Se calienta el ambiente político en Colima

domingo, 14 de abril de 2002
Colima, Col (apro)- El activismo preelectoral que realiza desde hace unos días el secretario general de Gobierno, Jorge Humberto Silva Ochoa, en busca de la candidatura del PRI a gobernador del estado, despertó las críticas de diversos sectores políticos de la entidad, que exigen su renuncia al cargo por estimar que se encuentra en una situación de ventaja sobre el resto de los aspirantes Aunque desde las últimas semanas de 2001 Silva Ochoa inició una serie de desayunos con sectores políticos --disfrazados oficialmente como "festejos de cumpleaños"--, fue hasta principios de este mes que reconoció abiertamente su interés por participar en las elecciones de gobernador en los comicios de 2003 En una reunión con simpatizantes de Manzanillo, el martes 2 de abril, Humberto Silva afirmó que en caso de lograr la gubernatura del estado, el primer punto de su programa de trabajo será colocar al puerto no sólo en el plano turístico, sino también a nivel industrial A partir de entonces se han realizado al menos dos reuniones más en las ciudades de Tecomán y Manzanillo en las que dirigentes de colonias, regidores, diputados locales, líderes de taxistas, organizaciones de mujeres y empresarios se han pronunciado en favor de la precandidatura de Silva Ochoa Propietario del diario local Ecos de la Costa, Silva Ochoa es considerado padrino político del actual gobernador, Fernando Moreno Peña, pues lo ha respaldado desde hace más de 30 años, cuando ambos participaron en movimientos estudiantiles a través de la Federación de Estudiantes Colimenses (FEC) y fundaron el llamado Grupo Universidad, que a finales de la década de los setenta tomó el control de la Universidad de Colima De 1979 a 1989, Jorge Humberto Silva Ochoa fue rector de la institución educativa, cargo que heredó a Moreno Peña, quien en 1997 fue designado candidato del PRI al Gobierno del estado En un lapso de veinte años, ambos personajes y algunos de sus allegados ocuparon diversos cargos públicos a través del tricolor, como diputaciones federales y locales, senadurías, presidencias municipales y espacios en el gabinete estatal Cuando Moreno Peña llegó a la gubernatura designó como secretario general de gobierno a Héctor Michel Camarena, identificado con Humberto Silva Sin embargo, en 1999 Michel --ahora senador-- dejó el puesto para coordinar la campaña de Francisco Labastida en Colima y en su lugar entró Silva Ochoa, quien desde entonces dejó de aparecer como director general en la portada del periódico de su propiedad A raíz de que el secretario general de Gobierno hizo pública la intención electoral de las reuniones en las que ha participado, se desató una serie de críticas surgidas de personajes ligados al PRI, PAN y PRD, quienes advirtieron el riesgo de que se desvíen recursos públicos hacia el proselitismo personal El diputado federal Jesús Orozco Alfaro, uno de los principales aspirantes a la candidatura priista, exigió que tanto el gobernador como Humberto Silva aclaren sus posturas en torno al activismo del secretario de Gobierno "Si anticipadamente se visualiza un proceso viciado, no me prestaré a un proceso de ese tipo que, además, afectaría de manera importante la unidad y la fortaleza de nuestro partido; seguiré trabajando al interior del PRI, siempre y cuando haya una contienda equitativa y limpia", advirtió en declaraciones a la prensa local El secretario general del comité estatal del PAN, Gabriel Salgado Aguilar, estimó en conferencia de prensa que "sería deseable que Silva Ochoa renuncie a su cargo para que realice proselitismo político de manera abierta y sin ventajas" Sin embargo, el gobernador, Fernando Moreno --quien estaba de vacaciones cuando Silva Ochoa inició su proselitismo--, respaldó a su colaborador al decir que "todos los aspirantes tienen desayunos y reuniones, no hay que escandalizarnos por eso, hay que verlo como algo normal" Explicó el mandatario: "Estamos en un periodo de actividad previa a las elecciones, todos los actores políticos están movidos en todos los partidos, no únicamente en el mío y no sólo funcionarios de mi gobierno, sino también funcionarios públicos que tienen otras responsabilidades como presidentes municipales, diputados y senadores andan en lo mismo" En el que ha sido su único pronunciamiento al respecto, Humberto Silva Ochoa publicó el lunes anterior un desplegado en su periódico, Ecos de la Costa, en el que respondió a las críticas en su contra "Ninguna disposición legal --expuso--, aunada a mi indeclinable lealtad al señor gobernador del estado, me impide asistir a reuniones organizadas por amigos o simpatizantes que libre y espontáneamente me han expresado su decisión para que participe en el proceso de selección interna del partido en el que milito desde mi juventud, para elegir al candidato que contienda en los comicios del 2003" Añadió: "Es evidente que no existe la dualidad funcionario-candidato que se ha expresado; por consiguiente, tampoco puedo renunciar al ejercicio de mis derechos políticos La calidad de candidato se adquiere y se legitima a través del proceso que oportunamente establecerá el partido al que pertenezco"

Comentarios