Chávez: gobernar un país dividido

lunes, 15 de abril de 2002
Caracas - Los venezolanos se despertaron este domingo con Hugo Chávez Frías nuevamente como presidente y asumieron que el líder empresarial, Pedro Carmona Estanga, fue apenas una breve pesadilla dictatorial de 24 horas de duración Es más, muchos se extrañaron porque durante todo el día del sábado 13, cuando una manifestación de la población exigió el regreso de Chávez --preso 36 horas antes--, ninguna televisora, ni ninguna radio informó lo que pasaba Una década atrás el entonces teniente coronel de paracaidistas Hugo Chávez Frías había ingresado a la opinión pública venezolana con un "por ahora", cuando fracasó en un golpe militar y se entregó En la madrugada del viernes, dejó el palacio de Miraflores sin resistirse por la fuerza Y al tercer día resucitó sin disparar un tiro Este lunes, Venezuela amaneció en calma, después de dos jornadas de saqueos en algunas áreas suburbanas de Caracas, que dejaron un saldo de 34 muertos y 320 heridos Temerosos de reprimir, policías y militares miraban de lejos las acciones de saqueo y atentado a la propiedad privada A las 7:30 de la tarde del sábado 13, la televisora nacional, que fue sacada del aire por el gobernador del estado Miranda, Enrique Mendoza --quien apoyó el golpe--, pudo salir al aire con interrupciones gracias a otra manifestación callejera ?llamada aquí "poblada"--, que exigió frente al canal oficial la salida inmediata de los militares que la ocupaban Y así, junto con las informaciones que transmitían los corresponsales extranjeros, se cortó el cerco mediático Mientras en las calles de Caracas y otras ciudades del interior se vivía una de las jornadas más trascendentes de la historia moderna venezolana, los canales privados de televisión pasaban tiras cómicas, películas y novelas "Es una vergüenza: los venezolanos tuvimos que enterarnos de lo que sucedía viendo por cable las cadenas internacionales de noticias", señaló el analista político Alvaro Verzi Algunos despistados se enteraron de los acontecimientos alrededor del mediodía: sólo dos diarios de los seis principales que circulan en la capital venezolana salieron el domingo a la venta, pero los demás, incluidos los influyentes "El Nacional" y "El Universal", prefirieron excusarse de salir por falta de personal y supuesta falta de seguridad La sucesión de acontecimientos sorprendió a todo el mundo: un presidente transitorio puesto por generales a las cinco de la tarde del viernes era desalojado apenas 24 horas después Allí incidió la acción conjunta --pero no combinada-- de graves desaciertos y torpezas del gobierno de facto, militares constitucionalistas, una "poblada" chavista y la información de lo que sucedía, censurada por los medios dentro y fuera del país El gobierno de Pedro Carmona, "el breve", apoyado por mandos militares, sectores de la ultraderecha --incluido el Opus Dei--, personeros empresariales, tuvo la torpeza de desconocer por completo la Constitución y dejar sin efecto los poderes legalmente constituidos, como la Asamblea General, los gobernadores y los alcaldes La "poblada" ?autogestionaria-- cortó todos los accesos y salidas de Caracas y ocupó las calles para exigir el regreso del presidente constitucional Fue este uno de los factores clave que los golpistas no habían tomado en cuenta y que precipitó al embajador estadounidense Charles Schapiro a reconocer el gobierno de facto en la mañana del sábado Otro factor clave: la condena internacional ?encabezada por los 19 países del Grupo del Río? a la ruptura institucional en Venezuela y los problemas del gobierno de Carmona para obtener reconocimiento en el exterior Fue la "poblada" la que alimentó a los militares constitucionalistas, en especial al jefe de la brigada de paracaidistas de Maracay, general Raúl Baduell, a hacer un llamado para reconstruir el hilo constitucional El desenlace de la crisis institucional ocurrió cuando comandantes de varias guarniciones se negaron a reconocer a Carmona como presidente, en clara oposición con la postura que sostenía hasta ese momento el alto mando militar "Reconozco que ha habido una fractura en la institución militar", dijo el domingo 14 el general Belisario Landis, comandante de la militarizada Guardia Nacional, que se mantuvo leal a Chávez Pero "puedo decir con toda propiedad que tenemos un control absoluto sobre las Fuerzas Armadas", aseguró Landis, para recalcar que la crisis está superada Aunque sus secuelas se conocerán probablemente en los próximos días, cuando se designe un nuevo alto mando