Sin fundamento, los escándalos contra Pemex, asegura Romero Deschamps

lunes, 18 de marzo de 2002
México, DF - En un aniversario más de la expropiación petrolera, el líder sindical de los trabajadores de Pemex, Carlos Romero Deschamps, aseguró que los escándalos en que se ha visto envuelta la empresa y su persona no han sido "suficientemente fundamentados", por lo que ha preferido no añadir su voz "a la diatriba pública" y esperar que el asunto se resuelva conforme a la ley En la ceremonia conmemorativa del 64 aniversario de la expropiación petrolera, Romero Deschamps se refirió así a la investigación que el Gobierno federal realiza por supuestos desvíos de fondos en Pemex por un monto de mil 580 millones de pesos, en los que él estaría involucrado por haber sido beneficiario, como líder sindical, de diversos préstamos irregulares para el gremio El Gobierno federal presume que el dinero que Pemex dio al gremio fue a su vez canalizado al PRI, para financiar la campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa Durante su discurso, pronunciado ante el presidente Vicente Fox, el líder petrolero, quien ya ha declarado por escrito sobre su papel en el caso, aseguró que ha preferido conducirse con prudencia en este asunto, tal como suelen hacer para resolver conflictos laborales La prudencia ha sido necesaria, dijo, para "convencer al obrero de posponer justas demandas en aras de mantener funcionando a la empresa" Aseguró: "A esta misma prudencia hemos recurrido cuando en medio de los acontecimientos que todos conocen, se ha puesto en duda a nuestra organización" Romero Deschamps dejó ir la velada crítica a la investigación que realiza el gobierno, que a pesar de no estar concluida, ha sido ampliamente difundida: "Lo que aún no ha sido juzgado ni suficientemente fundamentado es el germen de incertidumbre, cuyo desvanecimiento esperamos se dé cuando el caso llegue a la instancia judicial que dará razón a quien la tenga" Aseguró que ha puesto a disposición de la autoridad competente toda la documentación necesaria para sostener su defensa "Lo que teníamos que hacer, está hecho", sentenció Más adelante, consideró que la industria petrolera en el país enfrenta riesgos sólo comparables a los que se registraron en la época de Lázaro Cárdenas, pero ahora, dijo, "revestidos de la sutileza de la globalización de la economía" Además de la carrera tecnológica que hace obsoleto en un día lo que se construyó en años, según dijo, Pemex enfrenta la situación de la mala remuneración de sus obreros y la excesiva carga fiscal que pesa sobre la empresa "La tecnología ha puesto a Petróleos Mexicanos y a sus trabajadores ante el dilema que representa quedar en la obsolescencia o afectar la planta laboral por el avance que reduce manos", apuntó La solución al dilema, expresó, es capacitar al trabajador y promover su participación amplia mediante la flexibilización de las jerarquías, pues hasta ahora la gran masa obrera sólo ha aportado su fuerza de trabajo sin poder aspirar a una mayor participación dentro de la empresa "Dénnos capacitación y herramientas, y México podrá apreciar de lo que somos capaces los trabajadores petroleros", dijo, dirigiéndose al presidente Fox A cambio del incremento en la productividad que esto lograría, "esperamos la mejoría de nuestro nivel de vida" Llevaremos a Pemex, prometió, al "lugar privilegiado de la vanguardia"18/03/02

Comentarios