El PRD: la elección de 1999

sábado, 16 de marzo de 2002
En su propia transición, el PRD llevó a cabo una elección abierta para renovar su dirigencia nacional en 1999, en la que salieron a relucir algunos de los vicios de los grupos que le dieron origen hace una década, con lo cual perdió ante la opinión pública parte del potencial logrado mediante los mayores triunfos electorales de la izquierda en su historia La herencia de la cultura política priista colocó al PRD, el domingo 14 de marzo de 1999, en la contradicción de asumirse como un partido moderno y democrático, pero en el que subsisten numerosas prácticas que pusieron en entredicho la viabilidad de la propuesta de su principal líder, Cuauhtémoc Cárdenas, de celebrar una elección primaria entre la oposición para lanzar un candidato presidencial único "No tendríamos autoridad moral para convocarla y organizarla si hay impunidad en las irregularidades que se presentaron en la elección", reconoció Amalia García, en marzo del 99 cuando se autoproclamaba triunfadora en los comicios internos Y advirtió que la próxima dirigencia nacional sería ilegítima si no se "limpia" la elección Coincidente, Jesús Ortega, rebasado hasta ese momento con un porcentaje mínimo por la senadora zacatecana, confió en que cristalizara la propuesta del jefe de Gobierno del Distrito Federal, pero advirtió la dificultad de "extirpar la cultura priísta", que incidió -reconoció- en las elecciones internas Aceptaron ambos que, como suele hacerlo el PRI en las elecciones constitucionales, el domingo 14 de marzo se produjeron operativos fraudulentos mediante acarreo de votantes, relleno de urnas, otras que jamás se instalaron y que resultaron súbitamente repletas, candidatos y prominentes militantes "rasurados" del padrón, así como la inexperiencia de los miembros de los órganos y funcionarios electorales del PRD "Un ejercicio democrático extraordinario", como lo llamaba García, se empañó con actos viciosos que, añadió, era preciso sancionar: "Este es el elemento clave de esta elección: no debe haber impunidad para nadie que incurrió en prácticas inadmisibles" Ortega rechazó que se hubiera dado un enfrentamiento de "mapaches contra tejones", como describía el entonces presidente saliente del PRD, Andrés Manuel López Obrador, a los priístas en sus contiendas internas Aunque reconoció: "El PRD no puede automáticamente sustraerse de una cultura que durante 70 años hegemonizó la vida política nacional y que permeó a todas las estructuras No se trata solamente de sacar al PRI de Palacio Nacional, sino también de extirpar la cultura priísta" Mínima la diferencia de votos entre los dos principales candidatos, García y Ortega, la entraña del litigio estaba fundamentalmente en Oaxaca, un estado donde paradójicamente ninguno de los dos tenía mayor presencia y que, sin embargo, una peculiar maniobra de "mapacheo" podía determinar quién sería el presidente del PRD hasta el 2002 En efecto, una funcionaria electoral responsable de instalar las casillas en 22 municipios de fuerte presencia perredista en Oaxaca, no sólo no cumplió con su responsabilidad el día de la elección, sino que dos días después resultó que votaron todos los inscritos en el padrón y otras 12 mil personas se afiliaron súbitamente Amalia García fue la favorecida por la maniobra, efectuada extrañamente por una adversaria, en un episodio que la planilla de Jesús Ortega califica de una "elección de escritorio", con votos inventados, según un documento entregado al Comité Central del Servicio Electoral del PRD, responsable de la organización y desahogo de inconformidades, y en el que concluyó: "La gravedad de estos hechos nos llena de indignación y vergüenza El PRD se encuentra al borde del precipicio y del escándalo Y lo que es peor: la legitimidad de la próxima dirección nacional del PRD pende de un hilo que está en manos del Comité General del Servicio Electoral" Cónclave en La Calesa En un intento por evitar un mayor deterioro de la imagen de su partido, Rosa Albina Garavito convocó a los principales candidatos a una comida, el jueves 18 de marzo de ese año, en el restaurante La Calesa de la Zona Rosa, a la que sólo asistieron Amalia García y Jesús Ortega Se acordó terminar con la guerra de cifras que prevaleció hasta la víspera, y los ataques personales Concluida la reunión, en la que hubo el compromiso de instaurar una mínima institucionalidad, Ortega recurrió a los medios informativos electrónicos y tronó contra la senadora "Resulta penoso que no reconozca que yo gané", lamentó García, cuya ventaja de medio punto porcentual sobre Ortega, según el último informe del programa de Resultados Preliminares (PREP), acrecentó la incertidumbre Los resultados finales -que incluían los relacionados con