Las extrañas historias de los ingleses presos en Guantánamo

sábado, 23 de febrero de 2002
En la edición que comienza a circular el domingo 24 de febrero, Proceso relata las historias de cuatro ingleses que --como fue el caso de un estadunidense-- dejaron sus comodidades en Inglaterra para ir a luchar a Afganistán contra el gobierno de su país Tres de ellos actualmente se encuentran presos junto con otros talibanes en la base estadunidense de Guantánamo, en Cuba, en tanto que uno más está desaparecido Hijos de Paquistaníes, Shafiq Rasul, Asif Iqbal, Ruhal Ahmed y Munir Ali, todos ellos no mayores de 24 años, dejaron el pueblo de Tipton, cercano a Londres, para involucrarse en la pasada guerra de EU e Inglaterra contra Afganistán, en la que muchos paquistaníes ayudaron a los talibanes Mientras en el territorio inglés continúa la oleada xenofóbica contra los ciudadanos de origen musulmán y ninguno de los familiares de los jóvenes señalados quiere hacer declaraciones respecto de ellos, Proceso logró conversar con el abogado de la familia de Rasul, quien, de acuerdo con el defensor legal, incluso condenó los atentados del 11 de septiembre Según los testimonios recabados por el semanario, los cuatro ingleses que fueron a combatir a Afganistán estaban bastante "occidentalizados" y no tendían hacia un islamismo radicalizado Sin embargo, tres de ellos, luego del 11 de septiembre, dijeron que tenían que hacer un viaje a Paquistán para estar presentes en una boda En el caso de Rasul, afirmó que saldría de viaje a las Islas Canarias, pero en realidad voló al país islámico La duda que prevalece es en cuanto al momento en que los cuatro prisioneros se afiliaron a Al-Qeada, hecho que no se vislumbra tan difícil, ya que en Londres existe una mezquita que distribuye videos ---que Proceso describe en la revista que circula el domingo 24-- y cuyo objetivo es el reclutamiento

Comentarios