Sea imparcial, exige la CNDH a Fox

martes, 19 de marzo de 2002
Esta semana, el presidente Vicente Fox será una de las estrellas de la cumbre que reunirá a más de 50 jefes de Estado en Monterrey En México, sin embargo su brillo dista mucho de lo que a él le gustaría Sus exabruptos contra la prensa crítica, en noviembre del año pasado, tuvieron consecuencias que rebasaron, sin duda, los peores temores del propio mandatario y de sus voceros La CNDH recogió formalmente la queja que interpuso el columnista Carlos Ramírez, le dio seguimiento al asunto y envió a Fox una reconvención por escrito en la que le hace una llamada de atención para que se ciña a las leyes y se conduza con reserva y moderación Los exabruptos del presidente Vicente Fox contra sus críticos, a principios de noviembre último, le costaron ya una enérgica llamada de atención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en un escrito en el que conmina al Ejecutivo a ceñirse a las leyes y a conducirse con reserva y moderación La CNDH no le saca al bulto y cuestiona la intolerancia de Fox hacia la prensa crítica y su afán de pretender una política informativa y editorial a su gusto Le dice al muy distinguido señor presidente: Este organismo nacional considera importante resaltar el hecho de que, en su carácter de representante del Estado mexicano, tiene el deber de realizar sus funciones públicas de manera absolutamente imparcial, sin favorecer o atacar a una persona o grupo de personas, por razones personales, familiares, ideológicas o de cualquier otra naturaleza La reconvención de la CNDH a Fox se deriva de una queja presentada ante el organismo por el periodista Carlos Ramírez, el 9 de noviembre, en la que cuestionó las acusaciones vertidas por el presidente contra sus críticos y su intromisión en la política editorial de las medios de comunicación al recomendar que se difundan más los hechos positivos del gobierno En su queja, Ramírez acusó a Fox de hacer señalamientos insidiosos sobre la existencia de prebendas a escritores y periodistas para que hablaran bien del gobierno en anteriores administraciones y exhortó al presidente a presentar pruebas Fue una acusación injusta, porque quienes lo criticaban eran los mismos que criticaban los presidencialismos anteriores y quienes lo elogiaban ahora, los que elogiaban al presidencialismo del pasado, afirma Ramírez en entrevista No había esta interrelación automática de que era una crítica alimentada por el recorte de prebendas Lo que dijo el presidente se puede considerar un agravio y por eso tomé la decisión de presentar la queja El autogol Ramírez, autor de la columna Indicador Político ?que se publica en El Financiero y en diarios de todo el país?, recuerda los antecedentes de su queja: A su regreso de una gira por Europa, en octubre, Fox reclamó a la prensa que sólo destacara las babosadas ? en referencia a los temas de las botas de charol, el ramo de novia en el avión, los juegos con las figuras de terracota? y no se ocupara de los logros del viaje Francamente, hemos estado bajo una metralla impresionante de ataques (de los medios de comunicación), por una sarta de babosadas que no tienen la menor importancia para nuestro país, comentó el presidente en su programa radiofónico Fox en vivo, Fox contigo, el de 3 noviembre, ante una pregunta de su invitado, el periodista Carlos Loret de Mola Unos días después, relata Ramírez, Fox volvió a la carga contra la prensa, señalando que las críticas se debían a que ya no se daban las prebendas del pasado, es decir, las famosas entregas subterráneas de dinero a periodistas, columnistas, editores, a todo el engranaje de los medios de comunicación, como parte de las prácticas tradicionales dentro del sistema priista Fox abordó el tema en dos entrevistas radiofónicas, el 7 de noviembre Ante Jacobo Zabludovsky, sostuvo que los medios erosionan la Presidencia de la República como respuesta a que suspendió todos los pagos extraordinarios a periodistas que se hacían antes El presidente le notificó lo mismo a Pedro Ferriz de Con: Ahora ya no le damos a ningún periódico ni a ningún escritor ni a ninguna pluma las gratificaciones o los dineros para que hablen bien del gobierno, nosotros lo suspendimos totalmente Además de agravios, esas acusaciones implican una manipulación de información privilegiada del presidente de la República, dice Ramírez, entrevistado el jueves 14 en su oficina en la revista La Crisis, en la colonia Roma Si el presidente tiene pruebas, tiene la obligación de presentarlas ante la Contraloría, para que se abran los expedientes administrativos y hasta fiscales Desde luego, añade el columnista, el presidente tiene opinión política, y tiene una opinión política que puede ser crítica, pero no tiene derecho a usar información interna ni a manipularla o tergiversarla con tal de contener a la crítica El presidente tiene la obligación de cumplir los preceptos constitucionales que garantizan el libre ejercicio de la crítica El regaño En atención a la queja de Ramírez, el 12 de diciembre la CNDH solicitó al secretario de Gobernación, Santiago Creel, que rinda un informe en relación a los hechos manifestados por el quejoso, así como copia certificada de los documentos que considere necesarios para la debida integración del caso La respuesta llegó el 31 de diciembre, a través del director general de Asuntos Jurídicos de Gobernación, Daniel Francisco Cabeza de Vaca: El Presidente de la República, al emitir sus comentarios en torno a las opiniones vertidas por los diversos medios de comunicación, lo hace en uso del derecho constitucional