Asegura Benjamín Arellano haber estado en Tijuana cuando asesinaron a Posadas

miércoles, 27 de marzo de 2002
México, D F- En lo que fue su única declaración durante el último interrogatorio al que lo sometió la Procuraduría General de la República (PGR), el narcotraficante Benjamín Arellano Félix rechazó haber estado en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el día en que fue asesinado el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, quien murió luego de un tiroteo entre bandas de narcotraficantes, de acuerdo con la versión oficial Después de que su grupo había sido señalado como el artífice de la supuesta gresca, donde el cardenal fue ejecutado al ser confundido supuestamente con un narcotraficante, Benjamín Arellano simplemente señaló con insistencia que el 24 de mayo de 1993 él permaneció en Tijuana, Baja California Esta información fue dada a conocer por la PGR en un comunicado de tan sólo cuatro párrafos, en el que se explica que, después de esa declaración, Benjamín Arellano, detenido el 10 de marzo pasado, rechazó responder a más preguntas Quien es señalado como líder del cártel de Juárez se ha negado sistemáticamente a hacer declaraciones El día en que fue aprehendido, en una residencia en Puebla, sólo quiso confirmar la muerte de su hermano Ramón, días antes en un tiroteo en Mazatlán, Sinaloa En los sexenios anteriores, las autoridades reafirmaron la tesis de que los hermanos Arellano Félix habían sido los autores del asesinato del cardenal Posadas, en tanto que el sustituto de éste, Juan Sandoval Íñiguez, ha sostenido la aseveración de que en realidad fue un crimen organizado por el gobierno de Carlos Salinas de Gortari

Comentarios