Reconocen mujeres la apertura de foros internacionales

jueves, 5 de diciembre de 2002
Oaxaca, Oax (apro)- A pesar de que las mujeres indígenas continúan viviendo en condiciones marcadas por la discriminación, exclusión, inequidades y falta de poder que se refleja en limitaciones económicas y de pleno desarrollo para mejorar su nivel de vida, reconocieron que hay un proceso de apertura en foros internacionales para plantear con claridad sus demandas Sin embargo, reclaman que los convenios internacionales no han logrado dar respuesta a los planteamientos de las mujeres indígenas, porque en gran parte están formulados desde posiciones de poder, bajo la perspectiva del pensamiento y discurso dominantes En el documento denominado “Declaración Oaxaca”, que dio por concluida la Primera Cumbre de Mujeres Indígenas de las Américas, también piden a los Estados miembros de la ONU ratificar la “Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación” y la “Convención para prevenir, sancionar y eliminar la violencia contra la mujer”, así como a respetar la existencia y aplicación del derecho indígena en todos sus aspectos: “Los Estados deben terminar con todas las formas de discriminación y violencia, incluyendo la violencia sexual como arma de guerra genocida en los conflictos armados, que afecta principalmente a las mujeres, niñas y niños indígenas” Así mismo, instan a los Estados e instituciones intergubernamentales a propiciar el acceso y control de las mujeres a los recursos económicos, productivos y financieros, mediante la formación técnica en actividades que promuevan la equidad de género y la calidad de vida, y el establecimiento de mecanismos y espacios, con el fin de lograr una autonomía económica Es así como con la firma de la “Declaración Oaxaca”, una plataforma de acción y recomendaciones a las propias mujeres, sociedad civil, instituciones, organismos internacionales y a los gobiernos nacionales, concluyó la Primera Cumbre de Mujeres Indígenas de las Américas, que reunió durante cinco días a más de 350 delegadas de 24 países del Continente Luego de compartir experiencias propias y analizar la situación que priva en sus respectivos países, las asistentes presentaron a los medios de comunicación los resultados de diez mesas de trabajo en los temas de derechos humanos, indígenas, empoderamiento y fortalecimiento del liderazgo, espiritualidad, educación y cultura, así como desarrollo y globalización, y la perspectiva de género desde la visión de las mujeres indígenas En las conclusiones de las cuatro plenarias de la cumbre, instan a las organizaciones de mujeres indígenas a ampliar sus espacios vinculados a la participación política, medios de comunicación y la creación de redes de apoyo que permitan un trabajo más integral con la intervención de toda la sociedad, y que pugnen por la defensa y protección de los derechos de los pueblos indígenas, en particular de las mujeres de las diversas etnias del Continente Entrevistada antes de la clausura de la cumbre, la premio Nobel de la Paz 1992, Rigoberta Menchú, expresó que uno de los logros más importantes de esta conferencia es haber podido expresar sin censura los elementos que integran la espiritualidad indígena en un foro de este tipo “Es la primera vez que exhibimos nuestra espiritualidad indígena en una cumbre internacional, pues siempre la hacemos en el hogar, en el cerro, a nivel individual, y este es el reto del futuro: esa espiritualidad de nuestros ancestros no debe estar más en la clandestinidad, sino se debe practicar en todo el mundo, como lo han hecho otras grandes civilizaciones” En este sentido, aclaró que esta cumbre siempre fue respetuosa con las diferentes religiones que practican las mujeres indígenas Para Menchú, con los resultados de la cumbre se desmienten en los hechos los estereotipos exhibidos de manera apresurada por dignatarios de la Iglesia católica, porque se abordó el tema de la plenitud de la vida de otra manera, que abre un debate hacia el futuro para ver qué entienden las instituciones religiosas por salud sexual y género en la mujer indígena 04/12/02