Salpicada de dudas la próxima elección priista

sábado, 16 de febrero de 2002
La próxima elección para renovar la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ya está salpicada de dudas, generadas por las mutuas acusaciones entre los candidatos Beatriz Paredes y Roberto Madrazo Y es que a nueve días de que se realice el Proceso comicial, los contendientes se acusan mutuamente de los errores del pasado: la cargada, la compra o inducción del voto, el uso de maquinaria del partido, etcétera, lo que demuestra que su intención de democratizar al viejo priismo, tras la derrota en la elección presidencial, ha quedado en el olvido En entrevistas con Proceso, en su edición en circulación a partir del domingo 17 de febrero, el senador y arbitro de la contienda priista, Humberto Roque Villanueva, y el diputado priista Jaime Martínez Veloz reconocen que uno de los elementos que definirán el resultado de la contienda, es el acarreo, aunque lo llaman "movilización" El reportaje de Proceso, en circulación a partir del domingo 17 de febrero, Roque señala: "No me quiero engañar creyendo que no van a facilitar la transportación de los votantes ambas fórmulas; lo que quiero es que esté reglamentado", mientras Martínez Veloz considera que la denominada "movilización" es fundamental, pues la mayor parte de la estructura del PRI está integrada por "burócratas" que por su trabajo partidista reciben entre 200 y 300 pesos, y no por priistas convencidos por la ideología del partido

Comentarios