de expresar libremente sus ideas En este sentido, el ejercicio de un derecho no puede implicar la conculcación del otro Por ello, resulta no solamente legítimo, sino además con sustento constitucional, el hecho de que el titular del Ejecutivo Federal conteste, replique o busque rectificar las opiniones que se generen con motivo de la gestión gubernamental Cuenta Ramírez que en la CNDH le pidieron su opinión sobre la respuesta de Gobernación y él simplemente se declaró insatisfecho Les dije que había que dar continuidad a la queja El comunicado de Gobernación señala algo que yo no he cuestionado, el derecho del presidente para criticar a sus críticos, eso sería como querer ponerle una mordaza El presidente puede emitir críticas e incluso quejarse ?como lo hizo el miércoles 13? de que los medios no destacan sus hechos positivos, lo que creo es que falla el aparato de comunicación del gobierno y no la prensa El meollo de su queja, puntualiza Ramírez ?uno de los críticos más tenaces de los gobiernos de Carlos Salinas y Ernesto Zedillo?, fue que consideré un agravio que el presidente dijera que la crítica provenía de quienes habían recibido prebendas que ya no recibían Insiste: El punto central es que si el presidente dijo que había prebendas, que presente las pruebas, porque esto implicaría una malversación de fondos públicos en las administraciones pasadas y, desde luego, un problema de evasión fiscal de quien recibió ese dinero sin declararlo A la CNDH tampoco le satisfizo la respuesta de Gobernación José Juan Alonso, director del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos, dice que durante varias semanas un equipo de abogados analizó el caso y elaboró un informe que sería la base del alegato que dirigió la comisión a Fox, hace un mes En su escrito a Fox, copia del cual tiene Proceso, la CNDH resume la queja de Ramírez y la respuesta de Gobernación, y luego entra de lleno a los temas de libertad de expresión y derecho a la información, empezando por el marco jurídico que los tutela Argumenta la CNDH: el derecho a la información tiene dos vertientes, aquél que garantiza el que la sociedad en general cuente con información veraz y oportuna, y la obligación del Estado de mantener una política de comunicación objetiva e imparcial, evidentemente orientada a preservar los principios contenidos en la propia Constitución y salvaguardar los derechos humanos de los gobernados Más adelante, la CNDH le explica a Fox la diferencia entre información, que son hechos, datos, noticias y acontecimientos susceptibles de ser verificados, y opiniones e ideas, que son la exteriorización del pensamiento que implica normalmente juicios de valor, una actitud frente a la realidad o una orientación respecto de un hecho, respecto de las cuales no puede en ningún momento exigirse veracidad u objetividad, pues son de carácter subjetivo Puntualiza: El derecho a la información implica que todo individuo puede, en relación con el Estado, buscar, recibir o difundir (o no buscar, no recibir ni difundir) informaciones, opiniones e ideas por cualquier medio, y toda persona tendrá frente al Estado el derecho a que éste no le impida buscar o recibir o difundir (o no lo obligue a buscar, recibir o difundir) informaciones, opiniones e ideas por cualquier medio La censura previa, directa o indirecta, queda prohibida en todo caso A ella se equipara toda medida preventiva Incluso la actividad judicial sólo puede ser ejercida una vez que se haya emitido la información u opinión Esto es, el abuso de la libertad de expresión no puede ser objeto de control preventivo, sino fundamento de responsabilidad para quien lo haya cometido, en caso de que se atente a los derechos y la reputación de terceros Como requisito indispensable para hacer efectivos los derechos mencionados, prosigue la CNDH, quienes ejercen la función periodística requieren las condiciones necesarias para comunicar a la sociedad los contenidos periodísticos de manera libre, sin ser objeto de sanciones o ataques por parte del Estado; por el contrario, éste tiene la obligación de promover precisamente dichas condiciones Se lanza a fondo: Si las autoridades públicas, elegidas o designadas para servir o defender a la sociedad, asumen ante ésta actitudes faltas de ética, al entregar a la comunidad información manipulada, incompleta o condicionada a intereses de grupos o personas, incurren en violación grave a las garantías individuales En el caso particular, los medios de comunicación fueron objeto de una severa crítica por parte del Ejecutivo en relación con su cobertura de las actividades presidenciales, recriminándoles que privilegien ciertos temas y no resalten aquellos de mayor relevancia para el país, observaciones con las que aparentemente se pretende influir en la política editorial de los medios La libertad de expresión y el derecho a la información son indispensables para la formación de opinión pública en una sociedad democrática, pero precisamente en atención a la libertad de expresión y prensa que debe ser garantizada a los particulares, en este caso los periodistas y medios de comunicación, resulta reprochable el haber utilizado la difusión del programa de radio Fox en vivo, Fox contigo, programa evidentemente de carácter gubernamental, para que el Ejecutivo del Estado expresara su desacuerdo acerca de las críticas manifestadas en los diversos medios de comunicación, e insinuara línea a seguir por los mismos medios cuando se refieran a la figura presidencial, lo que evidentemente fustiga el quehacer periodístico Tras apuntarle al presidente su obligación