Sindicatos: en riesgo de tener que rendir cuentas

sábado, 23 de marzo de 2002
No es un temor infundado: el reciente escándalo registrado al interior de Pemex y su poderoso sindicato podría servir de pretexto al gobierno para exigir cuentas claras a todos los gremios del país Según se afirma en la edición de Proceso que empieza a circular el domingo 24 de marzo, el gobierno federal tiene la mira puesta en lograr que los sindicatos del país, muchos de ellos económicamente muy poderosos --poseen hoteles, salones de fiestas, ranchos--, rindan cuentas a la Secretaría de Hacienda El líder del sindicato de la industria de la Radio y Televisión, el senador Nezahuálcoyotl de la Vega, dice, en entrevista con el semanario, que la propuesta original de reforma fiscal del gobierno establecía la posibilidad de auditar a los sindicatos Esta medida pudo ser frenada, agrega Sin embargo, logró imponerse --a través de una reforma legal-- la obligatoriedad para los sindicatos de llevar registros contables, obligación de la cual estaban exentos hasta hace poco De la Vega apunta que esta es la puerta para que después los sindicatos deban declarar ante Hacienda Adelanta, asimismo, que el movimiento obrero intentará dar marcha atrás a esta medida Y asegura que los sindicatos sólo están obligados a rendir cuentas a sus agremiados A pregunta expresa, descarta, en el semanario en circulación a partir del domingo 24 de marzo, que haya tintes políticos en esta decisión gubernamental o que tenga relación con el caso Pemex Se trata, puntualiza, de un mero "afán recaudatorio"