Teme Millán un contraataque del crimen organizado tras la detención de Arellano

lunes, 11 de marzo de 2002
Mazatlán, Sin - El gobernador de Sinaloa, Juan Millán Lizárraga, manifestó que, dado el deceso de Ramón Arellano Félix y la captura de su hermano, Benjamín, los grupos de narcotraficantes se estarían reorganizando en la entidad y no se descarta un contraataque de los mismos Por ello, las autoridades sinaloenses se encuentran en alerta permanente, dijo el mandatario de la entidad en la que fue acribillado Ramón Arellano, durante una balacera con la policía de Mazatlán El sábado pasado, el gobierno federal ratificó que el narcotraficante estaba muerto, así como la aprehensión del hermano con el que encabezaba el cártel de Tijuana Y después de que el exgobernador de Chihuahua y actual secretario de la Contraloría, Francisco Barrio Terrazas, alertó sobre la posibilidad de represalias a raíz de lo que fue señalado como un "golpe mortal" al cártel de Tijuana, Millán señaló que se están tomando las medidas de prevención necesarias hasta donde es posible El mandatario estatal rechazó que haya vínculos entre las fuerzas de seguridad del estado y los narcotraficantes; pidió a los medios no seguir hablando de esos supuesto vínculos, pues dijo que esas informaciones ponen en riesgo la vida de los policías Ante el hecho de que Sinaloa recibió 100 millones de pesos menos que en el 2001 para canalizarlos a las acciones contra la delincuencia, Millán insistió en que es necesario que la federación aumente sus aportaciones en esa materia 11/03/02

Comentarios