Las sombras de Madrazo

viernes, 22 de febrero de 2002
Pese a que ha intentado esconderse tras una bandera de demócrata ?que dice haber heredado de su padre, Carlos Alberto Madrazo Becerra, quien en realidad sí ostentaba esa cualidad--, Roberto Madrazo Pintado es más bien una figura con matices sombríos; no sólo hay pruebas de sus maniobras ilegales para triunfar a nivel electoral, sino que hay numerosos indicios de su relación con el crimen organizado Durante su trayectoria política, que inició cuando tenía 19 años, el ahora aspirante a presidir el Comité Ejecutivo Nacional del PRI intentó buscar, incluso, la Presidencia de la República Mediante una continua campaña mercadotécnica, ha obtenido varios puestos, siempre en una carrera contra las denuncias en su contra Madrazo, de 49 años de edad y de profesión abogado, con estudios de posgrado, siendo muy joven ocupó cargos en la administración pública --jefe de sección penal del bufete jurídico de la Delegación Alvaro Obregón, colaborador en el Departamento del Distrito Federal y en la Procuraduría General de Justicia capitalina, así como asesor de la regencia capitalina y también delegado en Magdalena Contreras-- y llegó a convertirse en legislador en tres ocasiones, a partir de 1976, cuando ganó una diputación federal por el Segundo Distrito de Tabasco De 1988 a 1991 fue senador por Tabasco, y de 1991 a 1993 participó en la Cámara de Diputados en el transcurso de la Quincuagésima Legislatura Todas estas funciones las desempeñó a la par de distintos cargos en el PRI, entre ellos haber sido delegado en los estados de Chihuahua, Michoacán y Nuevo León Siempre impuesto desde la Presidencia, ocupó el Comité Directivo Estatal de su partido en Tabasco y fue candidato del mismo a la gubernatura local El inicio de la carrera de Madrazo como gobernador de Tabasco, en 1994, se dio pese a las denuncias de irregularidades antes, durante y después de los comicios, muchas de ellas impulsadas por el jefe del Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, quien incluso exigió la anulación del proceso, realizado el 20 de noviembre de ese año Se registraron más de tres mil irregularidades sólo durante la jornada electoral De acuerdo con Alianza Cívica, el proceso fue "una perfecta farsa implantada por el PRI-gobierno para aparentar unas elecciones libres que nunca se dieron" López Obrador presentó las actas que demostraban que el 70 por ciento de los resultados de la elección que fueron vertidos en la base de datos no eran reales, por ello el PRD impugnó mil 100 de las mil 744 casillas Gerardo Albarrán, colaborador de Proceso, fue testigo tres veces de la "caída" del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREPET), entre el 20 y 21 de noviembre; después de los apagones, las cifras en las pantallas de las computadoras aparecían modificadas No obstante las pruebas, el Consejo Estatal Electoral rechazó, además, la demanda de investigar la denuncia en el sentido de que Madrazo podría haber rebasado el límite de gastos de campaña Y seis meses después, cuando el priista había sido reconocido por el expresidente Ernesto Zedillo, López Obrador hizo pública la información vertida en documentos de la Secretaría de Finanzas del Comité Directivo Estatal del PRI en Tabasco, que llegaron a sus manos en 14 cajas, y de los cuales se desprendía el dato de que en la campaña de Madrazo se había gastado una buena parte de los 237 millones 871 mil 112 pesos de los que dispuso el PRI en 1994 En las cajas que recibió López Obrador había talonarios de siete cuentas de cheques, de las que también se despachó dinero para las campañas de Luis Donaldo Colosio y Ernesto Zedillo López Obrador entregó esos documentos a Proceso, y los custodió durante unos días para hacer una investigación a partir de la cual se determinó que cada uno de los votos que obtuvo el priista costó 800 pesos La inversión realizada correspondió a casi el 80 por ciento de la deuda pública de Tabasco y a casi el 10 del presupuesto del gobierno tabasqueño para 1995 En la información había constancia de los gastos en acarreos, desayunos, comidas, cenas, sobornos a periodistas, tanto nacionales como extranjeros, pago de "atenciones" a políticos y artistas, así como estudios "estratégicos" La información derivó en una denuncia ante la PGR, que el gobernador intentó detener mediante una controversia constitucional que interpuso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) contra