Denuncian amenazas a testigos de desapariciones durante la "guerra sucia"

miércoles, 18 de diciembre de 2002
Acapulco, Gro (apro)- Representantes de familiares de desaparecidos durante la llamada "guerra sucia" de los setenta, denunciaron el martes que la falta de confidencialidad de los encargados de la oficina de la Fiscalía Especial para Movimientos Políticos y Sociales del Pasado "atenta contra la vida de, al menos, dos testigos" de varios casos de desaparición forzada Tita Radilla Martínez y Julio Mata Montiel, dirigentes de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos (Afadem) señalaron que durante las investigaciones de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante los años setenta "personas que han sido interrogadas en sus casas han recibido amenazas anónimas" Las personas que han sido amenazadas son Zacarías Barrientos y Miguel Castro Monillo, quienes han sido interrogadas en sus domicilios por Georgina Landa, representante personal del fiscal Ignacio Carrillo "Desde que empezaron las indagaciones, nosotros le sugerimos al fiscal que los testigos fueran citados en las oficinas, para evitar que se violara su vida privada y para que su colaboración no pusiera en riesgo su vida", comentó Radilla Martínez, cuyo padre Rosendo Radilla fue detenido por efectivos militares hace 28 años y nunca se le volvió a ver con vida Explicó que durante el combate a la guerrilla de Lucio Cabañas, Zacarías Barrientos colaboró con el Ejército Mexicano como delator, en tanto que Castro Monillo fue víctima de la detención arbitraria de militares, y durante el tiempo de su secuestro pudo identificar a presuntos responsables de desapariciones forzadas "Por las visitas que han realizado a sus casas, sabemos que se filtró información sobre el contenido de sus declaraciones, y a partir de ello, ambas personas han recibido llamadas amenazadoras, sobre todo en el caso de Zacarías Barrientos", puntualizó Radilla Mata Montiel añadió que en el caso de Castro Monillo, "su domicilio es constantemente vigilado por personas vestidas de civil pero con corte militar" Pese a que ambos dirigentes han exigido a la Fiscalía garantías para los testigos de las más de 500 desapariciones forzadas en Guerrero, dicen que el fiscal Carrillo Prieto no les ha dado respuesta, "ni siquiera en casos tan graves como las recientes amenazas contra estas personas" El desinterés por los riesgos que corren quienes han rendido testimonio ante la Fiscalía Especial, dijo Montiel, "es la característica de esta oficina instalada en Atoyac, que funciona cuando mucho una vez a la semana para recibir denuncias" Mata y Radilla aseguraron que en la próxima reunión que tengan con el fiscal Carrillo continuarán con sus exigencias de que se dé seguridad a las personas interrogadas y a los familiares que tienen información precisa de los delitos cometidos hace 30 años "Nuestra confianza en la Fiscalía cada vez se debilita más, hasta el momento la Fiscalía no ha dado resultados y, al contrario, está poniendo en riesgo a muchas personas que están colaborando, pero sabemos que es la última carta que nos estamos jugando con el gobierno de Vicente Fox, y que de no funcionar, seguiremos insistiendo en crear una comisión de la verdad o de plano llevaremos los casos a la justicia internacional", sentencia Tita Radilla 17/12/02

Comentarios