Cinismo, ilegalidad e impunidad, en la dirección espuria del PRI: Martínez Veloz

martes, 5 de marzo de 2002
El diputado Jaime Martínez Veloz declinó militar en el PRI, inconforme con la nueva dirigencia nacional, encabezada desde el lunes 4 de marzo por el exgobernador de Tabasco Roberto Madrazo Pintado La siguiente es su carta de renuncia A las Ciudadanas y Ciudadanos de México: Mañana se cumplen 8 años de aquél memorable discurso de Colosio, cuando planteó a la nación y a los priistas que "no quería ni aceptaba un voto al margen de la Ley" El pasado 24 de febrero no huno uno, sino miles, quizás cientos de miles de votos inventados por una maquinaria fraudulenta que traicionó la memoria de Colosio y el reclamo democratizador del partido A invitación de Luis Donaldo Colosio, ingresé al Partido Revolucionario Institucional en 1989 Una de las razones fue construir una alternativa democrática y de izquierda en el norte del país, a través del Movimiento para el Cambio Democrático dirigido en ese tiempo por Julio Hernández López Hoy, esa posibilidad, al menos desde el PRI ya no existe No seré quien hable de mi lealtad a los principios y al programa del Partido durante todo ese tiempo Ahí están los hechos, las acciones, los posicionamientos políticos, las gestiones realizadas y las iniciativas de ley presentados en todo momento que hubo oportunidad Nunca tuve confusión, como no la tengo ahora, entre el gobernante y el partido Como hombre de ideales y de convicciones firmes, siempre decidí y habré de decidir por las causas del pueblo El compromiso social asumido, motivó que la sociedad tijuanense me eligiera como representante popular, cargo que busqué honrar luchando, desde el Congreso del Estado y del Congreso de la Unión, por hacer de Tijuana y de Baja California un lugar más seguro, más democrático y más justo También ha sido para mí fundamental alcanzar la paz de la nación Desde 1996, cuando firmé en representación de la Cocopa los acuerdos de San Andrés Larráinzar entre el Ejército Zapatista de Liberación nacional y el Gobierno de la República he demandado a dos administraciones federales de uno u otro signo, el cumplimiento de ese compromiso de Estado Durante estos años he confrontado a la derecha gobernante en Baja California, por considerar que su propuesta de gobierno es contraria a los intereses del pueblo A lado de la militancia priista, luchamos hombro con hombro, construyendo anhelos y sembrando esperanzas, pero también junto a ella sufrí la decepción por la imposibilidad de construir un partido democrático, que se convirtiera en una alternativa de poder tanto en el estado, como en el país Fue doloroso constatar que los mayores enemigos del PRI, se encuentran dentro del partido Los grupos atrasados del priismo nacional convirtieron el proceso de elección priista en un espectáculo denigrante Esos grupos son los que durante la contienda interna del PRI, para la elección de la dirigencia nacional, pusieron en marcha todas las prácticas ilícitas y antidemocráticas existentes que se suponía pertenecían al pasado Si lo que se quería era robustecer la imagen del partido en la sociedad, se logró precisamente lo contrario La legalidad, la democracia, la transparencia, fueron secuestradas, aunque hoy se hable en forma hueca, sin alma, en su nombre Una decepción adicional fue la incorporación de maestros del SNTE al fraude electoral Mi impresión de ellos era otra La votación fue adulterada en forma burda y grosera La mayoría de los funcionarios electorales de Tijuana y en muchas partes del país eran personas ajenas al PRI Incluso por las propias opiniones de nuestros militantes de base, a muchos de los que se detectaron los conocían por su simpatía o militancia con el PAN Desde el punto de vista legal los argumentos para invalidar la elección son contundentes y el proceso podría o podrá nulificarse en el Tribunal Federal Electoral, pero el daño a la imagen y a la esencia del partido es irreparable Como operación política el fraude fue efectivo, como acción partidaria, un suicidio Miles de priistas se encuentran lastimados, al verse inmersos ellos y su partido en una acción vergonzosa y denigrante Ganó, a la mala, el viejo PRI, el mismo que hace doce años entregó el poder al PAN en Baja California, gracias a su desprestigio y el hartazgo que produjeron en la sociedad; el PRI que creó las condiciones para la pérdida de la Presidencia de la República y que con esta elección interna demostró su incapacidad en transformarse en la alternativa que anhelaba la sociedad mexicana ¿Cómo volver a creer, después de esto? El desprecio al voto de la sociedad y a lo mejor de sí mismo es una fractura que empezará a pagar el partido en las próximas elecciones Si al PRI le falla la memoria, a la sociedad no Sí, no, al tiempo Lo más lamentable es que haya cancelado la oportunidad histórica que le representaba elegir limpiamente a sus dirigentes, y con ello recuperar la credibilidad de la ciudadanía, y la vanguardia política Haber perdido la Presidencia es daño menor que el que ahora se infringió al PRI, Quienes saben de política coinciden en ello Después de estos hechos, estoy convencido que el proyecto de recuperación de Baja California y del país no pasa por el partido El PRI pudo construir un nuevo pacto interno, con reglas claras y confiables, y un compromiso de futuro; en ese pacto creímos priistas y ciudadanos, pero los intereses existentes prefirieron el camino tortuoso con la idea equivocada de que el fin justifica los medios El desenlace del proceso del 24 de febrero presagia la imposibilidad de ofrecer un proyecto político partidista que beneficia a