Pide Ebrard a banqueros cumplir con las medias mínimas de seguridad

miércoles, 27 de febrero de 2002
México, D F- Después de acusar a los banqueros de no colaborar con el gobierno capitalino en el mejoramiento de las medidas de seguridad en sus negocios, el secretario de Seguridad Pública, Marcelo Ebrard, se dirigió en un tono más conciliador a la Asociación Nacional de Banqueros para pedirles que cooperen con la administración capitalina El funcionario insistió en que la mayoría de las sucursales bancarias no cuentan con las medidas de seguridad mínimas; ese es el caso, precisó, del 815 por ciento de las que han sido asaltadas en el 2002 Reiteró que, en su próxima reunión con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, le solicitará que intervenga para obligar a los banqueros a cumplir con la norma de colocar cristales a prueba de balas en las ventanillas, a colocar señalización disuasiva del delito, entre otras Además de las cuestiones técnicas, dijo Ebrard, se ha recomendado a los bancos que impidan que se utilicen celulares dentro de sus instalaciones, pero ninguno ha accedido Con medidas de este tipo, el funcionario busca que disminuyan los robos, en tanto que el gobierno capitalino no está dispuesto a volver a brindar seguridad a los bancos, por la inversión económica y de personal que esto implica Si se recurriera de nuevo a esta medida, se tendría que dejar sin vigilancia pública a unas nueve delegaciones, señaló El martes, el secretario de Seguridad Pública denunció que hay motivos para presumir que los empleados de algunos bancos están coludidos con los asaltantes, ya que se muestran reticentes a colaborar en la identificación de los mismos Al respecto, el procurador general de Justicia del Distrito Federa, Bernardo Bátiz, indicó el miércoles que los propios banqueros se rehusan a colaborar "No avisan oportunamente de los asaltos; hemos tenido incidentes en donde cierran las puertas con agentes del Ministerio Público y de la Policía Judicial adentro", comentó Bátiz Para facilitar las investigaciones que se realizan en los alrededores de los bancos después de un asalto, es necesario que se elimine la tendencia de avisar a las autoridades hasta cinco o 10 minutos después de lo ocurrido, agregó Por su parte, el subprocurador, Álvaro Arceo, informó que en breve se iniciarán las investigaciones pertinentes contra los gerentes y los cajeros que han mostrado reticencia a brindar información sobre los asaltantes Se solicitarán sus expedientes para conocer sus antecedentes, precisó 27/02/02

Comentarios