Aprueban en Chiapas instalar retenes para frenar el tráfico ilegal de madera

sábado, 13 de abril de 2002
Tuxtla Gutiérrez, Chis (apro)- El Congreso chiapaneco aprobó el decreto forestal mediante el cual instituciones públicas ecologistas y corporaciones policiacas estatales y federales, incluyendo al Ejército Mexicano, intentarán poner fin al trafico ilegal de maderas preciosas extraídas de la tala clandestina Tras varios días de discusión entre los mismos legisladores de diferentes partidos políticos y funcionarios del gobierno local, en sesión extraordinaria se acordó "la obligatoriedad para la revisión y verificación de la legal procedencia de productos forestales maderables en la entidad" durante los seis meses siguientes Según la Ley Federal Forestal, los únicos responsables de estas revisiones son los agentes de la delegación local de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), pero ante la incapacidad de hacerlo por falta de recursos humanos y financieros, el gobierno estatal interviene, a través de este decreto local aprobado Con este decreto se crea también la Comisión de Inspección y Vigilancia Forestal integrada por las instituciones locales y federales de conservación y protección de la flora chiapaneca Así mismo, se instalarán alrededor de 14 puntos de revisión, donde estarán presentes, acompañando a los agentes de la Profepa, la PGJE, Seguridad Pública, Policía de Caminos local y federal, PGR, PFP y el Ejército Mexicano En estos retenes sólo se revisará a los vehículos que transporten madera, aclaró Jaime Magdaleno Ramírez, subsecretario de Desarrollo Forestal Diagnósticos elaborados sobre la crisis en la degradación de los recursos forestales ubican a Chiapas como uno de los más graves, ante ello, este mismo día la Comisión Nacional Forestal (Conafor) anunció una inversión de 120 millones para esta entidad, destinados a la reforestación y conservación de recursos maderables La mayor parte de estos recursos son para proyectos ubicados principalmente en la zona de la selva Lacandona y región fronteriza de la entidad, regiones calificadas como "críticas", seguidas por la región de los Altos y Chimalapas, en los límites con Oaxaca, donde este día se dio a conocer la presencia de un fuerte incendio que amenaza con arrasar con parte las 164 mil hectáreas de tierras que se disputan comuneros y ejidatarios de ambos estados 12/04/02