militar Uno de los principales adversarios políticos de Chávez, el alcalde mayor metropolitano, Alfredo Peña, manifestó su apoyo a la propuesta realizada por el presidente Hugo Chávez, de conformar lo más pronto posible un Consejo Federal de Gobierno, y aclaró que "he condenado siempre los golpes de Estado a través de toda la historia de mi vida" Pero el diputado Julio Borges, del derechista Primero Justicia (PJ), partido que tiene seis de los 165 escaños de la Asamblea Nacional, pareció no haberse enterado de los acontecimientos e insistió este lunes en pedir la destitución del presidente Hugo Chávez y la disolución de todos los poderes del Estado Borges, que con su partido apoyó el golpe de Estado, explicó que tras la renuncia de todos los poderes habría que conformar un "gobierno de consenso" en el que estarían representadas "todas las partes" y cuyo único objeto sería convocar a elecciones generales en un plazo máximo de seis meses País fracturado Ahora, Chávez tendrá el desafío de gobernar un país fracturado Decenas de miles de personas, la mayoría de extracción pobre, dieron la bienvenida al presidente durante la madrugada del domingo 14 Tres días antes, otros miles de venezolanos, fundamentalmente de clase media, se habían manifestado en las calles para pedir su relevo Los analistas y activistas humanitarios coinciden: la división política de la sociedad, que alcanzó incluso a las Fuerzas Armadas, persistirá seguramente si el gobierno no fomenta la tolerancia, el respeto a sus adversarios y el diálogo nacional con resultados palpables "El gobierno tiene el reto de promover la tolerancia entre todos los venezolanos, eso ya se lo habíamos advertido antes de esta crisis", comentó Carlos Correa, coordinador del Programa Venezolano de Educación y Acción en derechos Humanos (Provea) Pero también debe realizarse "una investigación completa, y con participación ciudadana, para determinar responsabilidades, de cualquier bando, en los sucesos entre el jueves y este sábado", dijo Correa El jueves 11, en el preludio del derrocamiento de Chávez, 25 personas murieron y más de 150 resultaron heridas en confusos hechos en el centro de Caracas, donde una manifestación de opositores al presidente se topó con simpatizantes de éste La mayoría de las víctimas fueron alcanzadas por disparos, al parecer de francotiradores Pero hay versiones contradictorias respecto de la responsabilidad, que algunos adjudican al bando chavista y otros a la Alcaldía Mayor de Caracas, a cargo del opositor Alfredo Peña Mientras, este domingo 14 y lunes 15 comenzaron a circular mensajes electrónicos y versiones de prensa en procura del reagrupamiento de la oposición, que la semana pasada se apoderó de la iniciativa política, con una huelga general por tiempo indeterminado organizada por empresarios y sindicalistas y una nutrida marcha callejera contra Chávez Pero las calles de la capital pertenecen nuevamente desde el sábado a los partidarios de Chávez, que celebraron este domingo su triunfo "El gobierno tiene el reto de gobernar en un país que está partido en dos, eso tiene que ser el tema central de nuestro primer consejo de ministros con el presidente Chávez", dijo el ministro de Educación, Aristóbulo Izturiz "La lección de todos estos sucesos debe ser, para todos, el respeto a la pluralidad política en el país, a la tolerancia", destacó el ministro, para quien en esta crisis "hubo talibanes (extremistas) de lado y lado", es decir en la oposición y el gobierno Chávez llamó a la conciliación nacional en su primer mensaje público, este domingo de madrugada: "vengo dispuesto a rectificar lo que tenga que rectificar (?) no habrá revanchismos ni persecuciones", señaló Como prueba de su voluntad de tender puentes para el diálogo, anunció para este jueves 18 la primera sesión del Consejo Federal de Gobierno, en el que participan todos los poderes públicos e incluso los gobernadores y alcaldes opositores El diálogo con la oposición supondría un importante cambio del panorama político, caracterizado en los tres años de gestión de Chávez por la falta de canales concretos de diálogo entre el gobierno y varios sectores de opinión El presidente también anunció la remoción del directorio de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), escenario de un corrosivo conflicto que, aparentemente, originó la temporal caída del presidente venezolano Antes del golpe de estado que lo apartó del poder durante dos días, Chávez se había negado a anular los nombramientos que los gerentes de la petrolera no aceptaban

Comentarios