Análisis político: PRI, siguen los ajustes de cuentas

viernes, 1 de marzo de 2002
México, DF (apro) - Al espectáculo electoral de los priistas, que se hundieron en las inmundicias que por décadas practicaron en contra sus adversarios políticos en comicios constitucionales, sigue un vasto ajuste de cuentas entre los dos bandos, que rebasará los eventuales acuerdos cupulares que, sin duda, habrán de efectuarse Pero la turbia elección tiene, además, un ingrediente funesto para el avance democrático de México: exhibió que el uso inescrupuloso de recursos inmorales e ilegales no ha sido desterrado y que el PRI, a cuyo frente estará un consumado mapache, Roberto Madrazo, no dudará en recurrir a ese esquema para recuperar el poder Independientemente de que los resultados sufran una modificación como consecuencia de las impugnaciones de la planilla de Beatriz Paredes, que eventualmente pudiera cambiar los resultados hasta ahora en favor de Roberto Madrazo, en la base priista, en los estados y municipios, en las rancherías, pueblos y comunidades, el encono se ha recrudecido En cada uno de esos lugares, sobre todo en donde los mecanismos de control impusieron, casi de manera unánime, a alguna de las dos planillas, habrá perdedores y ganadores, y la proclamada "operación cicatriz" tendrá los mismos negativos resultados que la aplicada en 1999, cuando los labastidistas pretendieron atraer a Madrazo y a sus seguidores una vez que los aplastaron en la contienda por la candidatura presidencial priista Madrazo urdió la revancha, que ahora consumó haciendo más trapacerías que sus adversarios, y va por la que sigue: igual que en la disputa por las candidaturas a senadores y diputados del 2000, cuando los que ahora apoyaron a Paredes se quedaron con la mayoría, ahora los robertistas impondrán sus condiciones Pragmático, Madrazo ha extendido una invitación a la "minoría" --los paredistas-- para que se adhiera a él, y es posible que haya arreglos en ese sentido entre políticos que ahora lo acusan de "mapache" y de encabezar una banda del calibre del "crimen organizado" Se tragarán sus palabras y aceptarán migajas Sin embargo, en los estados, municipios y comunidades será difícil que haya una reconciliación, ahora que los robertistas, que antes fueron desplazados, serán los que se impongan en los mandos priistas y en las candidaturas a puestos de elección popular Por ejemplo, en Oaxaca y Tabasco los paredistas serán más bien empujados a salir del PRI, en una virtual purga que electoralmente no represente costos Para no ir más lejos, en Tabasco los personeros de Madrazo ya anunciaron que se reanudarán los procesos internos contra quienes se negaron a apoyar a Manuel Andrade, candidato en una elección anulada por fraudulenta y que, con recursos del erario, logró quedar como gobernador al servicio de su antecesor, en una elección extraordinaria En Oaxaca, los priistas antagónicos al gobernador José Murat difícilmente podrán tener cabida, una vez que fueron humillados por la maquinaria aceitada con recursos del presupuesto estatal Pero lo fundamental no son las vendettas intestinas en el PRI, sino el mensaje que se envía: la reactivación de las sucias prácticas mediante las cuales durante décadas se aplastó a la oposición El valladar principal a la restauración autoritaria, ante un gobierno federal constitucional y políticamente débil, es --además de las instituciones democráticas, como el Instituto Federal Electoral (IFE)-- el escrutinio ciudadano y el repudio, mediante el voto, a ese esquema Comentarios: ">delgado@procesocommx