UNO MAS UNO: Licencia para extorsionar (Tercera Parte)

sábado, 14 de diciembre de 2002
PLAGIO Y SAQUEO México, D F, (apro)- Naim Libien obligó a los trabajadores de Uno más Uno a irse a laborar en las instalaciones de La Tarde –“es de esos periódicos que le dicen centaveros”--, ubicadas en la colonia San Rafael, con el argumento de que el equipo de Uno más uno estaba muy obsoleto y él tenía talleres con tecnología de punta, además de 50 computadoras “nuevecitas” Libien Kaui cerró el edificio de Uno más uno y su personal de confianza lo custodia Cuenta Ernestina: “El 29 de noviembre llegamos a La Tarde 60 trabajadores y nos encontramos con una planta que era la tercera parte de la redacción de Uno más uno Alrededor de 20 personas se pudieron sentar y el resto permaneció de pie Las computadoras no estaban programadas para hacer el trabajo No teníamos acceso a ninguna agencia de información y de fotografía El señor asegura que tiene servicios especiales, pero en realidad baja las notas y las imágenes de las páginas de internet de El Universal, La Jornada o cualquier otro medio A la información le da la vuelta Es decir, vive del plagio y sus gastos son mínimos” Aun así, se pusieron a trabajar a partir de las 3:00 de la tarde y el resultado fue “una porquería de periódico, a las 7:30 de la mañana” Al mismo tiempo, Libien Kaui empezó a “desmantelar y saquear” las instalaciones de Uno más uno Se llevó equipos o los sustituyó por otros más viejos Así mismo, el pasado 1 de diciembre, su gente intentó llevarse en una camioneta del periódico varias cajas con documentos que contenían la cartera de cobranza, la cual suma alrededor de 7 millones de pesos, y los expedientes del personal Pero un grupo de trabajadores se los impidió y resguardó el vehículo El saqueo se hizo, señala Hernández, a pesar de que existe en la empresa un proceso de concurso mercantil, por lo que los bienes están inventariados y sellados, y no se debe sacar nada; y además está de por medio un emplazamiento a huelga para el 13 de diciembre, por lo que existe un embargo precautorio Por temor a que los fueran a acusar de abandono de empleo y no se les liquidara, el personal de redacción y de talleres se regresó a Editorial Uno, que formalmente es su patrón Al igual que el resto de sus compañeros, María Ernestina Hernández cree que la intención de Libien Kaui es quedarse con el puro cabezal de Uno más uno, y hacer condominios de casa habitación en las instalaciones del periódico Su proyecto es llegar a la quiebra y recontratar a unos cuantos, bajo condiciones miserables, dice

Comentarios