los 128 miembros del Consejo Nacional- deberían darse a conocer antes del 1º de abril Durante la jornada del domingo afloraron las irregularidades, sobre todo en la instalación de casillas -se colocaron 5 mi 990, 90% de las previstas- y el reparto de los 3 millones de boletas, aunque sólo se alcanzó una votación de poco más de medio millón de personas Hacia la medianoche del domingo, Ortega aventajaba a los otros ocho candidatos, de acuerdo con el PREP, manejado por el Comité General del Servicio Electoral, encabezado por José Barberán, un matemático sin compromiso con ninguno de los candidatos, al igual que los otros seis integrantes Pero el disfrute de Ortega sólo fue de horas A partir del lunes 15, entre abundantes acusaciones de "mapachismo", Amalia García se puso al frente de las tendencias, si bien su ventaja fue declinando hasta ser solamente de medio punto, con poco más de 92% de las casillas computadas En el último día que funcionó el PREP, el miércoles 17, las cifras eran las siguientes: 195 mil 960 votos (3284%) para Amalia por 192 mil 923 (3233%) para Ortega Los funcionarios electorales prefirieron guardar silencio ante la guerra de cifras que protagonizaron García y Ortega A tal punto llegó la tensión y la incertidumbre, que la senadora convocó, ese mismo miércoles, a una conferencia de prensa para proclamar que, de acuerdo con 100% de las actas reunidas en su centro de cómputo, tenía una ventaja de 19 puntos sobre Ortega: 208 mil 833 votos contra 196 mil 755 Al día siguiente, Ortega respondió que García faltaba a la verdad y acusó a un miembro de esa planilla de recurrir a la "politiquería" para desacreditarlo mediante la difusión del rumor de que ante su derrota negociaba una delegación política en el gobierno capitalino Reacio a identificar en la conferencia de prensa al autor de la errónea versión, proporcionó el nombre después al reportero: Cuauhtémoc Sandoval, quien como suplente de García aspira a sustituirla en su escaño del Senado La rueda de molino Aunque en la mayoría de los estados la elección se desarrolló sin mayores incidentes, cuatro de los candidatos se lanzaron acusaciones de "mapacheo", sobre todo en Zacatecas, a cuyo gobernador y secretario de Gobierno, Ricardo Monreal y Raymundo Cárdenas, respectivamente, se les acusó de favorecer a García, y Tlaxcala donde el también expriísta mandatario -Alfonso Sánchez Anaya- ordenó repartir fertilizantes para que los militantes sufragaran por Ortega Ambos gobernadores lo negaron El senador Mario Saucedo, jalisciense, documentó con videos y fotografías el acarreo de estudiantes de la Universidad de Guadalajara para que votaran por Ortega, y acusó como autor de ese operativo al exrector Raúl Padilla, uno de los personajes cercanos a Porfirio Muñoz Ledo que acogió Ortega cuando era secretario general del PRD En Campeche, acusaron a la senadora expriísta Layda Sansores, que apostó por Ortega, de robar documentación y ordenar a su cuerpo de guardaespaldas que agredieran a los funcionarios electorales y a los seguidores de García, con quien chocó tras las movilizaciones poselectorales en ese estado Y en Puebla, el presidente estatal perredista "secuestró" toda la paquetería Ante el cúmulo de irregularidades, uno de los contendientes, Raúl Alvarez Garín, quien había pronosticado meses antes el escenario, tronó: "Si la elección del nuevo presidente la va a decidir un grupo de gobernadores y personajes del PRD, mejor hagamos una convención para que de ahí se pongan de acuerdo y no nos salga tan caro el proceso" Entre las irregularidades sobresalió una que ejemplificó el desaseo y que representaría, también, el desenlace en la elección tan cerrada entre los dos principales contendientes "Se trata de una rueda de molino: nadie se la puede tragar", dijo Carlos Navarrete, del equipo de campaña de Ortega Comisionada para distribuir los paquetes electorales en los distritos 23, 24 y 25 de Oaxaca, con cabecera en Juchitán, Matías Romero y Cosolapa, la presidenta del Comité Estatal del Servicio Electoral, Gabriela García Castillejos, simplemente no los repartió en los 22 municipios previstos, según la denuncia de Ortega ante el CGSE Y aunque no se produjo la votación, García Castillejos se presentó a la sesión del órgano electoral del estado, el martes 16, para que se incluyeran los resultados en el acta que se estaba elaborando Como no presentó documentos, los consejeros se negaron y la mujer se marchó Al día siguiente, miércoles, en el acta oficial del escrutinio del estado registraba 19 mil 929 votos, pero en las cifras que proporcionó Amalia García, ese mismo día, eran 50 mil 985 "Esto significa que después del domingo 14 se marcaron las boletas, se elaboraron actas y se integraron paquetes en alguna parte del estado