Que quede claro, no se privatizará Pemex ni la CFE, insiste Fox

lunes, 11 de febrero de 2002
México, DF - "Todo el mundo ya sabe" que no se privatizará Pemex ni la Comisión Federal de Electricidad, insistió, algo molesto, el presidente Vicente Fox Específicamente procuró que el punto quedara claro para "los medios de comunicación" Al ofrecer una conferencia de prensa conjunta con el canciller alemán, Gerard Schröeder, el Presidente mexicano abordó el tema, recurrente a lo largo de lo que va de su administración: el supuesto plan para privatizar Petróleos Mexicanos y el sector eléctrico Y es que a raíz de las propuestas de reforma de los respectivos sectores --realizadas por el Ejecutivo--, mismas que pretenden abrir la producción de petróleo y electricidad a la inversión extranjera, para financiar la producción y modernización de la infraestructura, los detractores del Presidente han intentado ver todo lo lejos posible en las intenciones del Gobierno federal y no han cesado en denunciar una inminente privatización De igual forma, Fox no ha dejado de negar que no habrá privatización de estos sectores Naturalmente, tantas negativas exacerban las sospechas de la clase política, acostumbrada a interpretar lo contrario de lo que se dice La polémica, nunca apagada del todo, revivió cuando el PRI, herido por las investigaciones sobre supuestos desvíos de recursos de Pemex a la campaña presidencial de Francisco Labastida, pasando por las manos del sindicato petrolero, acusó al Gobierno federal de poner una cortina de humo sobre sus maniobras privatizadoras en Pemex Luego, con las alzas a las tarifas eléctricas, se le acusó de ocultar la privatización del sector eléctrico Así, este lunes el primer mandatario reiteró su postura: sí a la inversión extranjera, pero no a la privatización "Por enésima ocasión lo reitero, para que no exista confusión alguna: nadie está planteando, ni internacionalmente ni nacionalmente, ninguna privatización", dijo Y, en alusión a las acusaciones del PRI, estableció: "La lucha contra la corrupción no significa, de alguna manera, privatización" Abundó: existen tres proyectos de iniciativa de ley en torno al tema de la reforma al sector, pero en ninguna se manifiesta la privatización de las industrias energéticas Y muestra de que es posible abrir la industria a la inversión privada sin perder rectoría ni soberanía, dijo, es que ya hay amplia participación de la iniciativa privada en el sector eléctrico, que ha resultado en 26 plantas en construcción, ya terminadas o en licitación, y la soberanía no se ha perdido Asimismo, señaló que todo mundo tiene clara la situación: "No hay ninguna confusión en nosotros ni en nadie de los inversionistas fuera Lo que se pretende es abrir a nuevas coinversiones", nada más A pregunta expresa, el Presidente apuntó que la economía mexicana es firme y estable, por lo que no existe riesgo alguno de "contaminación" por lo que sucede en Argentina Y para ejemplificar citó la reciente calificación dada por Standard & Poors, que otorga a México el grado de inversión Gracias a ello, dijo, se puede hablar de que en México "hay certidumbre", está "certificado como un lugar de confianza" para los inversionistas Agregó que su gobierno ha ofrecido ayudar a Argentina en lo que sea posible para dar salida a la crisis por la que atraviesa Y dijo que la experiencia de nuestro país para superar las crisis de 1984 y 1994 pueden ayudar a este país11/02/02