Silencio de embajada de EU ante demandas campesinas

jueves, 5 de diciembre de 2002
México, D F (apro)- El silencio ha sido la respuesta de la embajada de Estados Unidos, a 24 horas de que más de 20 organizaciones campesinas del país entregaran un comunicado de suspensión provisional de las disposiciones más lesivas del apartado agropecuario del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que entrará en vigor a partir del primero de enero del 2003 Las centrales campesinas, que a través de más de dos mil delegados marcharon el martes por las calles del centro de la ciudad y se manifestaron ante la embajada norteamericana, advierten en su carta que el sector agropecuario y rural de México se encuentra en una situación de grave daño económico, social y ambiental, teniendo como una de sus causas directas y principales las importaciones provenientes de esa nación “El espíritu y la letra del TLCAN, así como los acuerdos de la Ronda de Uruguay del GATT, hoy OMC, estipulaba claramente la eliminación de prácticas desleales de comercio y, en particular, la disminución de los subsidios agrícolas internos y a la exportación que distorsionan el comercio “No obstante lo anterior, su país, Estados Unidos de Norteamérica, lejos de honrar sus compromisos, los incumplió abierta, rotunda y reiteradamente, al incrementar dichos subsidios entre 1994 y 2002, al pasar éstos de cinco mil millones a 18 mil millones de dólares, respectivamente, luego de que en mayo pasado aprobaron una ley que mantiene dichos apoyos anuales hasta por diez años”, agregan las organizaciones Agrupadas en el Congreso Agrario Permanente (CAP) y en el grupo que se identifica bajo el lema “¡El campo no aguanta más!”, las centrales explicaron al gobierno de Estados Unidos, en la carta entregada a la embajada, que lo anterior ha provocado una caída artificial en los precios internacionales de los granos y otros alimentos; una competitividad desleal de las exportaciones agroalimentarias norteamericanas hacia México, dañando severamente a nuestro país, ya que si de 1993 al 2001 fueron por 3 mil 618 millones de dólares, este año prácticamente se duplicaron a 7 mil 403 millones En la carta dirigida al presidente George W Bush y al embajador Antonio O Garza, así como a legisladores y funcionarios del gobierno de Estados Unidos de América, se culpa a ese país de la pérdida de rentabilidad, el estancamiento y desplome de la producción mexicana; de una balanza comercial deficitaria; del nulo crecimiento del sector; el incremento de su pobreza, la migración y el deterioro de los recursos naturales “En suma, denuncian en la misiva, Estados Unidos ha provocado un grave daño a la agricultura de México, y esto amenaza con transformarse en una verdadera e irreversible catástrofe económica, social y ambiental, de graves consecuencias para la seguridad y la viabilidad de la nación, de no detener urgentemente la competencia desleal” Finalmente, piden a ese gobierno aceptar que se suspenda temporalmente el TLCAN a partir del primero de enero del próximo año; sin embargo, no habido respuesta a la demanda, y ha trascendido que Washington de ninguna manera aceptará la petición que se hace a nombre de 25 millones de mexicanos que viven en el área rural 04/12/02

Comentarios