de Oaxaca y se pretende hacer válidos 34 mil 56 votos de tres distritos en los que no hubo elección", estableció la planilla de Ortega Más aún, el padrón de militantes en los 22 municipios que comprenden los tres distritos registra 21,659 afiliados; así, no sólo habría votado el total de los empadronados, sino que se afiliaron 12 mil 397 personas más, cuando el promedio de participación en el estado fue de 23%, que corresponde a la media nacional El documento de Ortega apuntó: "Los beneficiados con esta indigna maniobra son los siguientes: el candidato de la planilla 7 (Mario Saucedo) asciende de 932 votos consignados en el cómputo legal a 19 mil 996 La candidata de la planilla 6, Amalia García, asciende de 2 mil 383 votos a 12 mil 298 más, cantidad similar a los 12 mil 78 votos con los que afirma que ganó la elección nacional a su más cercano competidor" Y agregó: "El comité Central del Servicio Electoral se encuentra ahora ante una decisión crucial: rechazar la inclusión de esas cifras producto de una elección de escritorio o darles entrada al cómputo nacional y declarar a Amalia García presidenta nacional del PRD con los votos inventados en Oaxaca" De todos modos gano: Amalia Amalia García no se inmutó Dijo ser ajena a esa maniobra, y llamó la atención de que la funcionaria electoral responsable de que no se distribuyeran los paquetes se hubiera refugiado en la casa de campaña de Convergencia Democrática, cuya candidata era Rosa Albina Garavito Este enredo, dijo García, "me es ajeno" Aunque las cifras le daban a ella ventaja en ese estado, era contradictorio que hubiera sido una simpatizante de Garavito: "Hay que preguntarle a Jesús" Ortega, quien consideró que entre las irregularidades en que incurrió la planilla de García, la de Oaxaca "es la más escandalosa", dijo que era irrelevante que una simpatizante ajena haya fraguado la maniobra "El crimen es tan obvio que cualquier investigador puede saber quién es el culpable" -¿Quién? -Se inventaron las cifras -Pero eso se realizó en la oficina de Convergencia Democrática, a cuya planilla es ajena la senadora García -Hay una máxima de los investigadores policiacos: ¿A quién beneficia el crimen? García respondió que Ortega debía explicar cómo en un estado como Jalisco, donde no gobierna el PRD y la militancia es pobre, obtuvo una votación sumamente alta: más de 18 mil votos, mientras que su contendiente más cercana, Garavito, apenas logró 2 mil 10 "Eso no tiene razón de ser", dijo la senadora Y a las acusaciones de que fue favorecida en Zacatecas, recordó que ahí nació, fue precandidata a la gubernatura, coordinadora de la campaña de Monreal y que recorrió -"hasta en caballo"- todas las regiones y comunidades "Hasta votó poca gente por mí: sólo una tercera parte del padrón de 60 mil afiliados Eso sí es inexplicable "Lo que pasa -añadió- es que la cultura machista que prevalece no concibe que una mujer, con escasos recursos -900 mil pesos- y sin el apoyo del aparato del partido, pueda ganar Movilicé a 18 mil personas, jóvenes y mujeres Gané por eso" A su vez, Garavito se declaró en favor de limpiar la elección "Aún es tiempo de que el PRD salga fortalecido mediante la anulación de escrutinios amañados y la celebración de nuevas elecciones en estados como Oaxaca, Zacatecas, Chiapas y Campeche "Estamos innovando en los métodos de elección Pese a todas las irregularidades que tiene, es una contribución a una nueva cultura democrática Se tienen que perfeccionar estos métodos, pero de ninguna manera regresar al dedazo o a las elecciones de élite" -¿Habrá gobernabilidad? -se le preguntó a García -Sí, claro Soy una política acostumbrada a poner en el centro la búsqueda del acuerdo para que las cosas avancen Lo dije durante mi campaña y lo digo hoy: Me propongo a ser un factor de unidad en el PRD -¿Pero tendrá legitimidad una presidencia con escaso margen de victoria? -Sin ninguna duda En cualquier proceso electoral en el mundo existen varios pasos previos a la decisión de quién gana: la campaña, el día de la elección, el periodo para desahogar los reclamos, el cómputo y el dictamen "No habría legitimidad si esos reclamos no fueran atendidos Pero si son atendidos, puntualmente, de manera precisa, al final el dictamen le dará toda la legitimidad a quien gane Aquí y en el resto del mundo" -¿No se desbarata el PRD? -No se desbarata el PRD, al contrario Es un llamado de atención para que afinemos nuestra organización, para que vicios que se hayan expresado sean atendidos y sancionados, independientemente de lo que pase con el dictamen, se debe fortalecer el partido -¿Tendrá el PRD autoridad moral para convocar a elecciones primarias? -Sí Pero no tendremos autoridad moral si hay impunidad (Proceso No1168 / 22 de marzo de 1999)

Comentarios