Análisis Político: Una elección indecisa

lunes, 25 de febrero de 2002
Cuando ustedes lean esta nota, la elección ya no será indecisa Ya se sabrá, como probablemente se sepa en una hora o más (son las nueve veinticinco de la noche del domingo), si triunfó Beatriz o ganó Roberto Lo que ocurre es que me gusta la incertidumbre No les extrañe que me refiera a los dos candidatos en forma tan familiar A Beatriz la he tratado menos, pero conocí hace muchos años a su madre, Berta Rangel de quien tengo un excelente recuerdo y he tratado mucho a Alejandro, su brillante hermano Con Beatriz me he encontrado a veces y mantenemos una cordial relación Roberto, el penúltimo de los hermanos Madrazo Pintado fue, en el Despacho que formamos su hermano Carlos y yo, un pasante inteligente Nos hemos visto ocasionalmente y conservamos una relación cordial y yo diría que muy afectuosa, que no se mide, por supuesto, por valores políticos La gracia del tema no estará ciertamente en el resultado de la elección que a estas horas se manifiesta apretadísimo No es difícil que la diferencia entre ambos no pase de un punto Lo que importa, a la vista de tantos antecedentes diferentes, es que el PRI haya decidido olvidar sus viejos procedimientos (si es que los ha olvidado realmente o ahora se aplican en familia) y ante la imposibilidad de que el presidente de la República en turno decida las cosas, sean los miembros del Partido y sus simpatizantes quienes resuelvan sobre la próxima presidencia del Partido El problema, en el fondo, es que no se está definiendo resolviendo solamente la presidencia inmediata sino también la candidatura a la lejana, aunque sean distintas presidencias Curiosamente se ha convertido en árbitro Humberto Roque Villanueva, un hombre que pasó, gracias a una fotografía, por una etapa de desprestigio y que hoy ha recuperado la buena fama pública de hombre inteligente Incidentalmente, tuve hace pocos meses la oportunidad de charlar con él en una cena de amigos y me causó una excelente impresión Algunas puntualizaciones No me convence la participación de los llamados simpatizantes Choca contra cualquier idea de que una corporación civil, mercantil, laboral o política, tenga que ser gobernada por la decisión de personas ajenas Pero entiendo que la razón obedece a dos cosas La primera, notablemente curiosa, es la carencia de identificación de los miembros del PRI Sus afiliaciones automáticas: por ejemplo, la de los que ingresan a la CTM, hacen imposible presentar credenciales La segunda, a la pretensión de exhibir cifras impactantes con vista a elecciones de confrontación con otros partidos políticos Estoy cierto que la candidatura de Beatriz Paredes es producto de dos cosas: una atinada carrera partidista y un discurso formidable como presidenta del Congreso en respuesta al primer Informe de Gobierno de Vicente Fox De parte de Roberto veo, en el ángulo crítico, un instrumento eficaz, quizá reprobable: lo demostró con creces en su Estado, a la vieja manera del PRI Pero en el ángulo personal, un propósito que merece elogios, por hacer presente la imagen de su ilustre padre, Carlos A Madrazo, sin duda uno de los políticos mexicanos más brillantes Don Carlos A Madrazo, a quien tuve el privilegio de tratar cuando se produjo su salida del PRI, en la época en que Díaz Ordaz eliminó a personajes fundamentales de su entorno: Madrazo, el Dr Ignacio Chávez y Ernesto P Uruchurtu, era un hombre con una sensibilidad social absolutamente notable y con la evidente intención de hacer del PRI un Partido democrático lo que el presidente Díaz Ordaz no pudo tolerar Como no le perdonó su popularidad intensa a Uruchurtu, más que merecida ni al Dr Chávez la sospecha, absolutamente infundada, de que había sido el artífice de la huelga médica que heredó de López Mateos Me da la impresión que un Roberto Madrazo en el poder actualizaría las ideas de su padre Hace unos días, en un desayuno de amigos que se repite todas las semanas, alguno de los asistentes expresó su admiración por Beatriz Paredes No la actual, sino la jovencita dirigente campesina que tuvo la oportunidad de expresar sus puntos de vista ante el presidente Echeverría De allí nació una carrera brillante cuyas perspectivas son evidentes Como lo son sus realidades Quizá ello me lleve a una conclusión Cualquiera de los dos será un dirigente importante Además, el primero que llega a la presidencia del Partido a partir de una elección y no de un nombramiento En beneficio del PRI me atrevería a decir que lo fundamental, dado lo cerrado ? hasta este momento ? de la elección, es que ambos se mantengan en una unión que supere diferencias Porque si de esto resulta la escisión del Partido, junto a la escisión estaremos en la puerta de la defunción Ojalá domine la inteligencia, que la hay Lo que no significa que el PRI, antes o después, me haga mucha gracia Más bien, ninguna

Comentarios