Denuncian aumento de actividades paramilitares en Tila y Sabanilla

viernes, 22 de marzo de 2002 · 01:00
San Cristóbal de las Casas, Chis , (apro)- Bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) dieron a conocer que tras la detención del líder del grupo acusado de paramilitar "Paz y Justicia", Diego Vázquez Pérez, se ha incrementado la presencia de grupos armados en los municipios de Tila y Sabanilla De acuerdo con su versión, el grupo "Paz y Justicia", acusado de paramilitar, ha reanudado las amenazas en contra de los seguidores del grupo rebelde "Amenazan de día y de noche", aseguraron Más aún, afirmaron que en la comunidad Wilis, del municipio de Tila, "hay un grupo de 14 elementos recibiendo entrenamiento paramilitar", el cual está encabezado por el señor Oscar Ramírez Gómez Algo similar, agregaron, existe en la comunidad Morelos del municipio de Sabanilla, donde presuntamente opera un grupo que utiliza armas de alto calibre y que amenaza con "venadear" a los zapatistas cuando vayan a sus parcelas Según los rebeldes, en la colonia El Ocotal, municipio de Sabanilla, también es adiestrado otro grupo de personas "Están recibiendo entrenamiento y se movilizan de día y de noche", advirtieron En la comunidad Nueva Esperanza "se ha visto a personas que son elementos de ?Paz y Justicia? salen de noche encabezados por el dirigente Nicolás Gómez Alvarez", exregidor municipal, y Graciano Gómez Pérez, actual regidor del ayuntamiento de Tila Las personas arriba señaladas, además del Ejército y la policía estatal, son acusadas por los zapatistas de "movilizar a la gente de los grupos paramilitares" Como dato puntual recordaron que el pasado 25 de febrero los profesores de la colonia Chilintiel, del municipio de Tila, fueron asaltados por personas desconocidas que utilizaban capuchas para cubrirse el rostro Relataron que después del atraco los asaltantes se fueron con rumbo a la colonia Vicente Guerrero Por la tarde la gente vio a personas "uniformadas y con mochila" en la comunidad de Shoctic Lo mismo, el 24 de febrero, en el anexo Francisco Villa, municipio de Sabanilla, fue visto "un grupo de encapuchados con armas de fuego de alto calibre" Al final dejaron en claro que las bases de apoyo del EZLN no quieren "la provocación", por lo que pidieron a los gobiernos federal y estatal que intervengan para evitar un brote de violencia como el que se vivió durante los años 1995-97, que dejó una estela de muerte y odio entre los indígenas de la etnia cho`ol 22/03/02