El campo, caldera social sin escape

martes, 17 de diciembre de 2002
A la par que enriquece a unas cuantas empresas agroindustriales, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte impulsa aún más el dramático éxodo de los campesinos hacia Estados Unidos Las tierras se abandonan, las escuelas se cierran, los pueblos se van quedando solos, con una circunstancia adicional: fuera de las zonas urbanas, México se convierte en un país habitado mayoritariamente por mujeres La apertura agropecuaria prevista por el TLCAN y aprobada por el Senado de la República ocasionará que, en los primeros meses de 2003, unos 5 millones de mexicanos abandonen el campo, luego de que en la actualidad son ya alrededor de 600 personas las que diariamente emigran a las ciudades mexicanas y a Estados Unidos, dejando en muchos casos sus tierras en manos de mujeres y ancianos En un estudio de la Comisión de Desarrollo Rural de la Cámara de Diputados y el Frente Democrático Campesino (FDC) se advierte también que, como resultado de la liberación arancelaria programada por el acuerdo comercial para el 1 de enero, la migración campesina acarreará, además, mayores problemas urbanos en el país Se trata del éxodo creciente que, en vísperas del inicio de la vigencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, auguró hace casi 10 años el investigador José Luis Calva, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, para quien ahora el problema del campo es una "caldera social sin escape" Al respecto, el presidente del Colegio de la Frontera Norte, Jorge Santibáñez Romellón, refiere que en julio último se rompió el récord mensual de fallecimientos de migrantes indocumentados (los muertos fueron 52) que buscan mejores condiciones de vida en Estados Unidos Si este ritmo continúa, dice, "estaríamos alcanzando la vergonzosa cifra de más de 600 muertes por año, mientras que en el año 2000 -sin duda, el peor en este renglón- fue de alrededor de 400" Aún más, la disminución en las detenciones de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, que recientemente se calculó en 30%, para el directivo académico es un grave registro, pues ello implica que, en términos relativos, los mecanismos de vigilancia "son cada vez más mortíferos y que los riesgos en el cruce se han incrementado" Según el presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Heladio Ramírez López, en la actualidad salen del territorio nacional más de 360 mil campesinos al año, contra 30 mil que emigraban del campo en 1960, y a partir del próximo año el éxodo se acrecentará, no sólo por el TLCAN, sino por los fuertes subsidios que el país vecino ofrece a sus productores agropecuarios