Urge modernizar sindicatos y revisar política laboral: UNT

sábado, 13 de abril de 2002
Puebla, Pue (apro)- El líder colegiado de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), Francisco Hernández Juárez, dijo aquí este viernes que es urgente modificar la cuestión laboral del país, lo que implicaría no sólo una revisión a las políticas patronales, sino también modernizar los sindicatos obreros Reprobó la existencia de algunas organizaciones de trabajadores "que, lejos de servir a los intereses de la clase obrera, están del lado de los patrones", lo que se aprovecharía para incurrir en explotación y poco o nulo apego a lo que marca la Ley Federal del Trabajo (LFT) en lo referente a prestaciones y derechos laborales Igualmente se manifestó por la descentralización de las actividades sindicales, pues comentó que en cada entidad se viven situaciones distintas que exigen tratamientos particulares e inmediatos Todo esto teniendo como escenario de fondo la incertidumbre que de nueva cuenta se vivió en los pasillos de la armadora Volkswagen, donde continúan los despidos anunciados desde el mes pasado, que llegarán a mil 300 a fines de este 2002 Aunque ya se había dado la noticia de que serían despedidos más de mil empleados de manera "escalonada" en los meses que restan del año, la incertidumbre laboral regresó a la armadora, al avisarse de otros 160 ceses que se sumarán a los 300 eventuales que no fueron recontratados en marzo Y es que, si bien sus poco más de diez mil trabajadores fueron partícipes de la decisión de eliminar plazas laborales para evitar una disminución salarial que afectaría a todos, no saben quiénes se verán obligados a dejar su empleo en una de las empresas más importantes de la economía poblana El líder del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz de Volkswagen (Sitiavw), José Luis Rodríguez Salazar, explicó que, de acuerdo con la postura de la empresa, la reducción obligada de plazas obedece a la baja en la demanda de unidades producidas por esta armadora, sobre todo a raíz de los atentados terroristas que marcaron el inicio de una serie de dificultades para Estados Unidos, principal consumidor de productos mexicanos, incluidos los que fabrica la VW Precisó: "Tan sólo para este año, Estados Unidos canceló, de su pedido de importación, cuatro mil unidades" A esa cifra se agrega la determinación de los empresarios de reducir el número en todas las líneas que se producen en Puebla, lo que ni siquiera permitirá igualar el volumen de producción del 2001, que fue de 380 mil vehículos El líder sindical resumió: "Con esta situación no se puede responsabilizar a los trabajadores ni a la armadora en cuanto a calidad, porque hemos sabido mantener los niveles necesarios para que todas las unidades salgan en perfectas condiciones" 12/04/02