Gallardo, en libertad: El camino recorrido

jueves, 7 de febrero de 2002
México, D F- Después de ocho años y tres meses de haber sido encarcelado y sentenciado a 28 años de prisión por malversación, destrucción de lo perteneciente al Ejercito y enriquecimiento ilícito, el general José Francisco Gallardo Rodríguez se encuentra ya en libertad por orden presidencial A pesar de que el secretario de Gobernación, Santiago Creel, dijo en conferencia de prensa que en el preciso momento en que se informaba sobre la liberación, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ya habría girado una solicitud a las autoridades del Estado de México "a efecto de que se proceda a la liberación inmediata de José Francisco Gallardo", la Sedena guardó silencio y su oficina de Comunicación Social simplemente dijo sobre la liberación: "aquí no hay nada oficialmente, o no, aquí no hay nada" Recién liberado, Gallardo manifestó en entrevista radiofónica no estar conforme con la resolución presidencial de liberarlo por reducción de sentencia, pues lo que él esperaba , enfatizó, era que se reconocieran los errores de la milicia mexicana en el proceso penal en su contra "Nosotros siempre hemos insistido en la inocencia, porque yo soy inocente, pero la voluntad del presidente va encamindada a demostrar esa inocencia en el futuro Vamos a luchar porque se cumpla el resto de los puntos de la resolución" El militar no fue indultado, la justificación para su liberación fue una supuesta reducción de sentencia Creel, quien fue el encargado de hacer el anuncio, informó que "con este acto, se da un paso fundamental en el fortalecimiento del Estado de Derecho y de las constituciones publicas" Pero de acuerdo con lo dicho por el secretario de Relaciones Exteriores, Jorge G Castañeda, quien también participó en la conferencia de prensa, la libertad dada al "señor" Gallardo --como se refirió el canciller hacia el militar? obedece a que al no cumplir con las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en ese sentido, "se deterioró la imagen de México ante el mundo" "Mantener la situación jurídica de José Francisco Gallardo Rodríguez ha contribuido a que se cuestione el compromiso del presidente, Vicente Fox, en el respecto irrestricto de los derechos humanos, y puso además en tela de juicio la voluntad del Estado de dar el pleno cumplimiento de las recomendaciones, lo que se tradujo en el deterioro de la imagen de México ante el mundo", sostuvo el canciller El compromiso del presidente Fox es mantener vigentes los derechos humanos y "encontrar fórmulas valientes e imaginativas en la comisión de asuntos que han pesado negativamente en la percepción que tienen de México en el extranjero" Pese a que Gallardo acusó a altos mandos del Ejército de encarcelarlo injustamente por haber denunciado la violación de los derechos humanos dentro de la milicia y proponer, para erradicar esas prácticas, la figura del "ombudsman militar", Castañeda destacó lo que llamó "el profundo sentido de Estado, así como la institucionalidad y lealtad y respeto a la legalidad de las Fuerzas Armadas Mexicanas", por apoyar la decisión presidencial de liberar a Gallardo El Ejército no se ha pronunciado al respecto El 9 de noviembre de 1993, José Francisco Gallardo Rodríguez cumplió dos penas no acumuladas de 14 años cada una de ellas, en diversas prisiones del país, y que debido a las presiones de organismos internacionales lo trasladaron al Centro de Readaptación Social de Chalco Desde 1995 el general José Francisco Gallardo recurrió a diversas instancias internacionales, entre las que destaca la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), alegando presuntas violaciones a sus derechos humanos Desde ese momento la CIDH siguió el caso como un punto de discusión en la Convención Americana sobre Derechos Humanos En 1996 aprobó un informe en el que responsabiliza al Estado mexicano de la violación de los derechos humanos de Gallardo Por tal motivo, la comisión, desde ese entonces, giró recomendaciones a los gobiernos en turno para liberar al militar Al no obtener respuesta positiva, la CIDH citó a comparecer en audiencia al gobierno federal, para que le explique sobre las medidas adoptadas acerca de su informe Sin embargo, sistemáticamente el gobierno federal se negó a acudir a las audiencias alegando que esa instancia no era la indicada para ventilar el caso La postura del gobierno federal, de acuerdo con Castañeda, "se tradujo en una relación de parálisis sobre la relación de cooperación que suele prevalecer en todo gobierno y los mecanismos internacionales de protección de derechos humanos establecidos al amparo de obligaciones internacionales, libremente adquiridas por el Estado mexicano Al haber ratificado un conjunto de instrumentos en la materia" Pese a que el gobierno de Vicente Fox ratificó, en 1991, la convención americana sobre derechos humanos, tampoco aceptaba avalar las recomendaciones de la CIDH Pero en julio, Fox invitó a representantes de la comisión a trabajar en materia de derechos humanos, y a analizar casos, entre los que se encontraba el del general Gallardo Como resultado, dijo el canciller, "se adoptaron medidas para mejorar la seguridad del sentenciado" Después, la CIDH convocó a una nueva audiencia en la que pese a las medidas adoptadas, el gobierno de México seguía cumpliendo la recomendación de liberar inmediatamente a Gallardo Con anterioridad, el secretario de Gobernación, Santiago Creel, recordó de manera ambigua el proceso que a lo largo de casi nueve años tuvo que enfrentar el militar Sin mencionar tampoco su grado en el Ejército, el funcionario federal también reconoció las participación de la milicia "en la labor invaluable que (realiza) en el servicio de la seguridad interior y en la defensa exterior de la República, tal como lo recomienda la Constitución" A pesar de que la CIDH hizo diversas recomendaciones al gobierno federal para liberarlo, Creel aseguró que el gobierno foxista "ha atendido desde el inicio de esta administración el caso de José Francisco Gallardo, quien se encuentra actualmente recluido en prisión cumpliendo penas que le fueron impuestas en procesos jurisdiccionales seguidos ante los tribunales militares" El encargado de la política interna del país reconoció que debido a las peticiones de organismos internacionales se hicieron estudios del caso, para analizar la situación jurídica del sentenciado y ver si se podía o no proceder legalmente a su libertad Y "como resultado de este trabajo y conforme lo establece el Código de Justicia Militar, el presidente de la República ha decidido expedir un acuerdo a la Secretaria de la Defensa Nacional en el que concede la reducción de penas de prisión ordinaria por los delitos de malversación, destrucción de lo perteneciente al Ejercito y enriquecimiento ilícito a favor de José Francisco Gallardo Rodríguez Esta decisión se funda en los artículos 178 y 871 del mencionado Código que contempla la reducción de la pena cuando exista sentencia irrevocable, y cuando las penas se hayan impuesto en sentencias diversas y no acumulables", apuntó 07/02/02 Propuso un ombudsman militar y lo encarcelaron Juicio por "injurias, difamación y calumnias contra el Ejército Mexicano" Acusado por su hermano de planear un golpe de Estado Chiapas, muestra del ejercicio irracional del poder militar: Gallardo El caso llega a Gobernación, Secodam y PGR El caso de Gallardo, a la CIDH La fiscalía militar pide para el general Gallardo 14 años de cárcel "por enriquecimiento ilícito" Premio "Méndez Arceo" México busca "vías legales" para acatar las recomendaciones de la CIDH

Comentarios