Detallan Roque y Bartlett el acuerdo con Madrazo

domingo, 3 de marzo de 2002
Abandonado, dividido, sin rumbo y con serios problemas económicos -ya tiene comprometidos 450 de los 700 millones de pesos que espera del IFE recibir para los 13 procesos electorales que enfrentará este año en el país-, en el PRI fue dura la disputa por la presidencia nacional Así, el viernes 19 de enero del 2001, Roberto Madrazo Pintado se reunió inesperadamente con Sauri, a quien le manifestó que no aceptará que la dirigencia nacional sea ocupada por alguien "de la corriente que llevó al PRI a la derrota" el 2 de julio, o sea, del grupo de Francisco Labastida Ochoa Sauri y Madrazo prometieron que no habrá "mano negra" en el proceso de selección del nuevo dirigente priista, que se llevará a cabo conforme a lo que decida la mayoría Pero el jueves 25, en ausencia de Sauri, que se encontraba en Chile con la representación del partido, Madrazo invitó a quienes igual que él buscaron la candidatura presidencial, Manuel Bartlett y Humberto Roque Después de un encuentro de casi dos horas, estuvieron de acuerdo en que se exigirá que el nuevo presidente del PRI debe salir por consenso El viernes 26, Bartlett contó a Proceso cómo se originó la reunión: "El jueves en la noche, estaba en mi casa y entró una llamada de Roberto Madrazo para comentarme que estaba reunido con un grupo de priistas y que deseaba platicar conmigo Al poco rato, llegaron a mi casa para tratar el tema del partido "Fue una larga reunión, a la cual también se invitó a Roque Villanueva y a una veintena más de priistas valiosos que hablaron de sus posiciones y preocupaciones respecto de la selección del próximo presidente del partido Al final, Roque, Madrazo y yo llegamos al acuerdo de que era necesario que el nuevo líder que sustituya a Dulce -ella ya expresó que ésa es su voluntad- sea designado por consenso Debemos evitar el rompimiento del PRI ante decisiones que no serán fácilmente aceptables para grupos diversos" Comentó que después del acuerdo, buscaron por la vía telefónica a Sauri, y en su ausencia tomó la llamada el secretario general, Sergio García Ramírez, quien fue informado por Madrazo del deseo de intercambiar opiniones con la dirigencia con miras a lograr consensos en la reconstrucción del PRI Por la mañana del viernes 26, Bartlett también habló con García Ramírez y fijó igual postura "Se buscó comunicárselo inmediatamente a la presidenta del partido -detalla- precisamente porque no se trata de provocar el rompimiento, sino al contrario, que bajo la dirección del CEN se dé ese consenso necesario, que haya una posibilidad de reunir a los grupos, a las cabezas, discutir, orear esto y, desde luego, lograr un proceso democrático interno "Debemos ir por una nueva presidencia, no únicamente para concluir un período, sino para ordenar el partido en este momento en que hay una gran dispersión de gobernadores, senadores, diputados, legisladores locales, presidentes municipales, sectores, una organización muy vasta que no puede desbalagarse "La idea -continuó- es que quien sustituya a Dulce María ordene, ponga en marcha al partido y atienda las elecciones de este año que son muy complicadas por la situación de la que salimos, aunque todavía somos mayoría en el Congreso de la Unión El PRI todavía está muy fuerte y lo único que necesita es una coordinación adecuada, alguien que tome las riendas para unificarlo, darle una dirección y el compromiso de llegar a un proceso democrático" -¿Por qué si se habla de consenso no se invitó a Labastida a la reunión? -Se dijo que Labastida debería estar también Tan no reunimos a todos que tampoco estaba la presidenta del partido La que representa al PRI es ella (Dulce María Sauri), tampoco estuvo, estuvimos tres -¿El nuevo PRI saldrá de un parto normal? -A lo mejor duele mucho a algunos, pero eso sucede en todo el mundo ¿Qué es lo que pasó en España con el Partido Socialista cuando perdió Felipe González? Se pasaron un período en las indefiniciones y luego siguieron adelante Nosotros no podemos estar atrás Lo que nos unió ese día a los tres fue la búsqueda del consenso Por eso, para que no pareciera una reunión clandestina, enemiga de alguien, frontal contra la dirigencia del partido, se le informó a Sergio García Ramírez con toda claridad "Después hablé con él y le dije que estamos dispuestos a sostener pláticas para que haya un presidente de consenso Y obviamente, los que deben estar son muchos, no solamente los tres" "Dedazo póstumo" Manuel Bartlett recordó que tras la derrota del PRI el 2 de julio, Dulce María pretendió renunciar, pero dio marcha atrás debido al consenso de los priistas "El planteamiento que le hicimos fue que se quedara, que abriera el proceso para que el CEN pudiera atender a las elecciones que tenemos este año, que son muy delicadas, después de la sacudida del 2 de julio "Sin embargo, hoy sabemos que Dulce María se va, por razones que entiendo ¿Y qué pasa? Que vuelve a surgir otra vez la inquietud, como surgió desde