Por criticar a sus críticos, la CNDH regaña a Fox

sábado, 16 de marzo de 2002
El 9 de noviembre del 2001 el periodista Carlos Ramírez interpuso una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) contra el presidente, Vicente Fox, que derivó en que la dependencia haya lanzado una recomendación al Ejecutivo para "conducirse a reserva y con moderación" De acuerdo con un reportaje que presenta la revista Proceso, en su edición número 1324, la queja ante derechos humanos fue presentada, luego de que Fox "recomendó" al gremio periodístico que exalte los hechos positivos no los negativos, de su gobierno Para el periodista esa es una intromisión a la política editorial de los medios de comunicación En entrevista, Ramírez relata los motivos que lo orillaron a presentar la queja contra el presidente, cuyas declaraciones contra los representantes de los medios, a quienes acusó de difundir "babosadas", a su llegada de una gira por Europa, son para el autor de la columna "Indicador Político" de "El Financiero", "un agravio y por eso tomé la determinación de presentar una queja" Pero no sólo esas declaraciones motivaron al periodista a presentar la queja; también contribuyeron las acusaciones del Ejecutivo, en el sentido de que los representantes periodísticos lo criticaban a él y a los miembros de su gabinete porque ya no recibían prebendas del gobierno Entre otras cosas, Ramírez cuenta a Proceso ?en su edición del domingo 17 de marzo-- las acciones y declaraciones del presidente que implican "una manipulación de información privilegiada por parte del presidente" y cómo fue que su queja prosperó, al grado de que en su recomendación, la CNDH le recuerda a Fox que debe actuar de manera imparcial, sin favorecer o atacar a nadie por razones personales, familiares, ideológicas "o de cualquier otra naturaleza"