UNO MAS UNO: Licencia para extorsionar (Cuarta Parte)

sábado, 14 de diciembre de 2002
QUIEBRA FRAUDULENTA México, D F, (apro)-En el proceso de “quiebra fraudulenta”,dice Ernestina, autoridades laborales y haciendarias actúan en favor de Naim Libien, por lo que creen en la posibilidad de que las haya corrompido: “Resulta que en realidad no hay un proceso de quiebra, sino de conciliación para evitarla Ese señor compró la empresa en estado de conciliación Uno más uno no tiene por qué quebrar, pero creemos que se vendió el conciliador y posiblemente el juez que emitió la sentencia para iniciar el proceso de quiebra, pues quería terminar esto lo más pronto posible, cuando había un plazo de cinco meses Es un enorme fraude el que querían hacernos a los trabajadores” María Ernestina menciona que existe la agravante de que Naim Libien amenazó con mandar golpeadores del Estado de México para quitar el plantón que tienen los trabajadores afuera de Uno más uno “No lo dudamos –señala--, porque existe el antecedente de que entre sus propios familiares se mataron por posesiones Es un hombre realmente nefasto, sin escrúpulos, desalmado Trae siempre a cinco o seis escoltas, que parecen militares” Refiere que Manuel Alonso está muy molesto con Naim Libien, pues asegura que nunca acordaron desmantelar al periódico y perjudicar a los trabajadores, por lo que está pensando –le dijo— en revocar la venta del diario Reconoce que Alonso no pudo levantar el periódico porque “su proyecto político, en torno al triunfo de Francisco Labastida en la Presidencia de la República, falló Fracasó, por tanto, el proyecto económico, porque no llegó el dinero que esperaban” Ahora, con Naim Libien, “existen versiones no confirmadas de que el verdadero comprador de Uno más uno es el gobernador del Estado de México, Arturo Montiel, quien pretende ser el candidato del PRI a la Presidencia de la República”

Comentarios