A costa de sus vidas, de ejidatarios a "prósperos" mineros

sábado, 2 de febrero de 2002
En el funeral de un hombre que falleció en el derrumbe de una mina de carbón, se descubre parte de la realidad en la que viven y se desenvuelven alrededor de 50 hombres y sus familias en la comunidad de Santa María, Coahuila En un reportaje publicado en la revista Proceso en su edición que comienza a circular el domingo 3 de febrero, este semanario relata la realidad de los mineros, cuya precaria situación no es diferente a la de los ejidatarios del resto del país Los ahora trabajadores del subsuelo, antes de dedicarse a explotar minas de carbón, se dedicaban al campo, sector desprotegido que por falta de recursos para su desarrollo ha hundido más en la pobreza a quienes se dedican a la agroindustria, señala el reportaje Así mismo, profundiza en los motivos que tuvieron para tener que trabajar en el subsuelo, en las devastadas y secas tierras de Santa María, y de cómo los propios mineros no se quejan de su precaria situación, debido a que en esa comunidad las condiciones de vida son mejores que las de los pueblos aledaños, donde el carbón no es explotado

Comentarios

Otras Noticias