Sacerdotes mexicanos también han cometido abuso sexual, acepta la CEM

miércoles, 10 de abril de 2002
México, D F- Tal como ha quedado evidenciado en Estados Unidos y en Europa, en México también algunos sacerdotes mexicanos han cometido abuso sexual, reconoció la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) Sin embargo, la máxima autoridad religiosa del país justificó el asunto argumentando que los prelados practicantes de la fe católica "no son ángeles, y están en un ambiente (el religioso) en el que se propician las tentaciones" La polémica por la pederastia, el homosexualismo o la violación de mujeres jóvenes por parte de sacerdotes en pleno ejercicio de su profesión, se reavivó recientemente, luego de que la revista Proceso (1326) presentó un reportaje que ha puesto ? de nueva cuenta-- en tela de juicio, la práctica de los cánones impuestos a los sacerdotes, practicantes del catolicismo El texto hace pública la denuncia de niñas y niños abusados sexualmente por los jerarcas Las revelaciones inauditas han causado polémica y han movido los entretelones de la 73 Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) que inició el martes El tema, evitado hasta por el Vaticano, fue abordado en la reunión de católicos, pues no se podía ocultar más: los sacerdotes mexicanos también han cometido abusos sexuales, y pese a que no existen cifras ni denuncias al respecto, como las que han salido a la luz en Estados Unidos y en Europa, lo cierto, de acuerdo con los prelados, es que esa "tentación" es real El vicepresidente del CEM, José Guadalupe Martín, afirmó que en México no existen cifras que revelen cuántos sacerdotes pederastas han sido detectados; pero en el vecino país la tendencia señala que del 3 por ciento de sacerdotes que abusan sexualmente de una persona, el 03 por ciento lo hace contra niños Y a manera de justificación, el prelado sostuvo que no se puede comparar la educación moral de México con la de la Unión Americana Es diferente, dijo, allá son más liberales, remató Por ello, consideró como una ofensa que se califique a los sacerdotes de homosexuales A su vez, el obispo de Córdoba, Eduardo Patiño, afirmó que las leyes de la religión católica reformadas en abril del año pasado establecen que los casos de pederastia y abuso sexual cometidos por prelados son tratados en la Santa Sede, y prescriben en 10 años El prelado también justificó la actuación de sus compañeros sacerdotes, argumentando que la mayoría de las veces son acusados sin que hayan cometido ningún delito ni que haya pruebas en su contra Defendió que la educación que se les da a los seminaristas es muy humana, y el celibato es una condición que no se le impone al jerarca católico Sin embargo, el reportaje de Proceso es contundente Muestra testimonios de jóvenes que fueron objeto de abuso sexual por parte de sacerdotes pederastas Presenta las historias de prelados como John Geoghan, acusado de abuso sexual al menos por 130 personas y revela cuál era su modus operandi También pone en entredicho la moral del Vaticano, al asegurar que los máximos jerarcas católicos, incluido el Papa Juan Pablo II, saben qué sacerdotes son pederastas y homosexuales y no hacen nada por remediarlo La medida en que han incurrido las autoridades católicas ante esta situación es únicamente cambiar a los presbíteros acusados a otras parroquias o encerrarlos en clínicas de rehabilitación, en donde la terapia para "curar sus enfermedades" está basada en la lectura de la Biblia y la ingestión de fármacos que eliminan el deseo sexual 10/04/02