Análisis Político: Salinas vs. Zedillo, pleito contra el país

domingo, 24 de marzo de 2002
México, D F, (apro)- A raíz de su reaparición pública en la Universidad Iberoamericana, el viernes 1 de marzo, y que representa el establecimiento definitivo de su residencia en México, Carlos Salinas ha instrumentado contra su sucesor en la Presidencia, Ernesto Zedillo, una sistemática acometida que ofende a los mexicanos Esta ofensa no es, obviamente, porque Salinas ataque a Zedillo, sino porque ambos expresidentes protagonizan cínicamente un torneo de acusaciones sobre quien de los dos --y esto es lo fundamental-- le hizo más daño al país Ambos, en su momento, han hablado de perversiones, criminalidad, espionaje, filtraciones, pero sobre todo de ocultamiento de información en materia económica, que detonó el colapso financiero de diciembre de 1994 que produjo la más severa crisis en la historia moderna del país y la pérdida del patrimonio de millones de mexicanos Desde que Zedillo culpó a Salinas en esos días de haberle heredado una economía pendida de alfileres --Pedro Aspe lo reconoció, y preguntó: "¿Pero quién le quitó los alfileres?"--, Salinas se ha dicho perseguido y hostigado políticamente, y ha articulado una estrategia propagandística para demoler a su adversario Este martes y miércoles el diario capitalino "El Universal" le dio acogida en sus páginas a Salinas, envalentonado porque en el PRI logró imponer a su aliado, Roberto Madrazo, aprovechando la debilidad del gobierno de Vicente Fox, que se hunde paulatinamente en la indecisión Con motivo de la cumbre de presidentes en Monterrey, organizada por Zedillo para la ONU, Salinas publicó un artículo en dos partes en el que engaña desde su título ?"¿Financiación para el desarrollo?"--, porque no habla de fórmulas para la evolución productiva, sino de su vendetta contra Zedillo Provisto de un discurso que recién estrenó para sus fines, Salinas se volvió súbitamente un agudo crítico del manejo financiero del país y, casi como en un mitin perredista, tildó de traición a la patria el escandaloso rescate bancario mediante el Fobaproa y la deuda "oculta" de cien mil millones de dólares con cargo a los ciudadanos El exjefe del Ejecutivo --hecho a la fuerza "presidente constitucional"? imputa a Zedillo haber filtrado información confidencial a empresarios allegado y haber dejado sin reservas al país, al que con el pasó del tiempo despojó de la banca para entregarla a manos extranjeras Pero nada dice Salinas de la entrega que él hizo, en la privatización, a personajes sin ninguna experiencia financiera y más bien allegados a su hermano Raúl, como Carlos Cabal Peniche y Carlos Flores y Flores, el primero de regreso impune a México y el segundo ni más ni menos que senador del PRI Salinas tampoco explica porqué en su gobierno se redujo el castigo a los criminales de cuello blanco", como Cabal o "El Divino", ni porqué deliberadamente se debilitaron las instituciones encargadas de vigilar la operación de los bancos Esa fue, según el auditor canadiense Michael Mackey, una de las causas por las que se operó discrecionalmente el rescate bancario que Salinas achaca, y con razón, a Zedillo, a quien él designó porque garantizaba su proyecto neoliberal, del que ahora parece deslindarse En su inmenso cinismo y astucia, que se debe reconocer, para justificar que Zedillo le hizo más daño al país que él, Salinas se ha convertido en el primer defensor del gobierno de Fox, por la "herencia negra" que recibió Hábil, Salinas detalla información que ni Fox ni su gabinete han dado a conocer a la sociedad y aplaude al gobierno más que los propios panistas Este tipo de Amigos de Fox son los que le están haciendo falta al actual jefe del Ejecutivo y quizá pronto lo veamos solicitando su ingreso a esa asociación que por el momento está pasmada por los magros resultados de la gestión vigente En realidad, lo que Salinas está buscando es su reivindicación pública, a costa de sus sucesor, y lograr un acuerdo que seguramente ya está cocinado: La liberación próxima de su hermano Raúl, de cuyas raterías prefiere guardar silencio Es pleito entre los dos exjefes del Ejecutivo, entonces, no arroja otra certeza que la perversión de un régimen que aparentemente fue liquidado, pero que en realidad está vigente Ahí está Madrazo y su abultado costal de mañas Y ahí está, también, la parálisis del gobierno de Fox y el amorcillamiento del PAN Comentarios: delgado@procesocommx

Comentarios