Alfonso Portillo: El presidente incómodo

jueves, 21 de febrero de 2002
Ciudad de Guatemala - Pese a haber ganado la Presidencia de Guatemala con casi el doble de los sufragios que obtuvo su antecesor, Alfonso Portillo tuvo que dar muchas explicaciones luego de su triunfo electoral del 26 de diciembre del 2000 Su cercanía con el exdictador Efraín Ríos Montt y un doble homicidio cometido en México la década pasada ?en defensa propia, según alega en su descargo?, crearon la sensación de que Portillo tendría dificultades hacia adentro y hacia afuera para gobernar El desenlace de los primeros comicios celebrados en Guatemala después de la firma de los acuerdos de paz consolidó al Frente Republicano Guatemalteco (FRG), el partido creado en 1989 por el general Ríos Montt A partir de enero siguiente, el FRG gobierna en 135 de las 330 municipalidades y ocupa 65 de los 113 escaños en el Congreso Postulado en 1990 y 1995 como candidato a la Presidencia y bloqueado por una disposición constitucional que impide ser candidatos a quienes han alcanzado el poder por golpe de Estado, Ríos Montt tiene ahora su espacio de poder: la presidencia del Congreso guatemalteco desde el cual su partido ejerce una cómoda mayoría Cuestionado a lo largo de la campaña por su alianza con Ríos Montt, Portillo sostuvo siempre que el general es un mito Frente a las versiones que ubicaban al exdictador como el poder tras el trono, como presidente electo dijo repetidamente que elegiría sin interferencias a los miembros de su gabinete y que con Ríos Montt estableció un pacto para gobernar El general no participó en la fiesta de la victoria eferregista Su ausencia fue notoria en la conferencia de prensa celebrada la noche en la que Alfonso Portillo se alzó como ganador de los comicios El general, justificó Portillo, descansaba en Livingston, un centro turístico guatemalteco, después de haber emitido su voto por la mañana En su primer pronunciamiento público después de su triunfo, Portillo salió al paso de los críticos del eferregismo y de organismos de la comunidad internacional, que financió y respaldó el proceso de paz y que se muestra cautelosa ante un eventual resurgimiento de violaciones a los derechos humanos, un empantanamiento del proceso de paz y el fortalecimiento del poder militar "A la comunidad internacional le pedimos comprensión, una interpretación correcta de este resultado", pidió Portillo sostuvo que llegaba a la Presidencia libre de compromisos con grupos de poder Y ofreció designar a un civil como ministro de la Defensa; limitar las canonjías del Ejército y el poder económico, y presidir un gobierno sustentado en los Acuerdos de Paz "Sólo les pido el beneficio de la duda" De 48 años al momento de ser electo, Portillo cursó estudios de abogacía y economía y se desempeñó como catedrático en México y Guatemala Autodefinido como marxista, su primera incursión en política la hizo a través de la Democracia Cristiana guatemalteca que lo llevó a una diputación y a ocupar la secretaría general adjunta de ese partido En 1995 hizo contacto con Efraín Ríos Montt, a quien en algún tiempo denostó, y a quien relevó como aspirante presidencial del FRG Pero el general, bajo cuya dictadura se perpetró en 1982, según la Comisión de Esclarecimiento Histórico y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca, 48 por ciento de las masacres de la guerra, ha hecho sentir su presencia Líder evangélico y poseedor de un discurso fundamentalista, Ríos Montt generó polémica por una reunión celebrada en noviembre del 2000 con candidatos electos de su partido ante los que sostuvo, según una crónica del diario local El Periódico, que el libro básico para gobernar es la Biblia, y les pidió "no contratar secretarias bonitas, para que no los hagan caer en la tentación; no sean coches ni perros báñense todos los días, puesto que son autoridades electas" En un manual entregado a sus funcionarios, el general, respaldado en citas bíblicas, sugiere a los eferregistas persistir en el cristianismo y les reitera que la Biblia establece cómo deben conducirse Versiones señalan que el general está ejerciendo su derecho de veto en la designación del próximo ministro de la Defensa Nery Villatoro, exdirector de Política de la Fundación Rigoberta Menchú, dijo a Proceso en esos días que con el ascenso del FRG estaba en serio peligro el cumplimiento de los acuerdos de paz Se preguntó hasta dónde podía llegar el nuevo gobierno en el cumplimiento de tareas como el resarcimiento a las víctimas de la guerra, la ubicación de desaparecidos, exhumaciones y la determinación de la responsabilidad militar en el genocidio cuando está rodeado de gente profundamente comprometida con las violaciones a los derechos humanos "Hay un límite natural", dijo Los fantasmas El de 1982 es un año clave en la historia de los dos personajes que encabezarán el poder político en Guatemala Ese año, Alfonso Portillo dio muerte a dos mexicanos en medio de una disputa suscitada en Zumpango del Río, Guerrero Ese mismo año, Ríos Montt asumió el poder en Guatemala, después de encabezar un golpe de Estado Entrevistado en enero del 2000 su toma de posesión por la cadena CNN, Alfonso Portillo, habló de sus antecedentes penales en México: "Me preguntan por qué hablo de impunidad, si fui impune Precisamente, como puede hablar el pecador del pecado Yo cometí un error; si hubiera sido suficiente para castigarme, el pueblo me hubiera dado la espalda, pero nunca mentí, no escondí la cara" En la última fase de su campaña para las elecciones en primera vuelta, celebradas el 7 de noviembre, y antes de la segunda vuelta celebrada en enero, Portillo desarrolló un cabildeo internacional que incluyó visitas a Washington, encuentros con parlamentarios, reuniones con presidentes centroamericanos y con la embajadora de Estados Unidos en Guatemala, Prudence Bushnell, con la que sostuvo un segundo encuentro el lunes 27 de diciembre, pocas horas después de que se confirmó su triunfo La embajada definió el encuentro como parte de los preparativos para dar continuidad a los programas de asistencia que Estados Unidos tiene con Guatemala Jorge Luis Borrayo, consultor del Parlamento Centroamericano, exrepresentante alterno de Guatemala ante la ONU y coordinador de la maestría en Derecho Internacional de la Universidad de San Carlos, admitió que el doble homicidio en Guerrero "es un tema delicado, pero México es un país que ha alcanzado un nivel alto en materia de justicia, y si las leyes mexicanas ya dieron por prescritos los hechos, Portillo no puede ser sujeto a ningún proceso" Más allá de los antecedentes personales de Portillo, afirmó el analista, en materia de Estado las relaciones tienen un matiz diferente porque Portillo asume una representatividad Destacó que una de las bases de la legitimación de Portillo ante la comunidad internacional tendría que ser una política de respeto a los derechos humanos, y en ese sentido le afecta el hecho de que uno de los miembros del FRG esté en la atención mundial acusado de genocidio No obstante, aseguró, las circunstancias de la dictadura que encabezó el general Ríos Montt son radicalmente distintas a la elección popular que en el 2000 año lo llevó al Congreso y al candidato de su partido, Alfonso Portillo, a la Presidencia (Proceso 1209 3 de enero de 2000)

Comentarios