La Doctrina Estrada está "en desuso" en todo el mundo, asegura Espina

martes, 16 de abril de 2002
México, DF - La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) manifestó su complacencia ante la postura externada por el gobierno mexicano en torno de la situación de los derechos humanos en Cuba El líder del organismo, Jorge Espina, se mostró contento, ya que la doctrina Estrada, de no intervención, es una actitud "en desuso" en todo el mundo, aseguró En conferencia de prensa, en la que informó de la realización de la 80 Asamblea Nacional Ordinaria de la Coparmex, así como de la segunda Cumbre de Organizaciones Empresariales Unión Europea, América Latina y Caribe, para fines de este mes, Espina Reyes apoyó la decisión del gobierno de Vicente Fox de votar a favor de un documento de exhorto al gobierno cubano para que avance en la situación de sus derechos humanos Este documento no es de condena, como otros anteriores elaborados en la ONU, dijo, "lo único que se pide es que haya revisión de derechos humanos Creo que debemos de avalar esta situación, independientemente de los esquemas ideológicos", manifestó Y, de forma tajante, desestimó la vigencia de la Doctrina Estrada en materia de política exterior, que postula el principio de la no intervención en los asuntos internos de los Estados "La Doctrina Estrada de no intervención, de ponerme de perfil ante todos los problemas del mundo, es una política que está en desuso en todo el mundo Todos tenemos que opinar en lo que sea", aseguró Sin embargo, de inmediato agregó que esta doctrina no se puede enterrar por completo, pues significaría volverse intervencionistas Agregó que "a lo que se está apostando con esa decisión del gobierno mexicano es que si hay atropellos a las garantías individuales en la isla se tienen que corregir, y si no, deberá quedar claro al mundo que no los hay" Todos los gobiernos, sean del signo político que sean, dijo finalmente, deben estar bajo el escrutinio ciudadano En tanto, la Promotora Internacional de Derechos Humanos también avaló la postura del gobierno mexicano y aseguró que todos los grupos opositores a Fidel Castro verán con beneplácito la medida En conferencia de prensa, el director de PIDH, Jorge Aranda, felicitó al presidente Fox "por este voto de congruencia y de valor razonada y valiente", que dejó atrás numerosas presiones políticas Pidió que esta postura "no se quede solamente en un voto, que vaya más allá, que vaya hacia el pueblo de Cuba, no sólo hacia el gobierno de Cuba, que no es toda la representación del pueblo" Tal como lo ha asegurado el propio gobierno mexicano, Aranda expresó que México tiene "autoridad moral" para recomendar a Cuba que trabaje en el ámbito de los derechos humanos, aun cuando en su territorio también se registren graves casos de violaciones a las garantías individuales En todos los países se violan los derechos humanos, agregó, y "aun así todos esos países pueden emitir su opinión acerca de otro país que está teniendo ciertos problemas en cuestión de derechos humanos, y sabemos que son buenos, aunque no los llevemos a la práctica", expuso México tiene la autoridad moral, dijo, porque se esfuerza en mejorar, "está tratando de encontrar caminos, como la libertad de expresión, la participación de las ONG y los partidos políticos" Finalmente, se pronunció por retirar de forma gradual el bloqueo de Estados Unidos a Cuba, pues quitarlo de golpe, consideró, podría traer consecuencias fuertes en materia económica, en tanto que en lo político, quitarlo sin obtener ciertas concesiones de parte de Castro, lo único que haría sería fortalecerlo16/04/02

Comentarios