El "fino" asesinato de Novelo

viernes, 8 de febrero de 2002
Mérida, Yuc (apro)- Sin descartar el móvil del narcotráfico en la triple ejecución del diputado Pánfilo Novelo, su hijo y su asistente ?ocurrida el 9 de enero--, una línea de investigación se abre hacia el interior de la Procuraduría General de Justicia del Estado, ya que los sicarios pudieron ser agentes o exagentes de esa corporación El exprocurador Jorge Lizcano Esperón, quien también fue delegado de la PGR en Quintana Roo, descarta que la ejecución haya sido obra de narcotraficantes, ya que "no es su forma de operar" Sin embargo, refiere que pudo tratarse de una venganza, pues fue un trabajo "muy fino y planeado" Hasta el momento, las autoridades policíacas no tienen informes o pesquisas contundentes sobre el sonado caso Inmerso en renuncias e inconformidades entre los agentes, el procurador Miguel Angel Díaz Herrera se ha visto obligado a operar con elementos heredados de la pasada administración estatal, los cuales en numerosas ocasiones fueron acusados de delitos como corrupción y tortura por dirigentes de organizaciones no gubernamentales Las corruptelas están a la orden del día, dijo el litigante Javier Hernández Chan, quien revela que tanto los agentes judiciales como los ministerios públicos han regresado a sus "mañas", ya que de nuevo por cualquier trámite o servicio "te piden una lana" Las cuotas para "aprehensiones" van desde dos mil pesos hasta cantidades exorbitantes, como 30 mil pesos Mientras tanto, las conjeturas sobre la muerte del legislador son numerosas, aunque la Procuraduría local ha reducido a dos las principales líneas de investigación Para las autoridades se trató de una ejecución del narco o de una venganza Pero el procurador Miguel Angel Díaz Herrera adelantó que por lo difícil del caso éste podría "ser similar al asesinato del presidente de los Estados Unidos, John F Kennedy" O sea que tal vez se quede sin resolver Mientras tanto, en un intento desesperado del gobernador Patricio Patrón Laviada por demostrar firmeza en sus actos de gobierno y respaldar al procurador, de quien los priistas piden su renuncia, el 25 de enero reveló que en Yucatán opera el "crimen organizado" Pero esa declaración parece tener destinatarios: los políticos priistas y empresarios que critican a su gobierno "Son esos los que quieren la renuncia del procurador", argumentó el jefe del Ejecutivo en una atropellada entrevista, como suelen ser sus interacciones con los comunicadores Desde el 27 de diciembre, el director de la Policía Judicial, Manuel Uco Limón, renunció a su cargo por diferencias con el procurador en el manejo del caso donde se vio involucrado el hermano del gobernador, Antonio Patrón Laviada, quien agredió a golpes al agente judicial Luis Hernández Tec, quien a su vez el jueves 24 fue detenido en Cancún de manera extraña, en posesión de un automóvil presuntamente robado Un día después de la renuncia de Uco Limón, hizo lo propio el jefe de Aprehensiones de la PJ, José Montiel García El 21 de enero, luego de insistentes reclamos y acusaciones, el subprocurador Mario Toraya también dejó el cargo De manera extraoficial se sabe que también han hecho lo mismo el secretario de Protección y Vialidad, Javier Medina Torre, e incluso el mismo procurador Díaz Herrera Sin embargo, Patrón Laviada, en un afán por mantener a sus hombres en el gabinete, rechazó las renuncias de estos funcionarios, quienes argumentaron muchos problemas para desempeñar sus cargos Un día después de la renuncia del subprocurador Mario Toraya, el mismo gobernador dijo que las renuncias son normales y que podrían darse otras en los próximos días Mientras tanto, sectores académicos y empresariales del estado han urgido al mandatario estatal a que realice los nuevos nombramientos, ya que a pesar de que en esos puestos se mantienen "encargados", se requiere dar una imagen de firmeza en dependencias como la Procuraduría local Pero al gobernante yucateco parece no importarle, pues asegura que la procuración de justicia en el estado "está garantizada" La procuraduría, una cloaca Y es que la permanencia de Prisciliano Luján Ortega como encargado temporal de la Policía Judicial ha despertado la inconformidad entre los comandantes y agentes de la corporación, quienes lo señalan como el principal protector de traficantes de droga en pequeño, y ahora hasta lo tildan de "traidor", pues resulta extraño que luego de haber acudido a Quintana Roo en compañía del agente Luis Hernández Tec --quien el 26 de diciembre tuvo un enfrentamiento a golpes con el hermano del gobernador Patricio Patrón Laviada--, para unas investigaciones relacionadas con el robo de autos, dos días después el agente fue detenido por elementos de la Policía Judicial de ese estado La versión que dieron las autoridades quintanarroenses es que lo encontraron en posesión de dos automóviles reportados como robados Para varios agentes y comandantes de la PGJE de Yucatán, "no cabe la menor duda de que le pintaron un cuatro" Además, en la misma Policía Judicial trabajan sus tres hermanos, Elda, Gabriel y Antonio Luján Ortega De este último se dice es quien vende protección a narcotraficantes Fuentes cercanas a la Procuraduría revelaron que el 28 de diciembre, luego de que el diputado Pánfilo Novelo pronunció un discurso en la tribuna del Congreso local, donde señaló el incremento de la delincuencia en el estado, en su cubículo legislativo habría recibido un documento donde se le informaba de las presuntas irregularidades en la corporación policíaca, en el que figuraban varios nombres de agentes y comandantes, entre ellos Luján Ortega El 9 de enero Yucatán conoció de la ejecución del legislador priista, su hijo y su asistente, cuando se dirigían a Mérida procedentes de la ciudad Valladolid, localizada al oriente del estado Mientras los legisladores del PRI y su dirigencia han disminuido sus exigencias de justicia, las autoridades policíacas, pese a haber designado a dos elementos para que se aboquen al caso, hasta el momento no han logrado reunir elementos suficientes para proceder contra alguien o presuntos sospechosos, mientras que las renuncias y las inconformidades al interior de los cuerpos policíacos de la entidad continúan, aunque el gobernador insiste: "La procuración de justicia está garantizada"

Comentarios