Alerta "La Quina" riesgo de explosión en la refinería de Madero

sábado, 7 de diciembre de 2002
Ciudad Madero, Tamps (apro)- El exlíder petrolero Joaquín Hernández Galicia, “La Quina”, pidió al presidente Vicente Fox intervenir para que se haga una revisión “exhaustiva” de las obras de reconfiguración de la refinería Madero que realizó el consorcio coreano Pemopro, debido a que existen grandes riesgos de una tragedia de “dimensiones incalculables” por la mala calidad de los materiales utilizados “La vida de miles de maderenses puede estar en riesgo”, alertó “La Quina” al considerar que el accidente ocurrido el pasado 27 de noviembre en la planta hidrodesulfuradora podría ser sólo un aviso de la mala calidad de la obra que está por entregar el consorcio Pemopro, encabezado por la empresa Coreana SK Ingeniería y Construcción, y formado, además, por la mexicana Tribasa y la alemana Siemens La reconfiguración de refinería Madero consistió en la construcción de 12 plantas y la modernización de otras siete, por la que Pemex pagará más de mil 200 millones de dólares Luego de que el accidente ha generado una ola de pánico, tanto entre los obreros que se encargarán de operar las plantas como entre los habitantes de las zonas aledañas a la refinería, “La Quina” anunció en los medios de comunicación locales que promoverá el envío de telegramas al presidente Fox para demandar que trabajadores expertos realicen una revisión de la obra antes de que se eche a andar al 100 por ciento Sergio Posadas Lara, comisionado de Seguridad de la Terminal Marítima Madero, dijo que si el accidente que se presentó el 27 de noviembre en la planta hidrodesulfuradora de gasóleos no tuvo dimensiones similares al de San Juanico, fue por la valentía de un trabajador que logró la paralización de la planta Desde entonces el sindicato firmó una minuta con la paraestatal para dejar sin operaciones esa planta, hasta que se reubiquen talleres y no se hagan las revisiones necesarias para garantizar la seguridad de los petroleros Según “La Quina”, la planta registró una explosión porque no aguantó la presión cuando apenas se opera al 60 por ciento Aseguró tener informes de que en la obra se utilizaron materiales reciclados y de mala calidad, además de haberse realizado por trabajadores que no contaban con la capacitación adecuada, la mayoría traídos como mano de obra barata de Tailandia y Filipinas “Esta obra podría ser un fraude millonario en contra de los mexicanos, pero, además, una bomba que podría explotar en cualquier momento generando una tragedia humana de dimensiones incalculables”, advirtió Dijo que las catalíticas y plantas de hidrógeno son “bombas atómicas”, que al explotar no dejarían ni cucarachas en unos 20 kilómetros a la redonda Durante la construcción de las plantas, los constructores y proveedores locales se quejaron de que el consorcio Pemopro estaba trayendo hasta los tornillos de ese país, y que para absorber contratos que se supone serían para empresas mexicanas, creó sociedades fantasmas con los mismos obreros y empleados extranjeros a los que otorgó los subcontratos De igual forma, la CTM local y el sindicato petrolero se quejaron de que el consorcio estaba importando mano de obra para evitar pagar los salarios a los que se cotizaban obreros calificados en el ramo de la soldadura, que comúnmente obtienen unos 4 mil pesos por semana, mientras que los tailandeses y filipinos fueron contratados por esa cantidad pero al mes Unos días antes del accidente, diputados federales integrantes de la Comisión de Energía de la Cámara anunciaron que realizarán una inspección en las plantas ante las denuncias de que se cometieron fallas y que el trabajo es de mala calidad, como se ha encontrado en la reconfiguración que hizo el mismo consorcio en Cadereyta 06/12/02

Comentarios