El drama de los niños de Tepito, La Merced, Garibaldi...

sábado, 9 de marzo de 2002
Se mantienen mediante la prostitución y padecen sus consecuencias Los niños de Tepito, La Merced y Garibaldi, que apenas logran sobrevivir atrapados por la drogadicción, son retratados por Proceso, en su publicación del domingo 10 de marzo, a través de las historias contadas por cuatro de ellos Patricia y Carmen, adolescentes todavía, son madres ya, y el hijo de la segunda está sometido a estudios médicos para saber si está infectado de SIDA, como su madre, quien lo adquirió en las calles, al igual que Andrés Proceso relata la historia de este último, de apenas 15 años de edad, quien tras ser abandonado por su madre en una tienda quedó a merced de los maltratos de su padre Decidió deambular antes que ser golpeado, y pronto un vendedor de periódicos, a cambio de comida, lo indujo a prostituirse Luego vinieron las adicciones, la forma en que los niños abandonados olvidan el hambre Carmen, con una historia similar a la de Andrés, detalla la dificultad de la vida en La Merced, a la que se integró como prostituta a los nueve años de edad Ahora busca un empleo formal, pues busca rehabilitarse mediante la ayuda de la Casa Alianza, ya que sabe que no podrá ver crecer a su hijo si no se recupera Luis Alberto, hijo de un narcotraficante asesinado, narró a Proceso la historia de su "residencia" en las calles del Barrio de Tepito, después de que su padrastro lo corrió sin que su madre entrara en su defensa, pese a que el menor intentó ayudarla cuando el sujeto la golpeaba Luis Alberto, dentro de su propia casa, sufría el abandono, eso lo llevó a las drogas desde temprana edad Y después, se volvió "especialista en robos con violencia" Todo fue para que su mamá "lo pelara", agregó El relato de Patricia, también actual residente en Casa Alianza, no fue menos revelador "Mi mamá me abandonó a los tres días de nacida Mi abuela me tomó, vivíamos en Veracruz, a veces me dormía en la playa, hasta que a los cinco años regresó mi madre Nos empezamos a llevar bien, pero después ella se juntó con un señor Me pegaba ella, me pegaba él", dice en el reportaje que publica Proceso, cuyo número empieza a circular el domingo 10 de marzo