Fidel Castro pone a temblar a la Cumbre de la ONU

jueves, 21 de marzo de 2002
--El consenso que nos imponen los amos del mundo es que nos resignemos a una limosna humillante, condicionada e injerencista, dice --El comandante cubano cuestionó el "Consenso de Monterrey" y puso en entredicho la pertinencia y eficacia de la Cumbre misma -?Intempestivamente, se retira de la reunión de jefes de Estado; alega que su participación creó "una situación especial" Monterrey, N L (apro)- Dura la mirada, firme la voz, el presidente cubano Fidel Castro subía y bajaba su mano izquierda como para dar mayor énfasis a sus palabras: "El proyecto de consenso que se nos impone por los amos del mundo en esta conferencia, es el de que nos resignemos con una limosna humillante, condicionada e injerencista" Un aplauso surgió de las sillas de presidentes, cancilleres y jefes de las delegaciones de los países africanos, asiáticos y algunos latinoamericanos Los demás --incluido el mandatario anfitrión, Vicente Fox-- guardaron un silencio incómodo Así, en unas cuantas frases, Fidel Castro --el rebelde de siempre-- cuestionaba el documento del Consenso de Monterrey y ponía en entredicho la pertinencia y eficacia de la Cumbre misma Eclipsadas quedaron las alabanzas al documento y a esta cita internacional, hechas previamente por jefes de Estado, como José María Aznar, o cancilleres, como Jorge Castañeda, quienes habían dicho que la Cumbre de Monterrey marcaba un parteaguas para financiar el desarrollo de los países pobres Otra vez, Fidel Castro se volvía a robar la atención de un encuentro internacional y rompía con el adormilado ciclo de discursos de los presidentes que lo precedieron Y es que Fidel no se anduvo por las ramas: dijo que los "países ricos deben condonar la ayuda de los países pobres" y calificó a la economía mundial de "un gigantesco casino"; y llamó "funestas" a las instituciones financieras internacionales, como el FMI Como preparado para otra batalla, el Comandante de la Revolución Cubana iba vestido con su tradicional uniforme de campaña, verde olivo Subió al podio ante la expectación de cerca del centenar de los asistentes A las 12 horas con 13 minutos arrancó con una advertencia: "Lo que aquí diga no será compartido por todos, pero diré lo que pienso, y lo haré con respeto" Y se lanzó: "El orden económico mundial constituye un sistema de saqueo y explotación como no ha existido jamás en la historia Los pueblos creen cada vez menos en declaraciones y promesas El prestigio de las instituciones financieras internacionales está por debajo de cero" Dijo que "la economía mundial es hoy un gigantesco casino" y señaló que "por cada dólar que se emplea en el comercio mundial, más de cien se ocupan en operaciones especulativas que nada tienen que ver con la economía real" Ofreció cifras de la pobreza: la diferencia de ingreso entre países ricos y pobres es hoy de 74 veces; las tres personas más ricas del mundo poseen recursos equivalentes al PIB combinado de los 48 países más pobres; el número de analfabetas, 854 millones; el de personas que carecen de medicamentos básicos, 2 mil millones; menos de 11 millones menores de cinco años mueren anualmente por causas evitables "¡Un verdadero genocidio!", gritó casi, y surgieron los primeros aplausos Fidel siguió de largo: "No se puede culpar de esta tragedia a los países pobres Estos no conquistaron y saquearon durante siglos a continentes enteros, ni establecieron el colonialismo, ni reimplantaron la esclavitud, ni crearon el moderno imperialismo Fueron sus víctimas La responsabilidad de financiar su desarrollo corresponde a los Estados que hoy, por razones históricas, disfrutan de los beneficios de aquellas atrocidades" Volvieron los aplausos Y Fidel siguió, incontenible, acompañando sus palabras con movimientos de su mano izquierda: "El mundo rico debe condonar la deuda externa y conceder nuevos préstamos blandos para financiar el desarrollo Las ofertas tradicionales de ayuda, siempre raquíticas y casi siempre ridículas, son insuficientes o no se cumplen" Pidió entonces adoptar medidas para frenar la especulación monetaria y generar fondos suficientes Propuso que éstos estuvieran en manos de Naciones Unidas, no de "funestas instituciones como el FMI", para suministrar ayuda directa al desarrollo con la participación democrática de todos, sin el sacrificio de la independencia y la soberanía de los pueblos Justo en ese momento, el director del FMI, Horst Köhler, estaba hablando en un salón anexo Lo mismo hacía en otro salón el secretario general de la ONU, Kofi Annan Fue entonces cuando soltó la frase que cuestionó a la Cumbre misma y a su documento básico --el Consenso de Monterrey--: "El proyecto de consenso que se nos impone por los amos del mundo en esta conferencia, es el que nos resignemos con una limosna humillante, condicionada e injerencista" Con esas frases también quedaron hechos trizas los anuncios con bombo y platillo del incremento a la ayuda por parte de la Unión Europea --del 033 al 039 por ciento del PIB-- y de Estados Unidos: 15 mil millones al año en el 2006 Y más: "Ante la profundidad de la crisis actual, nos