Madrazo debe obedecer y no mandar: legisladores priistas

viernes, 29 de marzo de 2002
En el Congreso de la Unión, el panorama para el nuevo dirigente nacional del PRI no es del todo favorable La mayoría de los 297 diputados y 60 senadores de ese partido descartan que entre ellos el exgobernador de Tabasco pudiera tener la postura hegemónica que le permitió hacer y deshacer al interior del Congreso tabasqueño Algunas de las posturas de los legisladores priistas a ese respecto se dan a conocer en la edición número 1326 de Proceso La mayoría plantea la necesidad de que Madrazo haga de lado sus aspiraciones presidenciales y trabaje para que el partido recupere la credibilidad y confianza perdidas El dirigente del PRI ya no es un "enviado del Presidente para comunicarse con las bases priistas", señala el senador Manuel Bartlett en entrevista con el semanario "Ahora es un representante de las bases priistas y, por lo tanto, esa presidencia tiene que convertirse en un contacto permanente con las bases", agrega el legislador, cuyas palabras son apoyadas por la diputada tabasqueña Lorena Bouregard, quien remarca como una exigencia que Madrazo no se asuma como el único interlocutor del PRI con el presidente, Vicente Fox También hablan dos de los promotores de Madrazo, Samuel Aguilar y Jesús de la Rosa, quienes dicen esperar mayor coordinación entre los legisladores y la presidencia priista, con el fin de terminar con la tendencia a la autonomía que se ha dado tanto en la fracción de la Cámara de Diputados como en la de Senadores Por parte de los priistas del Estado de México, Proceso ?en su número que circula a partir del domingo 31 de marzo-- divulga la visión del dirigente estatal Isidro Pastro, quien prevé fracturas al interior del PRI si los liderazgos locales perciben que Madrazo pone el partido a su servicio De hecho, el diputado Jesús de la Rosa, quien ha apoyado al nuevo presidente nacional del Revolucionario Institucional, señala como una necesidad apremiante que Madrazo se desprenda de sus afanes de protagonismo Otros más hacen ver que con las reformas aprobadas en la 18 Asamblea Nacional, la verdadera dirigencia partidista quedó en manos del Consejo Político Nacional

Comentarios