Investigar a altos mandos militares, demandan ONG

sábado, 9 de febrero de 2002
México, D F (apro)- Si bien la liberación del general brigadier José Francisco Gallardo constituye un avance fundamental en el respeto a los derechos humanos en México, no es suficiente, pues debe hacerse una investigación a fondo entre los altos mandos militares para demostrar la inocencia del oficial y castigar a los culpables, coincidieron organismos nacionales e internacionales defensores de derechos humanos Así mismo, el general Gallardo, quien permaneció ocho años en prisión por supuesto enriquecimiento ilícito y haber propuesto la figura de un ombudsman militar, afirmó que ahora, más que nunca, seguirá impulsando la propuesta que lo llevó a la cárcel En conferencia de prensa, ante el general Gallardo y su familia, representantes de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos (CMDPDH) y Amnistía Internacional (AI), afirmaron que la responsabilidad internacional del Estado mexicano no terminará hasta que se haya castigado a los responsables del encarcelamiento del general Christian Rojas, director de Amnistía Internacional, sección México, señaló que a pesar que se logró la liberación del general Gallardo, aún se sigue eludiendo la justicia Indicó que si bien la liberación del militar es bien recibida, carece de reconocimiento del "flagrante abuso del sistema judicial que lo detuvo y sentenció" La resolución emitida el jueves por Fox, dijo, no es suficiente, pues ahora que Gallardo está libre, su nombre debe limpiarse, y todas las recomendaciones de la comisión deben cumplirse, en particular la referente a que los responsables de su persecución sean llevados ante la justicia De lo contrario, si las autoridades eluden confrontar estos temas centrales, "las víctimas continuarán siendo culpables ante la ley por crímenes que no cometieron y la justicia y la reparación completa les será negada" El director de AI añadió que no sólo se deben revocar las sentencias individuales y llevar a los responsables ante la justicia, sino hacer reformas dentro del sistema judicial para asegurar que incidentes de este tipo no se repitan Afirmó que el caso del general Gallardo es una oportunidad para las autoridades mexicanas para revisar y reformar el papel y funcionalidad de la justicia militar y su relación con los tribunales civiles de manera que México pueda cumplir con las obligaciones internacionales de derechos humanos "Si estos cambios profundos no se llevan a cabo las decisiones de Fox tendrán poco impacto y fallarán en el fortalecimiento del estado de derecho y de los derechos humanos en México", advirtió Por su parte, el general Gallardo, afirmó que ahora más que nunca, seguirá impulsando la figura del ombudsman militar "Estamos en esta coyuntura histórica en que se trata de esclarecer el pasado, hay una recomendación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en donde ordena el esclarecimiento de los hechos del 68; se nombró un fiscal especial para esclarecer la guerra sucia de los setenta, y esto fortalece la propuesta de la creación del ombudsman militar para impulsar la apertura y democratización del ejército", afirmó Para poder materializar su propuesta, afirmó que se sumará a otras organizaciones internacionales como la CMDPDH, la CIDH, Amnistía Internacional, la Red de Organismos de Derechos Humanos, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), Human Rights Watch y la ONU, entre otros Además, dijo que tiene el respaldo de muchos militares en activo para la creación del ombudsman, y que sólo es un pequeño grupo el que está en contra Al emitir su opinión sobre la resolución tomada por Fox, el general Gallardo señaló que ésta obedeció a la presión que ejercieron los organismos internacionales de derechos humanos, porque si hubiera sido por voluntad propia, su caso se hubiera resuelto hace mucho tiempo Aprovechó cámaras y micrófonos para enviarle un mensaje a Fox y autoridades del poder público, y decirles que si quieren que se respete el estado de derecho, ellos, como autoridades, deben empezar a respetar las resoluciones de la Suprema Corte de Justicia El general añadió que la decisión presidencial dejó intocado el asunto de fondo: demostrar, a través de los tribunales constitucionales e internacionales, su inocencia No obstante, reconoció el esfuerzo del primer mandatario: "Creo que la decisión de Fox fortalece su situación como comandante de las fuerzas armadas y limpia la imagen del Ejército y además de eso se subordina el Ejército a la autoridad civil, como debe ser en un Estado democrático" Se quejó de que a pesar de que la SCJN emitió, durante los ocho años y tres meses que estuvo en prisión, 37 amparos a su favor, ninguno se cumplió o lo hicieron a medias Por eso consideró conveniente que se aproveche esta coyuntura para que la SCJN emita o cree mecanismos para hacer cumplir sus resoluciones, incluido el Ejército Mexicano Al señalar que la recomendación de la CIDH exige además de la liberación, la investigación y consignación de los responsables, señaló que esto último quedará a criterio del Presidente de la República "Él sabrá si lo deja en la impunidad o no, pero quiero aclarar que uno de los puntos importantes de los tratados internacionales, es que un Estado democrático debe ser uno que resarza los daños que haya hecho en cualquier persona que sufra en sus derechos humanos", puntualizó No dejar en la impunidad este caso, agregó el militar, es una oportunidad para el Presiente de la República y el secretario de la Defensa Nacional; además ?siguió-- está todo documentado, hay nombres, hay datos concretos y responsabilidades que pueden llegar a ser de carácter penal Mencionó a los culpables de su encarcelamiento: Rafael Macedo de la Concha, exprocurador militar y actual procurador general de la República; el exsecretario de la Defensa Nacional, Enrique Cervantes Aguirre, así como el general Enrique Tomás Salgado Cordero Aseguró que de acuerdo con el fallo emitido por la Corte, sigue manteniendo el grado de general brigadier De hecho, dijo, ya envió una carta al Ejército en la que comunica estar a disposición del alto mando militar, sin embargo, manifestó que la Secretaría de Gobernación (Segob) le giró instrucciones de que no haga nada hasta que la dependencia se lo indique Y contrario a la opinión que emitió el canciller mexicano, Jorge Castañeda, en torno a que no tiene sentido que el general Gallardo acuda a la audiencia que se celebrará en la Corte Interamericana el próximo 19 de febrero, el militar liberado afirmó que seguirá empujando el asunto a través de los tratados y tribunales internacionales, para que su caso quede totalmente esclarecido, aunque reconoció que no puede hacer nada en tanto no se defina su situación en México y su relación con el Ejército Comentó que dedicará su tiempo a terminar su maestría en Administración Pública y seguirá impulsando el ombudsman militar a través de los partidos políticos, la academia y organismos no gubernamentales 08/02/02