julio en adelante cuando parecía que Zedillo iba a imponer por dedazo póstumo a un colaborador cercano para dirigir el PRI Y se tomó la decisión de que no se movería nada hasta que se fuera Zedillo, para así evitar cualquier intromisión que nos hubiera dejado muy mal parados Un dedazo póstumo nos hubiera hundido" -¿Quién es el priista idóneo para ocupar el puesto? -El presidente del CEN PRI tiene que ser un hombre que coordine, que concierte, porque ya no hay la línea directa del presidente de la República, que tiene todo el poder, que coloca y hace No lo tenemos y es sano que no vuelva a existir esa relación jamás, porque el país ya no lo resiste "No hay un hombre que pueda ser omnisciente y omnipresente, ya no se puede El nuevo presidente del partido tendrá que actuar con una gran delegación de funciones, con una coordinación muy abierta hacia los estados; que los consejos políticos estatales tengan representación; que las discusiones sean en los estados; que las candidaturas se decidan en los estados Entonces, no será el mismo que pueda estar arriba, como ha sido siempre, escuchando pero dando la última palabra desde la Ciudad de México El senador, exgobernador de Puebla y exsecretario de Gobernación dijo que a pesar de que Sauri anunció su salida, todavía no hay fecha para celebrar la reunión del Consejo Político Nacional, sólo la intención manifiesta de convocar en febrero próximo Madrazo, no El senador Humberto Roque Villanueva, por su parte, dijo que el pacto con Madrazo y Bartlett fue un avance y que se esperaba que antes del Consejo Político Nacional se convoque a otras reuniones, a las que también se invitará a Francisco Labastida Ochoa "De lo que se trata es de incluir a todas las corrientes para hacer del PRI un auténtico partido democrático" -¿A quien ve usted en la presidencia del PRI: a Víctor Cervera, a Roberto Madrazo? -No, no veo a esas figuras como las más probables en la elección que tendrá que hacer el CPN Me inclino por figuras menos fuertes pero también menos cuestionadas En el PRI debe haber no menos de 10 gobernadores que cumplen con esa condición -¿Esto no mete ruido en el proceso de renovación del partido? ¿Están los grupos del PRI en condiciones para incluirse en ese proceso? -Creo que sí De hecho, ése será el gran reto y seguramente el gran éxito si lo logramos Lo de menos es escoger a un presidente y a un secretario general, hombre o mujer, según fuera el caso, lo que importa es definir una dirección colegiada, yo le llamaría una especie de Comisión Política que, formando parte del Consejo Político Nacional, sea a la vez la instancia de consulta inmediata para la toma de decisiones del operar importante del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) "Por citar un ejemplo de los retos, ¿qué nos va a convenir en Baja California: un candidato de unidad, un proceso abierto, un sistema de encuestas? ¿Qué en Yucatán, ante la pugna que tenemos en el estado frente al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación? Todas estas cuestiones, que antes se decidían en la Presidencia de la República o en la Secretaría de Gobernación, ahora tienen que ser procesadas indiscutiblemente por esa Comisión Política que oriente a la directiva nacional, no que la sustituya, no que la acote, sino simple y sencillamente que le dé criterios de mayor consenso e intuición" -¿Quién va a creer en ustedes después de la resistencia que han mostrado para acatar el fallo en Yucatán? -En el caso actual de Yucatán pareciera que la imagen que proyectamos es la de un partido que se rehusa a cumplir una norma jurídica, pero estoy convencido de que en el propio estado de Yucatán la defensa que están haciendo del federalismo, y por su verdadera acepción y por tanto la soberanía que tienen para este tipo de decisiones, ha sido exitosa "Depende del PRI nacional transformar lo que en mi opinión es un éxito local en Yucatán, el que no se revierta como un problema de imagen a nivel nacional" El autista De manera soterrada, los labastidistas también dieron muestra de empuñar las armas El mismo Labastida convocó a reuniones privadas para hablar con senadores que le deben la candidatura, como ocurrió el jueves 14 de diciembre en casa del senador Eduardo Robinson Bours A la cita llegaron los senadores Emilio Gamboa, Natividad González, Héctor Michel, Sofia Tamayo y Arely Madrid, ante quienes Labastida les pidió que defendieran más su imagen, en privado y en tribuna, de los ataques de los madracistas "Defiéndanme por favor", suplicó Sin embargo, Arturo Núñez, a quien Labastida apoyó para la gubernatura de Tabasco en el pasado proceso electoral, es el único que saca la cara por él combatiendo frontalmente a Madrazo "Roberto Madrazo ha perdido el sentido de la realidad porque las cuentas que entrega en Tabasco, en términos de la unidad del PRI, no le dan un sustento para aspirar a la dirigencia nacional, como si nada hubiera pasado No puede actuar como un autista" (Proceso No 1265, 29 de enero de 2001)

Comentarios