las atrocidades de milosevic

sábado, 16 de febrero de 2002
Las atrocidades de Milosevic Sanjuana Martínez Madrid - ¿Puede demostrarse que un solo hombre fue el responsable de la mayor tragedia humana de la segunda mitad del siglo XX en Europa? La fiscal del Tribunal Penal Internacional para la exYugoslavia (TPIY), Carla del Ponte, cree que la respuesta a esta pregunta es afirmativa Está convencida de que Slobodan Milosevic —quien pretendía crear la Gran Serbia y convertirse en un segundo Tito— cometió los peores crímenes contra la humanidad E intenta demostrarlo durante el primer juicio por crímenes de guerra emprendido contra un jefe de Estado En ese juicio, que se inició el martes 12 en La Haya, Milosevic es acusado de llevar la guerra a Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina y Kosovo, con el resultado de 200 mil muertos y 2 millones de desplazados, la deportación de 740 mil albanokosovares y el asesinato de 340 personas de edades comprendidas entre los dos y los 95 años Pesan sobre él 66 cargos por genocidio y crímenes contra la humanidad ¿Cómo pudo Milosevic organizar y dirigir una campaña de exterminio de decenas de miles de personas? ¿Existieron las innumerables barbaridades que se narran en las actas de acusación, sólo comparables a las perpetradas por la Alemania nazi al pueblo judío?, se preguntó Del Ponte Milosevic nunca vio la cara de sus víctimas pero, según la fiscal y su ayudante Geoffrey Nice, pudo ver los acontecimientos desde su despacho e hizo que estos crímenes los cometieran otros Ahora el acusado se tendrá que enfrentar a los testimonios de decenas de testigos que estarán protegidos, ya que todavía siguen perseguidos por los ayudantes de Milosevic Víctimas, militares, políticos, ayudantes del expresidente yugoslavo y personas de jerarquía irán pasando durante las siguientes semanas para declarar en su contra: Mucha gente que tiene información interna está tomando la decisión de que es justo y mejor para ellos cooperar con el Tribunal, comentó la fiscal Los testimonios de las víctimas quedarán fuera de la vista del público y de los periodistas Una cortina se correrá en la sala del tribunal para salvaguardar su identidad Apoyándose en imágenes y videos, el fiscal Nice empezó a narrar las atrocidades cometidas por Milosevic Se basó en tres casos paradigmáticos El primero: el de una embarazada que huyó con su familia a un bosque cuando las fuerzas serbias de Bosnia entraron en Visegrad La mujer dio a luz entre los árboles y más tarde se dejó conducir por los soldados serbios que le prometieron que estaría a salvo en una casa con otros 45 parientes Le prometieron, además, que todos se-rían puestos a disposición de la Cruz Roja Su destino y el de sus familiares fue muy distinto, según el relato del fiscal Nice: Los encerraron y los quemaron vivos Los gritos de los niños se escucharon durante dos horas El segundo caso: un anciano —que comparecerá ante el Tribunal— buscó refugio en el hospital de Vukovar, donde fue apaleado y sometido a un trato indigno, mientras eran ejecutadas 260 personas en el mismo lugar Y el tercer caso: una joven de 20 años fue violada por soldados serbios en Kosovo y posteriormente dada por desaparecida Estos crímenes nos afectan a cada uno, allá donde vivamos, porque ofenden nuestros principios más profundos, nuestra dignidad de seres humanos, dijo Carla del Ponte Añadió: No busquen ideales tras sus actos Más allá del pretexto nacionalista y del horror de la limpieza étnica, tras la retórica grandilocuente y obsoleta, es la conquista del poder personal lo que motiva al acusado No son las convicciones personales, ni menos aún el patriotismo o el honor, ni siquiera el racismo o la xenofobia Todo, sus seño-rías, fue un instrumento al servicio de su búsqueda de poder Según la fiscal, los presuntos crímenes de Milosevic introdujeron una nueva expresión en el vocabulario: la limpieza étnica Este juicio es la más poderosa demostración de que nadie está por encima de la ley o fuera del alcance de la justicia, afirmó Del Ponte

Comentarios