Nadie nos puso "condiciones" para desalojar la embajada: Castro

miércoles, 6 de marzo de 2002
La Habana, Cuba - Luego del incidente de la toma de la embajada mexicana en Cuba, las complicaciones no han dejado de aparecer Esta vez, el presidente cubano, Fidel Castro, puso en evidencia al embajador mexicano, Ricardo Pascoe, al señalar que el diplomático jamás pidió trato humanitario para los intrusos, sino que fue él mismo, Castro, quien lo ofreció Y es que, horas después del desalojo de la embajada, efectuado el jueves pasado, Pascoe aseguró que al pedir ayuda al gobierno cubano se habían puesto varias "condiciones", entre ellas trato humanitario El 1 de marzo, el embajador mexicano en Cuba, Ricardo Pascoe, informó en entrevista con el noticiero "Monitor" que la noche del jueves solicitaron el apoyo del gobierno cubano para sacar de la embajada a las personas que 24 horas antes se habían introducido en busca de asilo político Aseguró que se pidió el "mínimo" uso de la fuerza y buen trato a los ciudadanos de Cuba Pero en un programa de televisión emitido en Cuba el martes, Castro aseveró que Pascoe jamás pidió nada de eso cuando le solicitó el desalojo de las personas que entraron por la fuerza a la embajada Y ante las cámaras leyó la carta que el diplomático mexicano le envió y en la que expone los hechos, pide ayuda para desalojar a la gente y manifiesta su intención de no presentar cargos En tal misiva, Pascoe no pide trato humanitario ni el "mínimo" empleo de la fuerza que aseguró haber pedido, dijo Castro Explicó que esta información se originó cuando su gobierno decidió incluir en el comunicado oficial que preparaba para notificar del desalojo el siguiente párrafo: "Adicionalmente, el gobierno mexicano expresó su deseo de que dicha medida fuese cumplimentada de modo que se evitara cualquier daño físico a los intrusos y con empleo mínimo de la fuerza" Ante el resto de los invitados al programa de televisión cubano, el presidente cubano agregó que es totalmente incorrecto que Pascoe manejara la versión de que "planteamos varias condiciones" y que "exigíamos" que el desalojo fuera con policías desarmados y el "respeto absoluto a los derechos de esas personas" Remarcó: "Fui yo el que dio instrucciones de no llevar armas" Asimismo, agregó que de haber sido cierto que el gobierno mexicano puso "condiciones", como dijo Pascoe, no las hubieran aceptado, pues quien dictamina la forma de proteger a una embajada extranjera es el gobierno cubano, no el gobierno de otro país "No admitíamos condiciones, porque condiciones que nos pusieran era para decir que no", enfatizó Y anotó que si el gobierno mexicano hubiera realmente pedido trato humanitario para los intrusos, ellos lo hubieran interpretado como una actitud de "duda" hacia la rectitud y la limpieza con que se conduce el gobierno cubano "Hubiera sido un tipo de condición inaceptable", resumió "Nosotros sí queríamos ayudar al gobierno de México con una decisión justa y honorable, teníamos que esperarnos porque no resultara ninguno golpeado, ninguno herido No sólo es tradición de nuestra Revolución, sino también la consideración por el gobierno mexicano", nadie nos lo tenía que pedir, como si fuéramos unos esbirros, dijo Y apuntó que el vicencanciller Gustavo Iruegas le pidió al canciller Felipe Pérez Roque que, de ser posible, el desalojo se realizara durante la madrugada del viernes primero, de forma discreta, y "sin uso excesivo de la fuerza" Por otro lado, "exoneró" de toda culpa al canciller mexicano, Jorge Castañeda, en el incidente de la toma de la embajada "Nosotros no decimos, y lo aclaro categóricamente, que Castañeda tenga responsabilidad con lo ocurrido Sus palabras fueron manipuladas no estoy acusando a Castañeda, más bien lo estoy exonerando" El líder cubano achacó toda la culpa a la emisora norteamericana Radio Martí, dirigida por cubanos en el exilio, de haber tomado las palabras de Castañeda para propiciar la toma de la embajada De Fox dijo que su relación con él era buena y amistosa Es un hombre de honor, señaló Y aseveró que la llamada telefónica que sostuvieron para hablar del incidente fue "muy respetuosa para darme las gracias por lo que habíamos hecho, para darme las gracias por la protección de la embajada" Categórico, manifestó que nunca saldrá de Cuba nadie que entre a una embajada extranjera de forma violenta

Comentarios