la militancia y al país Por el contrario, existe el riesgo muy palpable de transformar al partido en una franquicia al servicio del actual poder Ejecutivo y de otros grupos de poder, abonando con ello la leyenda negra del PRI Por todo lo anterior y considerando que no estoy dispuesto a validar y seguir la línea de una dirección nacional surgida de un proceso contrario al espíritu primigenio del PRI, severamente cuestionado social y políticamente, que por congruencia personal e ideológica, asumo que debo abandonar las filas del Partido Revolucionario Institucional, bajo cuyas siglas luché durante más de 12 años y que a mi juicio, hoy se aleja gravemente de sus raíces, de sus logros históricos y de sus principios Por mi parte, desde una posición independiente, continuaré manteniendo mis ideales y convicciones, buscando nuevas formas de lucha y compromiso con las fuerzas progresistas y de izquierda que se oponen al proyecto neoliberal, que tiene sumidos en la miseria a millones de mexicanos Nuestro país merece un mejor futuro que espero contribuir a alcanzar, sumando mi esfuerzo a esta misión de muchos Con el resultado adulterado, ganaron los que hicieron del cinismo una norma, de la ilegalidad una conducta, de la impunidad un hecho cotidiano, del olvido histórico una actitud partidaria Mi último voto priista fue por la fórmula Beatriz Paredes y Javier Guerrero, a quienes admiro y respeto En Beatriz reconozco a la persona que en el PRI condensa la capacidad, el talento y el compromiso con las mejores causas de la Nación Con Javier Guerrero, me unen lazos de fraternal amistad y años de lucha en las mismas trincheras de compromiso con la gente del pueblo En lo personal, creo que su lugar no debiera estar al lado de quienes conciben al PRI como una cofradía donde se vale todo, con el fin de conservar u obtener el poder Sin embargo, soy profundamente respetuoso de sus convicciones personales La división en el PRI manifiesta que no todo el partido es igual, ni todos los priistas coinciden con los métodos empleados, por lo que la batalla al interior será intensa Existen compañeras y compañeros de valía que siento dejar; cuadros honestos y nacionalistas que habrán de redoblar sus esfuerzos para dar alternativas a sus bases militantes hoy seriamente afrentadas, pero no creo que el camino sea validar a una dirección espuria y producto del fraude No creo en los discursos huecos y burocráticos, que para justificar lo injustificable, hablan de unidad e institucionalidad, cuando éstas no existen La inconsistencia ideológica, aunada al pragmatismo político puede confundir institucionalidad con complicidad Ante esta situación, hoy hago del conocimiento del público mi decisión de: · Renunciar de manera irrevocable al Partido Revolucionario Institucional · Constituirme en Diputado Independiente · Utilizar esta representación popular para el bien de los Baja Californianos y para alcanzar el cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés, los cuales firmé como testigo el 16 de febrero de 1996 en representación del Congreso de la Unión · Participar en la Construcción de una Gran Alianza Opositora en baja California, que le permita a la sociedad recuperar el clima de seguridad, participación y bienestar perdidos · Participar en la creación de un Frente Nacional Democrático, que aglutine a todas las fuerzas progresistas, democráticas, de izquierda, que enfrente con éxito al proyecto de la derecha mexicana, hoy en el poder Las tareas hacia el futuro son enormes, el país reclama un proyecto de nación incluyente construido a través de un proceso de Diálogo Nacional que fructifique en una Reforma del Estado Mexicano, donde el convocante sea el Congreso y la sociedad, la principal protagonista Una reforma que consulte a los obreros, a los campesinos, a los universitarios, a los jóvenes del campo y la ciudad, que recupere la humildad para reconocer que la ley indígena aprobada, no cumple las expectativas, el reclamo y la deuda histórica que México tiene con los pueblos originarios, Se requiere una nueva relación entre el Estado y la Sociedad Mexicana, donde los partidos dejen de ser sólo organizadores de elecciones y se conviertan en promotores de una nueva organización social que incorpore a la vida pública, la rica experiencia comunitaria del pueblo mexicano Algunas compañeras y compañeros me han planteado que están pensando en una decisión similar a la que hoy anuncio, otros me han dicho que piensan dar la lucha desde adentro del partido A unos y a otros respeto lo que determinen, pero me siento con la obligación de decirles que dentro del PRI hay muy poco qué hacer, ninguna organización política tendrá la confianza para tratar con una dirección surgida del fraude y la componenda Por ello os invito a construir un nuevo camino de esperanza, a luchar junto a nuestro pueblo por sus demandas, por sus reclamos ancestrales, por una nueva sociedad más justa, más democrática, más participativa Estoy convencido que los miles de priistas conforman la base social, son gente modesta, honesta y sincera, pero también los he visto frustrados e impotentes cuando van a promover el voto y hay quienes los increpan por actos de corrupción o represión, de los cuales son totalmente ajenos Reconocernos como lo que somos es el reto que nos espera a quienes hemos luchado juntos durante estos últimos años Algunos de mis compañeros han coincidido en esta decisión; otros se han solidarizado desde sus respectivas posiciones Todos ellos saben que siempre podrán contar conmigo Fraternalmente Arq Jaime Martínez Veloz Palacio Legislativo de San Lázaro, a 5 de marzo de 20002

Comentarios