Descartan que Orlando Magaña haya matado a su cómplice

sábado, 7 de diciembre de 2002
México, D F (apro)- No existen indicios para suponer que Orlando Magaña Dorantes, presunto implicado en el homicidio de siete personas, en la delegación Tlalpan, haya matado a su cómplice, afirmó el procurador general de Justicia capitalino, Bernardo Bátiz Vázquez El abogado de la ciudad aclaró que esa versión salió a pregunta expresa de un reportero al subprocurador de Averiguaciones Previas, Renato Sales Heredia “Alguien hizo una pregunta al subprocurador Sales, de que si habría esa posibilidad, y dijo: ‘bueno, existen todas las posibilidades Echar a andar la imaginación, pues cualquier cosa puede suceder’” Reiteró que no hay ningún indicio de que Magaña haya matado a su cómplice Jorge Esteba o Esteban, ni él ha declarado al respecto Sin embargo, no descartó la eventualidad “En una amplísima gama de posibilidades también está esa, pero no hay ninguna razón para pensar que pueda haber sucedido tal cosa”, dijo Lo cierto –añadió— es que se cuenta con las dos versiones principales: la de Magaña, donde confiesa su participación en los hechos, y la de Pablo Quintana, único sobreviviente del multihomicidio, que es “la más verosímil” Comentó que ya hay nuevos datos en la investigación, entre ellos, que ya se ubicó el hotel donde estuvo refugiado Orlando Magaña y en el que encontraron los tenis que llevaba el día de los asesinatos “Coincide la huella exactamente, los zapatos que abandonó ahí y estamos viendo si ahí tenemos algunos datos del cómplice”, detalló El procurador capitalino rechazó que por el momento está descartada la posibilidad de enviar a Magaña Dorantes a un penal de máxima seguridad, porque se requiere aquí su presencia para las diligencias y las pruebas en el proceso Respecto del paradero del cómplice de Magaña, Bátiz Vázquez indicó que se está buscando a otras personas con el nombre proporcionado por Magaña, pues los dos que han encontrado no tienen nada que ver con el caso, y dijo que ya se tienen algunos datos obtenidos en el taller de Ricardo Narezo Benavides donde, al parecer, acudía Jorge Esteba o Esteban a hacer negocios con la compra-venta de autopartes El procurador capitalino dijo que el retrato hablado que se hizo de el segundo implicado ya se mandó a las fronteras y a la Interpol 06/12/02