Zedillo y el entonces procurador, Antonio Lozano Gracia Finalmente, y aunque no ganó el juicio de controversia, no salió perdiendo del todo, porque no se procedió en su contra Seguro de la preponderancia de la impunidad, Madrazo siguió así en su búsqueda de poder, y en el 2001, en medio de los intentos de Manuel Andrade por la gubernatura tabasqueña, el escritor Luis González Maza sostuvo que el financiamiento de la campaña de éste provenía de recursos de la mafia suministrados por el propio gobernador en turno Legisladores como Juan José Rodríguez Prats han intentado que proceda un juicio político contra Madrazo, a partir de una investigación sobre el origen de los fondos con los que se financió su campaña; sin embargo, el pedido --que fue respaldado por el PRD y el Comité de Derechos Humanos de Tabasco?fue siempre obstaculizado por la Procuraduría tabasqueña Se archivó el caso, a pesar de que Madrazo reconoció haber recibido cinco millones de dólares por parte del exbanquero Carlos Cabal Peniche, quien es acusado de múltiples fraudes También se quedó a medias una investigación ordenada por la Secretaría de la Contraloría sobre los recursos ejercidos por algunas dependencias del gobierno de Madrazo, cuyos recursos, se presumió en noviembre del 2001, fueron a parar a campañas electorales de priistas Entre estos casos se encuentra el del hospital Juan Graham, que quedó inconcluso al terminar la administración madracista, pese a que inclusive recibió inversiones federales Los perredistas denunciaron que en esto se dio un millonario desvío de recursos, mismo que denunciaron ante la Procuraduría de Justicia tabasqueña En su calidad de gobernador interino, Enrique Priego Oropeza se comprometió a auditar las obras que quedaron inconclusas, pero nunca dio a conocer los resultados de esos trabajos; en tanto, el PRD lo acusó de incurrir en las mismas ilegalidades que su antecesor, al señalar que desvió recursos a la campaña de Manuel Andrade, hoy gobernador tabasqueño Pero además de los fraudes electorales y el lavado de dinero, Madrazo tiene en su haber serios indicios de su relación con grupos dedicados al narcotráfico Durante el periodo en el que colaboró en la campaña presidencial de Colosio, la DEA dio a conocer que era sospechoso de servir de enlace a Carlos Hank González con el cártel de los hermanos Arellano Félix También es dato revelador el hecho de que entre sus colaboradores en la campaña que realiza por la dirigencia nacional del PRI hay políticos que estarían involucrados con el tráfico de drogas o serían protectores de las personas dedicadas a este ilícito Dentro de sus coordinadores regionales de campaña están Roberto Albores Guillen, señalado como operador del narcotráfico en Chiapas, y Víctor Manuel Tinoco Rubí, sospechoso de controlar el narcotráfico en Michoacán El grupo al que pertenecerían éstos estaría encabezado por Eduardo Robledo Rincón, también coordinador de Madrazo El candidato también cuenta en su grupo con la presencia de representantes de presuntos narcotraficantes de Durango, como es el caso de Maximiliano Silerio Esparza Además, por recomendación de su compañera de fórmula, Elba Esther Gordillo, es apoyado por Javier García Morales, quien es señalado públicamente como narcotraficante destacado en Jalisco En apoyo de Madrazo también se movilizan priistas como José Murat Casab, gobernador de Oaxaca, y el exgobernador de Yucatán, Víctor Cervera Pacheco; el primero es sospechoso de proteger a un poderoso narcotraficante y el segundo de poner en contacto al también traficante Ramón Alcides Magaña, alias "El Metro", con Madrazo y con Mario Villanueva Madrid Manuel Bartlett es igualmente partidario de Madrazo, y se sabe que le ha canalizado dinero del narcotraficante Juan José Esparragoza Moreno El historial de Madrazo ha provocado que sus aspiraciones de encabezar a los priistas sean objetadas por algunos miembros del Revolucionario Institucional, quienes lo han acusado de intentar "apoderarse" del partido para, por fin, poder alcanzar la Presidencia de la República Legisladores y priistas de Tabasco han advertido del riesgo que corre su partido si la fórmula del exgobernador llega al CEN: imposición de sus incondicionales en todos los puesto claves del PRI y la proliferación del fraude en los procesos de elección interna gráfica del Instituto Panamericano de Alta Dirección Empresarial

Comentarios