente al EZLN ante las instancias internacionales competentes, para que recomienden al Estado mexicano el reconocimiento de los derechos y cultura de los indígenas del país Al término de la glosa del segundo informe de gobierno, Zebadúa sostuvo que “lo que es mejor para la causa indígena y las demandas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, es que la tensión siga centrada en lo que le es propio a los pueblos indios de México, y a las causas que motivaron el levantamiento zapatista” Ojalá que estos hechos que aparecen como “distractivos” de la problemática propia para Chiapas, no desvíen el rumbo que permitiría en un futuro restablecer el diálogo entre el gobierno federal y el EZLN, dijo sobre la propuesta para que una delegación de zapatistas y, en particular el subcomandante Marcos, visiten España y debatan con el juez de la Audiencia de aquel país, Baltasar Garzón “Esperemos que el tema central que dio origen al movimiento zapatista siga en el centro de la preocupación y la atención nacional Lo central para Chiapas es la atención a las demandas de los pueblos indios”, reiteró el secretario de Gobierno Cuestionado sobre su negativa a que las demandas del EZLN se debatan a nivel internacional, Zebadúa sostuvo que “el conflicto zapatista ya se ha internacionalizado desde su origen, y ha permitido que la sociedad civil mundial contribuya con su solidaridad y con sus ideas y propuestas a la solución a las demandas de los pueblos indios Pero insistimos que debe mantenerse como tema central el de los pueblos indios” Durante su comparecencia ante los legisladores locales, Zebadúa reiteró que el conflicto zapatista es “estrictamente de carácter federal”, y por ello dijo que para que las partes retornen a las mesas de diálogo, “el Congreso de la Unión debe asumir su responsabilidad histórica e impulsar una reforma adicional que tome en cuenta los argumentos expresados por los indígenas” 10/12/02