Orlando Magaña culpa a su cómplice de los asesinatos

miércoles, 4 de diciembre de 2002
México, D F (apro)- Orlando Magaña Dorantes, presunto responsable por el homicidio de la familia Narezo Loyola y dos empleadas domésticas, se negó el martes a rendir declaración preparatoria en el Reclusorio Oriente, aunque en su declaración ministerial aceptó haber participado en el multihomicidio Luego que fuera trasladado el lunes a mediodía al Reclusorio Preventivo Oriente, Magaña Dorantes fue llevado a la rejilla de prácticas ante el juez 61 penal, Rogelio Antolín Magos Morales, donde se negó a responder los cuestionamientos del Ministerio Público No obstante, ratificó la declaración que hizo ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), en la que aceptó haber participado en el homicidio múltiple y que quedó integrada en la averiguación previa TLP-3T2/2618/02-11, misma que fue entregada al juzgado junto con el pliego de consignación En la declaración ministerial, Magaña Dorantes negó haber sido el autor intelectual o material del asesinato, y culpó de ambas cosas a su cómplice Jorge Esteva o Esteban, quien aún se encuentra prófugo Magaña reconoció haber amarrado de pies y manos a cada uno de los cinco integrantes de la familia Narezo Loyola y a las dos empleadas domésticas, y cargarlos hasta el segundo piso de la casa ubicada en el número 168 de la calle Cuitláhuac en la colonia Toriello Guerra, en donde su cómplice los asesinó Contó que fue invitado por su cómplice –a quien supuestamente conoció hace dos meses— a realizar un asalto en la casa de la familia Narezo Loyola, pero como lo conocían, decidió utilizar una máscara de luchador para no ser identificado Reconoció que al llegar a la casa, amarró a las empleadas domésticas, y que cuando llegó Ricardo Narezo (el hijo mayor de la familia, a quien conocía desde hace diez años) y su amigo Juan Pablo Quintana, forcejeó con ellos hasta que lograron quitarle la máscara Una vez que lo identificaron, decidieron también someterlos y amarrarlos Las cosas se complicaron cuando llegó el padre de familia Ricardo Narezo, a quien también amarraron y llevaron a una habitación de la casa, donde habían puesto a los demás Luego llegaron la señora y su hija, quienes corrieron la misma suerte Como faltaba otra hija, quien estaba en el domicilio de una amiga, Magaña Dorantes instruyó a Ricardo hijo para que ambos fueran a recogerla Al llegar por la hermana, Orlando Magaña permaneció en el coche y, una vez que Ricardo recogió a su hermana, se los llevó a ambos de regreso a la casa, donde todos fueron asesinados De acuerdo con su declaración, Magaña y Esteva o Esteban permanecieron largo rato interrogando a la familia para que les indicaran dónde estaban sus bienes y dinero en efectivo Una vez cumplido el objetivo, según señala Magaña en su declaración, su cómplice mató a la familia completa y a las empleadas Las últimas víctimas fueron Ricardo hijo y su amigo Juan Pablo Quintana, único sobreviviente de la matanza, a quienes obligaron a sacar un coche Jetta propiedad de Ricardo Narezo Padre, para luego ejecutarlos En la huida, Magaña y Esteva o Esteban no se percataron que Pablo Quintana, herido de bala en el cuello, había quedado vivo Magaña señaló en su declaración que, después de realizar algunos movimientos bancarios, se separó de su cómplice y fue a casa de su novia, para invitarla a pasear el fin de semana a Tequesquitengo Fue en ese lugar donde se enteró que la policía le seguía los pasos y había un retrato hablado de él, por lo que intentó huir a Chiapas, Oaxaca o Guatemala Los elementos aportados por Magaña y cerca de cien pruebas testimoniales, documentales, periciales y de inspección, quedaron asentados en un expediente de cinco tomos con 2 mil 458 fojas, mismas que deberán ser estudiadas por el juez 61 penal, Rogelio Antolín Morales, quien este jueves definirá la situación jurídica de Orlando Magaña Por su parte, el procurador Bernardo Bátiz Vázquez señaló que aún no está concluido el expediente sobre el homicidio, y que Jorge Esteva o Esteban es buscado por la dependencia en esta ciudad y en varios estados del país Comentó que policías judiciales detuvieron a un hombre de nombre Jorge Esteva, quien cuenta con antecedentes penales, pero que al llevarle la foto al único sobreviviente de la masacre, confirmó que no es el cómplice de Magaña 03/12/02