Formalizan la denuncia por la desaparición del fundador de la Liga 23 de septiembre

jueves, 21 de febrero de 2002
México, D F- En 1974, Ignacio Salas Obregón, uno de los dirigentes de la Liga Comunista 23 de Septiembre, desapareció Este viernes, 28 años después, la Fiscalía Especial encargada de investigar los crímenes de la "guerra sucia" de los años setenta, recibió formalmente la denuncia del caso El titular de dicha Fiscalía, Ignacio Carrillo Prieto, aseguró que tanto la denuncia por desaparición de Salas Obregón, como cualquier otro caso que se presente ante esta instancia será investigado "con todo rigor", y pidió que se juzgue por los resultados el trabajo que encabeza "No pido confianza por adelantado Tengo confianza de la gravedad de estos hechos Nosotros nunca seríamos cómplices de ellos Compartimos y entendemos la irritación, el enojo, la sensibilidad de quienes han sido víctimas de estos hechos que atañen a todos los mexicanos Nosotros no participaremos nunca en la complicidad Tenemos conciencia de la gravedad de estos hechos", apuntó Y pidió el apoyo de los familiares de los desaparecidos durante esa época, para que juntos, la investigación avance "por dos ejes: el rigor legal y la participación de la sociedad" Tal como lo adelantó la revista Proceso en su edición número 1319, en circulación, la fiscalía recibió la segunda denuncia, que fue interpuesta por Graciela Mijares, compañera de Salas Obregón, así como por el Centro de Derechos Humanos "Miguel Agustín Pro Juárez", la Asociación de Familiares de Desaparecidos en México y otras organizaciones sociales A Carrillo Prieto Mijares le dijo que ni ella ni sus familiares "tenemos confianza en la fiscalía", cosa que fue comprendida por Carrillo Prieto, quien le señaló que "la única manera de que exista confianza es con hechos Esta investigación tiene que hacerse con todo rigor y con la participación de la sociedad "Queremos que el trabajo se agilice", le dijo Mijares, al tiempo que le sentenció: "ustedes pueden y deben dar una respuesta" Pero el exrector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Enrique González, vaticinó que las autoridades federales no dejarán trabajar al fiscal, y "los únicos sobre los que se van a ir son los cadáveres andantes: Luis Echeverría y José López Portillo" Carrillo Prieto sentenció: "A esta Fiscalía no le marcan líneas" Salas Obregón desapareció el 1 de mayo de 1974, luego de permanecer una semana detenido por la policía mientras se recuperaba de las lesiones sufridas durante un enfrentamiento con la policía municipal de Tlalnepantla, ocurrido el 25 de abril de ese mismo año Se involucró en la "Liga Comunista 23 de Septiembre" cuando asistía a la preparatoria con grupos cristianos con tendencias izquierdistas, en Monterrey --era originario de Aguascalientes-- Después de un proceso de radicalización que concluyó con estudios de marxismo, junto con otros jóvenes fundaron la Liga, en marzo de 1973 "No busquen más a su hijo, está muerto", fue la respuesta que obtuvieron del entonces secretario de Gobernación, Enrique Olivares Santana En el primer cartel de desaparecidos con el que se manifestó Rosario Ibarra de Piedra --cuyo hijo también desapareció en esa época, lo que la convirtió en la más aguerrida luchadora por esa causa-- apareció la imagen de Salas Obregón Y casi 28 años después, el caso retoma relevancia, aunque ahora un poco más formal, con la segunda denuncia que se presenta ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Hechos Probablemente Constitutivos de Delitos Federales Contra Personas Vinculadas a Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, creada por orden presidencial, el 27 de noviembre El primer caso fue el de Cruz Hernández Hernández, estudiante de la preparatoria popular Tacuba, quien desapareció en 1981 21/02/02

Comentarios