Llenando el vacío en el mercado laboral de EU

domingo, 17 de febrero de 2002
México, D F (apro)- El gobierno de Estados Unidos enfrenta el reto de facilitar la migración legal, en virtud de las crecientes presiones que recibe de los líderes empresariales que están preocupados por incrementar su competencia mundial a través de un movimiento más libre de trabajadores por las fronteras nacionales y, al mismo tiempo, tomar medidas para protegerse del terrorismo, luego de los ataques del 11 de septiembre El congresista estadunidense Howard Berman, demócrata de California, aseguró que la mayoría de los países desarrollados coinciden en que restringir las corrientes migratorias sería "muy mala política económica" "La mayoría de la gente concuerda en que la seguridad mejorada es lo que realmente se necesita", dijo Berman Refirió que su experiencia en la Cámara de Representantes sugiere que hay un "cambio real" de parte de las empresas estadunidenses, en apoyo de la inmigración, como recurso para llenar vacíos en el mercado laboral A manera de ejemplo, señaló a los cultivadores estadunidenses de alimentos perecederos que iniciaron una campaña para legalizar el "enorme porcentaje" de trabajadores indocumentados que recogen sus cosechas Líderes de la industria de tecnología avanzada, agregó, hacen regularmente llamados "desesperados" al Congreso para conseguir más visas de trabajadores de altas destrezas La embajada de Estados Unidos en México dio a conocer una serie de pronunciamientos de expertos y funcionarios sobre el tema migratorio y de seguridad, para sostener que la mundialización ha colocado la política de migración en un lugar destacado en la agenda de los líderes empresariales Brunson McKinley, director general de la Organización Internacional de la Migración (OIM, con sede en Ginebra), consideró que es probable que las corrientes migratorias de los países en desarrollo a los ricos continúen en el futuro predecible Tanto él como Berman rechazaron la idea de que la desaceleración económica mundial y la necesidad de una seguridad más estricta, luego del 11 de septiembre, podrían combinarse para reducir las corrientes migratorias Los países desarrollados con tasas de natalidad bajas, poblaciones que envejecen y oportunidades de trabajo siguen siendo "imanes poderosos" para los inmigrantes jóvenes de los países de alto crecimiento poblacional del mundo en desarrollo, dijo McKinley "Esta tendencia no va a desaparecer" De hecho, McKinley predijo que los países desarrollados con estrictos controles migratorios adoptarán finalmente políticas más liberales, a medida que aumenten las presiones económicas y demográficas Recordó que el gobierno alemán considera ahora un paquete de medidas que, en esencia, formalizaría las corrientes migratorias que existen desde hace algún tiempo "[Alemania] ha sido durante mucho tiempo un país de inmigración", dijo "Acostumbraban hacerlo a escondidas Ahora lo hacen a la luz" Incluso Japón, dijo, es probable que adopte políticas de inmigración más laxas cuando se haga evidente la necesidad de una fuerza laboral más grande y más joven "Creo que, finalmente, se convertirán en un país de inmigración", agregó McKinley Los [analistas] más perspicaces de Japón saben eso también" Susan Martin, directora del Instituto para el Estudio de la Migración Internacional, en la Universidad de Georgetown, dijo que "es algo bastante nuevo, para los líderes corporativos, sentarse a discutir la migración" Atribuyó su interés a las presiones de la mundialización "Los líderes corporativos miran a 50 años de distancia en el futuro", afirmó, "y tratan de convertirse o seguir siendo corporaciones mundiales Saben que no pueden competir a menos que tengan acceso a la fuerza laboral mundial" McKinley reconoció que la política gubernamental no marcha a la par de las tendencias migratorias, y que el hincapié que harán por el momento los gobiernos estará en la seguridad Los cambios que ya están en marcha en ese frente incluyen un examen más a fondo de los viajeros, controles más severos a lo largo de las fronteras principales (especialmente las de Estados Unidos con Canadá y México), el intercambio de datos entre los países que cooperan y el uso incrementado de las huellas dactilares, la geometría facial y otros métodos biométricos de la aplicación de la ley Pero McKinley predijo que los países acordarán finalmente atender la necesidad de políticas de migración "abarcadoras e integradas" "Espero que la migración de refugiados disminuya", dijo, pero [la migración económica] aumentará porque la atracción de las necesidades de los países ricos y las necesidades opuestas de las naciones más pobres continuarán "Creo que los líderes políticos se volverán más acomodaticios, pero también pienso que las empresas van a encabezar la marcha", agregó La "multifacética" política exterior de EU Richard Haas, director de Planificación de Políticas del Departamento de Estado, dice que Estados Unidos persigue una "política exterior multifacética", que va más allá de la campaña contra el terrorismo mundial, para promover el desarrollo y los mercados abiertos y calmar tensiones regionales donde quiera que es posible "Nuestra política, como corresponde que sea la de un gran país, tiene múltiples dimensiones", aseguró Señaló que Estados Unidos se propone seguir siendo líder en el desarrollo mundial, con lo que reafirmó la declaración del secretario de Estado, Colin Powell, en el sentido de que la lucha contra la pobreza es un elemento clave de la política exterior estadunidense, que complementa sus intereses estratégicos "Tomemos, por ejemplo, la estrecha cuestión del terrorismo; lo que hemos aprendido es que los países que han fracasado o se están derrumbando son terreno fértil para el terrorismo", dijo "Para un país como Estados Unidos, con intereses estratégicos mundiales, (estos intereses) se traducen automáticamente en bregar con la pobreza y en bregar con el desarrollo", afirmó Al mismo tiempo, advirtió que el compromiso de Estados Unidos con el desarrollo "no debe medirse simplemente por el nivel de sus corrientes de ayuda "Hay muchas maneras en que se puede contribuir al desarrollo, y yo diría que la ayuda, en muchos casos, es una de las menos importantes", declaró Los beneficios económicos de los mercados abiertos y los flujos de inversión privada "empequeñecen" a los de la ayuda al desarrollo Hass también dijo que los países deben ayudarse a sí mismos mediante políticas económicas y sociales que mejoren la estabilidad y actúen como "imanes" de la inversión El desarrollo es "en verdad una responsabilidad compartida, que no puede echársele encima a Estados Unidos" o a otros países desarrollados, añadió Aseguró que luego de los ataques del 11 de septiembre, la principal preocupación de Estados Unidos es luchar contra la "unión del terrorismo con las armas de destrucción en masa" Sin embargo, rechazó cualquier sugerencia de que la campaña militar en Afganistán y la persecución de los vinculados a los ataques de septiembre absorben la mayor parte de la energía de Estados Unidos "Bregar con el mal", señaló, es la prioridad número uno de Estados Unidos, "pero sería una caricatura de nuestra política exterior decir que es sólo eso" El sitio más seguro Las acciones tomadas para mejorar la seguridad y vigilar en contra de actos terroristas han hecho de Estados Unidos un lugar "más seguro" desde los ataques del 11 de septiembre, aseguró Tom Ridge, director de la oficina de Seguridad Interna El presidente Bush creó la oficina el pasado octubre, como parte de la estrategia multidireccional para hacer a la nación más segura "Hemos logrado un gran progreso en muy poco tiempo", comentó Ridge, al mismo tiempo que detalló las acciones para mejorar la seguridad en la aviación y cibernética, las capacidades de respuesta al bioterrorismo, y la coordinación y comunicación intergubernamentales Ridge también enfatizó que aún hay mucho por hacer "Nuestra pelea contra el terrorismo será ganada en casa, una calle, un negocio, una colonia a la vez," afirmó

Comentarios