Análisis político: Cuerpo Envenenado

martes, 26 de febrero de 2002
México, D F (apro)- La caricatura de Naranjo publicada en la portada de "Proceso" de esta semana es elocuente: una serpiente llamada "PRI", con dos cabezas de afilados colmillos (una de ellas ubicada en la cola), se muerde a sí misma e inyecta su veneno con furia hasta desfallecer La elección del domingo exhibió, en efecto, un PRI dividido en dos partes, cuando alrededor de 3 millones de personas acudieron a votar por Roberto Madrazo o por Beatriz Paredes como posibles dirigentes nacionales, cuyos equipos estuvieron denunciando, desde muy temprano, las prácticas fraudulentas de siempre, pero ahora aplicadas contra sí Compra de votos, acarreos masivos, casillas no instaladas, funcionarios faltantes, inducción del voto, y cargadas de alcaldes y gobernadores, para terminar, desde luego, con declaraciones de triunfo de ambas partes, versiones de negociaciones secretas de los sufragios, enfrentamientos, toma de edificios, caídas del sistema e impugnaciones y amenazas Nadie que conozca al PRI puede, en efecto, esperar que ese partido, con o sin poder presidencial, produzca más que el mismo veneno de toda su historia, porque la codicia, el fraude, el crimen y la corrupción son esencia indubitable de su naturaleza de mafia Cuando las ambiciones y diferencias de familia todavía no derivaban en pleito y se hablaba de "elecciones limpias" y "democratización del PRI", una empresa estadunidense, Arwa Studies, realizó una consulta y pronosticó que, en la contienda por la presidencia partidista, Roberto Madrazo sería derrotado por Beatriz Paredes casi dos a uno: 484 por ciento de las preferencias fueron para ésta y sólo 274 por ciento para aquél Las preguntas de esa consulta aleatoria se refirieron a 26 atributos o cualidades de los candidatos, como "honestidad, honradez, sencillez, buen prestigio, experiencia política, inteligencia, madurez, coherencia, congruencia, sensibilidad social, liderazgo, poder de convencimiento, carisma, visión, salud mental, buena preparación y oratoria" Y aunque la búsqueda de atributos morales en un priista --como "honestidad y honradez"-- es casi una tarea demencial cuando se trata de hallarlos en quienes han sido militantes durante décadas, lo cierto es que la conducta de Beatriz Paredes en este orden no ha sido tan escandalosa como la de Madrazo y no hay ninguna duda de que en el resto de las cualidades lo supera Pues bien, luego de que concluyó la jornada electoral, el árbitro de la elección, Humberto Roque Villanueva, dio a conocer que, de acuerdo con un conteo rápido, la votación mínima en favor de Madrazo era de 478 y la máxima de 516 por ciento, en tanto que la de Beatriz Paredes oscilaba entre el 484 y el 522 por ciento Inconformes, las huestes madracistas, enardecidas y con amagos de violencia, asaltaron y tomaron la sede nacional priista declarando a Madrazo ganador Por la mañana circuló la versión de que el sistema de cómputo "se había caído" a las 3:00 de la mañana, y más tarde, con el 65 por ciento de las casillas computadas, el Programa de Resultados Preliminares (PREP) le seguía dando el triunfo a Beatriz con 978 mil 610 votos contra 866 mil 232 de Madrazo, es decir, una diferencia de 112 mil 378 votos en favor de la diputada En medio de acusaciones mutuas y amenazas que se produjeron a lo largo del lunes 25, las cifras dieron por la tarde un giro espectacular A las 18:00 horas se anunció que, con el 78 por ciento de las casillas computadas, Roberto Madrazo sumaba 1 millón 205 votos contra casi 1 millón 194 mil de Beatriz Es decir, el tabasqueño había tomado la delantera con alrededor de 11 mil votos, aunque para entonces se había contabilizado sólo el 18 por ciento de las casillas del Distrito Federal, donde Beatriz Paredes tiene la preferencia Sean cuales fueren los resultados definitivos, lo más probable es que las inconformidades de los perdedores, al sufrir en carne propia sus letales triquiñuelas, deriven en nuevos enfrentamientos, rupturas y renuncias individuales o masivas En una entrevista con "Proceso", la actual presidenta del PRI ?quien lo será hasta el próximo 4 de marzo-- declaró que ante el fantasma de la "balcanización" que ha perseguido a su partido desde que perdió la Presidencia de la República, ella sólo podría decir: "Sálvese el que pueda" De acuerdo con la caricatura de Naranjo, los priistas de plano no tienen salvación, o bien, están condenados a habitar un cuerpo envenenado