ofrecen un futuro todavía peor, en el que no se resolverá jamás la tragedia económica, social y ecológica de un mundo que será cada vez más ingobernable" En clara referencia a Estados Unidos añadió: "Las armas cada vez más sofisticadas que se acumulan en los arsenales de los más poderosos y ricos podrán matar a los analfabetos, los enfermos, los pobres y los hambrientos, pero no podrán matar la ignorancia, las enfermedades, la pobreza, el hambre" Concluyó en medio de una ovación --con gritos de "bravo" incluidos--con frases que envidiría un "gobalifóbico": "De una vez por todas debe decirse 'adios a las armas'"; "algo tiene que hacerse para salvar a la humanidad"; "un mundo mejor es posible" EL RETIRO DE FIDEL Cuando todos esperaban que Fidel bajara del podio, éste pidió a Fox --presidente de la sesión-- que le permitiera 20 segundos para "una aclaración" Sacó del bolsillo izquierdo de su uniforme un papel y leyó: "Les ruego a todos que me excusen que no pueda continuar debido a una situación especial creada por mi participación en esta Cumbre, y me vea obligado a regresar de inmediato a mi país" Todos se miraron extrañados Luego dijo que delegaba en el presidente del Parlamento de Cuba, Ricardo Alarcón, sus prerrogativas como jefe de la delegación cubana "Espero que no se le prohiba participar en ninguna actividad oficial" Más intercambios de miradas De inmediato salió de la sala de conferencias Los reporteros que estaban en la sala de prensa salieron en tropel hacia el estacionamiento Medio centenar rodeó el auto de la delegación cubana El chofer intentó cambiar de lugar el auto Fue imposible Los reporteros se agolpaban a su alrededor El vehículo salió a velocidad "Va hacia al estacionamiento del sótano", gritaron algunos En plena estampida bajaron reporteros, fotógrafos y camarógrafos Se apostaron a la salida de dicho sótano Poco a poco llegaron agentes cubanos y mexicanos para abrirle una salida al presidente Castro Trajeron incluso barras metálicas que interpusieron entre los reporteros; pero Fidel tardó poco más de una hora en bajar Estaba en dos reuniones bilaterales: una con el presidente de Colombia, Andrés Pastrana; y otra con el secretario general de la ONU, Kofi Annan Fox había dejado la presidencia y se dirigía a una reunión bilateral con el presidente de Uruguay, Jorge Batlle Iba con el semblante serio Su jefe de imagen, Francisco Ortiz, intentó decirle algo "No me digas nada", cortó el presidente A esa misma hora el canciller mexicano Jorge Castañeda ofrecía una conferencia de prensa Siete veces le preguntaron sobre la "circunstancia especial creada por la participación de Fidel en la Cumbre" que lo había obligado a regresar a Cuba "No tenemos información sobre la circunstancia a que se refería", dijo el canciller mexicano Y expresó que el propio Fidel había anunciado que estaría durante un "tiempo mínimo" Aseguró que no hubo cambio alguno en la agenda y que solamente se había pasado al vicepresidente cubano al área de vicepresidentes --¿Cómo interpreta el Gobierno de México el anuncio del presidente Castro de abandonar la sala? --No interpretamos nada Simplemente tomamos nota de que así lo había anunciado y, en efecto, así procedió Luego, rechazó que el Gobierno de México hiciera propuesta alguna a Castro para que ajustara su agenda y no se encontrara con el presidente Bush Igualmente rechazó que México hubiera recibido presión, gestión o sugerencia de parte de Washington para que no estuviera Fidel Castro a la llegada de Bush Cuando Castañeda terminó la conferencia de prensa, Castro bajó al estacionamiento del sótano Los reporteros le gritaban prácticamente una sola pregunta: "¿Cuál es esa circunstancia especial que lo hace regresar a Cuba?" Fidel pasó de largo Ya para entrar al auto levantó una mano a manera de saludo Subió al vehículo y se fue LA CONFUSION A las 4:30 de la tarde el presidente del Parlamento de Cuba ofreció una conferencia de prensa y aumentó la confusión Dijo que iba a mantener la discreción sobre el tema, pero dio a entender que el problema se originó cuando Castro ya estaba en México: "hubo una situación que nos llevó a la conclusión de actuar como se actuó", dijo Alarcón calificó de inexacta la declaración de Castañeda sobre que Fidel había anunciado una participación mínima en la Cumbre "Desde que conozco a Fidel Castro no estoy acostumbrado a verlo en formas mínimas El vino a Monterrey a trabajar en todas las sesiones El fue invitado por la ONU y cuando comunicó su decisión de participar y se preparó lo hizo para tener una preparación plena", dijo --¿El retiro de Fidel fue para desestabilizar la Cumbre? --No era nuestra intención Venimos a participar y para manifestar la distancia astral que existe entre ese documento banal y las necesidades para el desarrollo Afirmó que Cuba --a diferencia de los demás mandatarios-- no sufragaría el llamado Consenso de Monterrey Finalmente, advirtió que si no era invitado a los actos oficiales de la Cumbre, la ONU haría con él "un trato diferenciado" Y es que Alarcón no está invitado al llamado "retiro", al que sólo se ha invitado a los jefes de Estado21/03/02

Comentarios