de realizar su labor pública de manera imparcial, la CNDH enfatiza: En el ejercicio de sus funciones, el servidor público debe ser totalmente imparcial, esto es, entre otras cosas, no hacer de la función un instrumento de propaganda de cualquier especie No obstante, aun y cuando el funcionario está fuera de servicio, tiene la obligación de conducirse con reserva y moderación, obligación que se acentúa entre más elevadas sean sus funciones y su rango jerárquico y, en mucho mayor medida, cuando su intervención afecte directamente la función de la entidad a la que representa Le recuerda a Fox que al ocupar el cargo de presidente de la República se comprometió a guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes que de ella emanen Por lo anterior, el presidente de la República y demás servidores públicos tienen la obligación de ceñir los actos a la estricta observancia de la ley, impulsando una cultura de procuración efectiva de la justicia y de respeto al Estado de derecho, por lo que en todo momento deberán actuar en forma imparcial, sin conceder preferencias o privilegios a persona alguna En ese sentido, se deberá garantizar el derecho a la información gubernamental, sin más límite que el que impongan el interés público y los derechos de privacidad de particulares, establecidos por la ley Respetar sin excepción alguna la dignidad de la persona humana, los derechos y las libertades que les son inherentes, siempre con trato amable y tolerancia para todos los gobernados Al emitir sus comentarios sobre los críticos ?le dice la CNDH a Fox?, efectivamente lo hace en su derecho a la libertad de expresión, sin embargo, en su carácter de representante del Estado, debe garantizar el pleno goce y ejercicio de los derechos humanos, entre los que se encuentran el derecho a la libertad de expresión y a la libertad de información Con los hechos mencionados, ha demostrado su total desapego a la conducta que debe mostrar por el solo hecho de ocupar un cargo público Además, la CNDH le informa al presidente sobre el compromiso del gobierno mexicano de respetar la Convención Interamericana contra la Corrupción, en particular el acuerdo para establecer normas orientadas a prevenir conflictos de intereses en el ejercicio de las funciones públicas y para asegurar la preservación de un Estado de derecho Según la CNDH, los hechos denunciados por Carlos Ramírez constituyeron un conflicto de intereses entre el propio presidente de la República y los periodistas e integrantes de los medios de comunicación, por lo que contravienen en lo general los principios declarados en la citada Convención El estudio y análisis lógico jurídico de las constancias que integran el expediente permiten concluir que existen evidencias suficientes de que usted, en su carácter de presidente de los Estados Unidos Mexicanos, incurrió, durante el desempeño de su encargo, en actos consistentes en violaciones a la libertad de expresión y de información, en perjuicio de los derechos humanos del señor Carlos Ramírez Hérnández y otros colaboradores de medios de comunicación Utilizar la institución presidencial para recomendar a los medios de comunicación mayor difusión de los hechos positivos del gobierno es una clara muestra de querer incidir en los contenidos de las opiniones de los periodistas, mostrando así una falta de respeto a la libre manifestación de las ideas En consecuencia, concluye la misiva a Fox, esta Comisión Nacional de los Derechos Humanos se permite formular a usted, señor presidente de los Estados Unidos Mexicanos, las siguientes observaciones: ?Mantener una política de comunicación objetiva, imparcial, respetuosa y tolerante hacia los periodistas y los medios de comunicación, a fin de asegurar el más amplio respeto de las garantías de la libre expresión, así como el derecho a la información, y generar un ambiente de cordialidad, en el que se busque brindar plena credibilidad en la sociedad dentro del marco legal de un Estado de derecho ?Y promover ante las diversas instancias del gobierno federal las medidas necesarias a fin de garantizar el irrestricto respeto a las garantías consagradas en los artículos sexto y séptimo constitucionales Política de comunicación Para Ramírez, la relación tirante de Fox con la prensa, especialmente con los medios críticos, es un reflejo de la falta de aprendizaje en el ejercicio de la política y de una ausencia total de una política de comunicación social Recuerdo que Manuel Buendía habló, al principio de los ochenta, de una no política de comunicación, él quería una política que siguiera ciertos carriles, ciertos canales Ahora no hay ni carriles ni canales Señala que las declaraciones de Fox sobre los críticos expresan su desesperación por la supuesta incomprensión de los medios hacia su trabajo Pero es Fox el que no comprende que una de las funciones de los periodistas es la crítica de la figura presidencial, ni tampoco comprende que en la alternancia juega un papel muy importante la libertad de expresión Considera que Fox parece olvidar que la prensa crítica contribuyó a ampliar los márgenes de la democracia en México por los que se coló él Remata el columnista: Lo que en el fondo está en juego es una nueva relación prensa-poder En el sistema priista era una relación viciada, que tuvo uno de sus picos en 1968, cuando Gobernación supervisó los titulares de ocho columnas de los diarios sobre el 2 de octubre y presionó para que no se difundiera la información Con todo, la libertad de prensa se fue ensanchando Lo que ahora está en juego es el rediseño de la relación prensa-poder

Comentarios