Ante la injusticia en la Cancillería, Fox tiene la palabra

miércoles, 20 de marzo de 2002
Al actual secretario de Relaciones Exteriores le gusta hablar de democracia y derechos humanos hacia el exterior pero hacia adentro del país se comporta como un dictador tropical En un reciente discurso ante el presidente de Israel, Moshe Katsav, Jorge Castañeda Gutman dio lecciones sobre la consolidación democrática del país: "Las reglas del juego en México han cambiado Las decisiones autoritarias que en el pasado impidieron desarrollar condiciones más estables y propicias para los negocios son ahora, precisamente, cosa del pasado No más intervenciones furtivas ni acciones arbitrarias por parte del gobierno, sino una actitud abierta, transparente y apegada a la ley" Pero no son cosa del pasado el autoritarismo e intolerancia en la Secretaría de Relaciones Exteriores Están vigentes Parece que el 2 de julio no pasó por Tlatelolco Por el contrario, los veteranos diplomáticos de carrera no recuerdan a ningún canciller tan déspota como el actual Castañeda Gutman ordenó recientemente el traslado, a los peores lugares en el extranjero, de todos los dirigentes de la Asociación del Servicio Exterior Mexicano (ASEM), como una forma de castigo por haber defendido los legítimos intereses de sus agremiados Entre los anteriores cancilleres de México, en el viejo régimen priísta, había la tradición de no trasladar al extranjero a los líderes de la ASEM, mientras dure su mandato, como una forma de respeto a los interlocutores del gremio, electos democráticamente por los asociados adscritos tanto dentro como fuera del país La ASEM, fundada hace más de 30 años, es la única asociación de funcionarios de carrera del Servicio Exterior Mexicano (SEM), en sus modalidades administrativa, consular y diplomática Representa al primer servicio civil de carrera de México y agrupa al 453 por ciento de los mil 385 miembros permanentes del SEM, que se afilian voluntariamente Los traslados de los integrantes de la mesa directiva 2001-2003 no obedecen a necesidades de trabajo de las misiones diplomáticas de México sino al mero capricho del canciller Los cambios son los siguientes: El ministro Sergio Sierra Bernal, presidente de la ASEM, a Irán La consejera Leonora Rueda Gutiérrez, secretaria, a Vietnam El agregado administrativo Manuel Matus Fuentes, tesorero, a Rusia; y la primera secretaria Laura Olivia Mora Barreto, Haití En algún caso se dio marcha atrás, pero éstas son las instrucciones originales del titular del ramo En concreto, dicho líderes se opusieron a ciertas disposiciones de la nueva Ley del Servicio Exterior Mexicano, actualmente en vigor, después de recabar las opiniones de los diplomáticos profesionales Por ejemplo, no están de acuerdo en que ingresen a media carrera algunos funcionarios, que independientemente de su capacidad, tienen ahora un trato de privilegio respecto de quienes empezaron desde abajo, desde el rango de agregado diplomático Confiados en la palabra del presidente del cambio, Vicente Fox, los dirigentes de la ASEM realizaron labor de cabildeo ante el Congreso en el ejercicio de sus legítimos derechos como ciudadanos libres y como dirigentes democráticos que son Para ello, a fines del año pasado, se entrevistaron con legisladores de diversos partidos políticos tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, ante quienes expusieron los puntos de vista de los diplomáticos de carrera sobre la iniciativa de ley Esta labor, que en un país democrático sería absolutamente normal, en México resulta inaceptable para el paladín de la democracia Castañeda Gutman De esta manera el terror campea en las oficinas de la Secretaría de Relaciones Exteriores, que trata de proyectar hacia el mundo una falsa imagen de libertad, pluralismo y tolerancia Pero Vicente Fox no parece advertir que su canciller ha contribuido de alguna manera al desplome de su imagen como presidente de la República Los impunes desplantes de su colaborador reflejan que hace falta liderazgo y sobre todo hacer respetar la autoridad moral de quien, el 2 de julio, nos prometió el cambio Si Fox es el jefe de la diplomacia mexicana, debería pedirle explicaciones al canciller sobre el traslado al extranjero de los miembros de la ASEM No se trata de dar lecciones al primer mandatario sino simplemente pedirle, con todo respeto, que haga justicia Nada más

Comentarios